ROSTROS DE UNA HISTORIA


Conmemoración de la liberación del campo de exterminio Auschwitz-Birkenau

Descarga el número especial que hemos dedicado sobre este evento en elQuincenal | N.40

El 27 de enero de 1945, aún sin finalizar la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Soviético entró en el complejo del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, en la actual Polonia, liberando a los prisioneros que allí se encontraban. Ahora, para recordar este evento y conmemorar el 70 aniversario de la liberación de Auschwitz, el Colegio Internacional Kolbe, en coordinación con el Centro Sefarad-Israel y el Instituto Polaco de Cultura, organiza una serie de eventos para recordar la Historia más reciente y reflexionar sobre las catástrofes o fanatismos del ser humano, pero también sobre la luz que nace de la más oscura de las sombras.

En este sentido, durante la semana del 26 al 30 de enero se mostrará la exposición Visados para la libertad, abierta para quien quiera pasar a verla. En ella se pone de relieve el papel que muchos diplomáticos españoles tuvieron durante la Segunda Guerra Mundial, expidiendo documentos protectores que facilitaran a numerosas víctimas del Holocausto la huida del terror. La importancia de estos heroicos actos, generalmente al margen de la ley, viene dada por el hecho de que tras la ocupación alemana de Francia en 1940 España se convirtió en la frontera occidental del Tercer Reich, y para miles de perseguidos, en el único paso hacia la libertad.

La semana dedicada a conmemorar la liberación de Auschwitz tendrá su punto álgido el jueves 29 mediante dos actos dirigidos a los alumnos de 4.º de ESO, 1.º y 2.º de Bachillerato. Por una parte, la polaca Janina Rekłajtis nos ofrecerá su testimonio personal de su paso por el campo de tránsito de Pruszków, por Auschwitz-Birkenau y por Berlín-Renickendorf, uno de los campos subalternos de Sachsenhausen. Tras la conferencia, el reconocido especialista en el Holocausto Jesús Maguregui ofrecerá una charla titulada “Siguiendo los pasos de la Shoah”.

Nuestro colegio es especialmente sensible al sinsentido del Holocausto, puesto que San Maximiliano Kolbe, sacerdote católico polaco, murió en Auschwitz el 14 de agosto de 1941, mediante una inyección de fenol y tras pasar dos semanas en una pequeña celda, sin comida.

Esta semana dedicada a conmemorar el inicio de la liberación de numerosos campos nazis de concentración y exterminio se complementará en clase desde distintas asignaturas, donde reflexionaremos sobre uno de los momentos más dramáticos de la historia de la humanidad.

El periódico on-line Clave Local ha realizado un magnífico reportaje sobre el evento. Leer más