Archivo diario: 29 Octubre, 2014


FINAL DEL CONCURSO NACIONAL DE COROS

El Coro Maximiliano Kolbe, segundo en el Concurso Nacional de Coros Escolares y José María Álvarez, mención de honor

No pudo ser. El Coro Maximiliano Kolbe, que firmó una actuación magistral el pasado día 13 de noviembre en el Auditorio Nacional, no pudo traerse a casa el Primer Premio del Concurso Nacional de Coros Escolares organizado por el Ministerio de Educación, que finalmente fue para el coro del colegio Manuel de Torres de Almoradí. Desde aquí les damos nuestra más sincera enhorabuena, por su excepcional actuación y por alzarse como mejor coro de España. El director de nuestro coro, José María Álvarez, sí recibió una mención de honor “fuera de programa” por su labor.

Desde las 11:00 h. de la mañana seis coros se enfrentaron en tres categorías distintas. El Kolbe competía en la última y se enfrentaba al Coro Crecer Cantando, Crecer Soñando, de Sevilla, que presentó un programa con piezas pop-rock actuales y un canto tradicional búlgaro. Los locales cerraron el certamen con un programa compuesto por un recorrido por la historia de la música para intentar coronarse como el mejor coro escolar de España. El repertorio elegido por José María Álvarez, director del coro, estuvo constituido por “Hymne à la nuit”, de J. P. Rameu, pieza obligada del concurso (s. XIX), “Oyd, oyd una cosa”, de F. Guerrero (s. XVI); “Khavlitye Gospoda s nyebyes”, de P. I. Tchaikovsky (s. XIX), y “Acuarela”, de Toquinho (s. XX).

En la primera pieza se pudo apreciar un trabajo estilístico muy rico, con un texto perfectamente pronunciado en francés y con una solista que se desmarcó por su timbre, afinación y expresividad. Acerca de la segunda, “Oyd, oyd una cosa” (s. XVI), fue todo un alarde del control vocal y técnico del coro, ya que se trata de una pieza a cinco voces y tres solistas. Completamente en el estilo del Siglo de Oro español, fue sin duda una de las joyas musicales del concurso.

La tercera obra, “Khavlitye Gospoda s nyebyes”, pieza rusa perteneciente al siglo XIX, constituyó un alarde vocal del coro, que manejó por completo todas las dinámicas necesarias, pasando de unos sutiles pianísimos a los fortísimos requeridos. Todas las notas estuvieron en su sitio y colocadas, con impecable técnica vocal. A esto hay que sumar la pronunciación en un fluido ruso.

Finalmente, “Acuarela” (s. XX) constituyó el punto de repertorio popular pero no por eso de menor calidad. El complejo arreglo musical estuvo acompañado de varios ejemplos de percusión corporal en un derroche de coordinación motriz. Ritmos sincopados, melodías no facilistas y energía desbordante fueron los puntos que caracterizaron el colofón musical del Coro Maximiliano Kolbe.

Nos quedamos con la convicción de que el Coro Maximiliano Kolbe firmó una actuación sobresaliente, como nunca; con la ilusión y la entrega de nuestros chicos, que lo han dado todo durante años para llegar al concurso al máximo nivel; con un proyecto musical de todo el colegio que culmina en la Escuela de Música y que tiene en este coro de voces mixtas su estandarte pero que cuenta con muchísimos niños que tocan instrumentos, cantan o bailan como expresión artística y parte fundamental de su vida; con los ex coralistas que ya no cantan con nosotros pero que hoy en día han decidido estudiar profesionalmente música gracias a este impulso; con las familias que comparten juntas el arte y la experiencia de cantar juntos.

En definitiva, nos quedamos con la música, que nunca nos abandona.

FOTOS DE LA JORNADA