USO DEL IPAD EN EL LABORATORIO DE FÍSICA


Javier Spínola, profesor de Ciencias de E.S.O. y Bachillerato, nos describe un experimento relacionado con un contenido que incluimos en nuestro primer número de este blog, el uso práctico del iPad en el aula.

Los alumnos de primer curso de Bachillerato realizan a lo largo del curso una serie de prácticas que facilitan la comprensión de determinados conceptos de la asignatura de Física. Para estos tipos de ejercicio, el uso del iPad como herramienta de apoyo es interesante desde todos los puntos de vista, como veremos a continuación.

Como profesor, propongo la tarea a realizar a través de la plataforma Google Classroom, que los alumnos pueden encontrar en sus iPads, y que permite integrar a la tarea un documento con el guión y las instrucciones respecto al informe final que se espera recibir. Puedo incluir enlaces con referencias, archivos de apoyo u otros materiales de consulta, e incluso una rúbrica para que entiendan los criterios de evaluación y así puedan ajustarse a lo que se espera de ellos.

El experimento concreto que propongo en este caso tiene que ver con el análisis del movimiento uniformemente acelerado (m.r.u.a), un aspecto de la cinemática.

Instrucciones
Trabajando en equipos de 3/4 personas, deben diseñar un experimento que les permita estudiar el m.r.u.a. Se aconseja el uso del siguiente material.

  • una tabla de madera
  • una canica
  • el iPad
  • material auxiliar del laboratorio (dependiendo del montaje de cada grupo)

La primera fase del experimento es la llamada toma de datos: los alumnos diseñan el experimento (por ejemplo,  hacer rodar la canica sobre la tabla de madera colocada con cierta inclinación) y aplicar sus conocimientos teóricos para registrar la información que este sencillo hecho les aporta. Usarán el iPad como cámara de fotos, como cámara de vídeo en modo lento y como cronómetro de precisión.

La segunda fase implica distribuir la información que han registrado en la primera fase, en tablas u hojas de cálculo. El iPad les permite utilizar aplicaciones de cálculo como Numbers. Posteriormente, deberán realizar representaciones gráficas de los datos empleando aplicaciones dedicadas como Desmos, Geogebra o el propio Numbers.

La tercera fase consiste en la elaboración de un informe de laboratorio completo, a partir del conjunto de datos, tablas gráficas y análisis estadístico correspondiente.

A la hora de revisar el informe, la aplicación Classroom permite la comunicación bidireccional profesor – alumno. Como profesor, tengo en tiempo real una vista previa del estado de la tarea, es decir, cuántos alumnos han completado el trabajo, y cuántos quedan pendientes. Puedo corregir varias versiones de un trabajo, colocar avisos visibles para todos los alumnos o comentarios de la tarea concreta de cada alumno. Esto no implica que el alumno deba estar constantemente pendiente de la plataforma, ya que siempre vamos anunciando oralmente lo que van a ir encontrando en la plataforma.

En general, pienso que el uso del iPad y sus aplicaciones mejoran mucho la calidad del trabajo final que el alumno puede entregar y, lo que es más importante, plantea escenarios donde se dan constantemente pequeños retos de fácil resolución. El alumno madura haciendo frente a estos retos y está más preparado para el acceso a la Universidad que antes.