TIC


En un mundo como el actual, el uso de las nuevas tecnologías es imprescindible. Es necesario conocerlas y convertirlas en una herramienta de trabajo, pero no menos necesario es que este uso sea el adecuado en función de las edades de nuestros alumnos. Conocer las posibilidades de las nuevas tecnologías y hacer un uso adecuado de ellas ofrece grandes oportunidades si se emplean con inteligencia y capacidad crítica.

Durante un tiempo considerable hemos estudiado su implantación en el Centro, conociendo las experiencias de otros centros educativos así como de personas que nos han guiado en su implantación en nuestro Colegio.

Ha sido un objetivo central que las herramientas que se ponen a nuestro servicio estuvieran al servicio de nuestro Proyecto Educativo y, ocupando el lugar que les corresponde, no se convirtieran en un objetivo en sí mismas.

En estos momentos, el Centro cuenta con excelentes medios tecnológicos en todas las etapas académicas distribuidos por todas las aulas y espacios de trabajo: Ordenadores, proyectores ultracortos, pizarras interactivas, dispositivos de conexión entre proyector y pizarra, etc.

Nuestros alumnos aprenden a trabajar en un entorno de “nube”. Usamos un servicio de alojamiento de archivos compartido para toda la comunidad educativa. Cada alumno y profesor cuenta con espacio para almacenar sus archivos y compartirlos.

En Secundaria utilizamos una plataforma digital para una comunicación más rápida, eficaz y fluida entre alumnos y profesores.

Para los cursos de 4º ESO, 1º y 2º Bachillerato, hemos desarrollado el Proyecto IPAD. Cada profesor y alumno tiene su IPAD como medio para enseñar y aprender. El Ipad es un instrumento exclusivamente de trabajo, tanto en el aula como en casa, que requiere de un aprendizaje como herramienta de estudio y trabajo que va mucho más allá de su mero dominio técnico. Los profesores elaboran su propio material didáctico, valorando las diferentes aplicaciones educativas antes de implantarlas. Es evidente el ahorro en libros de texto que conlleva para nuestras familias.

El uso de de este dispositivo en el aula aporta, sobre todo, una mejora metodológica y didáctica, aportando inmediatez en la búsqueda de información, facilitando la corrección en común, añadiendo ventajas en la organización y presentación de los contenidos, facilitando el trabajo en equipo y posibilitando a los alumnos un papel más activo y participativo en su propio aprendizaje. El profesor tiene la misión fundamental de ayudar al alumno a situarse delante de la realidad, puesto que más información no significa mecánicamente más conocimiento.

Como es de esperar, los alumnos deben aprender a vivir en un entorno que integre las modernas herramientas digitales, que se adapte a un estilo de vida móvil y fomente la colaboración y el trabajo en equipo. Se trata de ir más allá de la tecnología, para en su lugar, enseñar a los alumnos a crear e innovar mediante la tecnología.