MÚSICA


Uno de nuestros principios pedagógicos es la belleza como descubrimiento de la verdad. La experiencia de la belleza suscita en las personas la correspondencia entre el “yo” y la realidad. Despertar este “yo” como dato objetivo, cargado de exigencia de belleza, de verdad y felicidad, nos parece una de las tareas más delicadas e ineludibles de la educación. No hay conocimiento auténtico si no es mediante el atractivo que despierta la realidad que nos circunda. La Música es un instrumento pedagógico privilegiado para educar a través de la belleza. Por todo ello, en nuestro colegio damos especial importancia a la educación musical.

Nuestro cerebro y nuestro cuerpo crecen de una manera diferente cuando la música forma parte de nuestra vida, cuando los niños cantan, recitan, bailan, interpretan obras musicales, escuchan música, exploran, improvisan, imaginan y componen. Todos estos aspectos desarrollan sus habilidades psicomotrices y sus habilidades audio-perceptivas, estimulando la totalidad de su inteligencia.

Partimos de la experiencia musical, del goce y disfrute de escuchar música, bailar, tocar instrumentos, cantar…la teoría viene más tarde como necesidad. Damos mucha importancia a la creación musical, haciéndoles protagonistas de esa creación. Les enseñamos las herramientas necesarias para que ellos mismos puedan improvisar o crear:

  • Distintos movimientos para un baile
  • Pequeñas melodías improvisadas por ellos mismos con la flauta dulce
  • Creación de sencillas melodías y acompañamientos con los xilófonos y los metalófonos.
  • Creación de un texto para una melodía dada o composición de una música para un texto dado.

La clase de música desarrolla muchas capacidades en los niños:

  • Es un verdadero taller lingüístico
  • Desarrolla la lógica matemática
  • Desarrolla las habilidades visual-espacial y audio-perceptiva
  • Ayuda a ejercitar las habilidades sociales, a respetar y tener en cuenta al otro puesto que es un trabajo comunitario no solitario.
  • Produce una gran alegría y emoción

El canto es el instrumento fundamental, se trabaja especialmente en Drama and Songs, (siempre con acompañamiento de piano) y se tiene especial cuidado en la afinación, la impostación de la voz, la respiración y la interpretación.

Es tal la importancia que tiene la educación musical desde el comienzo de la vida de un niño para desarrollar sus distintas inteligencias (estudios científicos en neurodidáctica así lo demuestran) y tan poca la importancia que se le da en el currículo escolar español, que el colegio amplia esta formación a través de la Escuela de Música. En ella se ofrecen distintas disciplinas grupales: Música y Movimiento, Lenguaje Musical, Coro, Percusión Corporal; y se ofrecen distintos instrumentos: violín, violoncello, piano, guitarra española, guitarra eléctrica, flauta travesera y conjunto de flautas barrocas. (Toda la información está en el apartado de Escuela de Música).

EMPEZAMOS EL DÍA CON…

Entramos en el colegio escuchando una obra musical (puede ser barroca, clásica, romántica, del siglo XX o contemporánea) previamente seleccionada y que luego escuchan en la clase, creando así un hábito de escucha y disfrute de la música culta, y de conocimiento de los distintos compositores, instrumentos e intérpretes.