Colegio Internacional Villanueva de la Cañada, Madrid
+34 918 117 681
secretaria@colegiokolbe.com CONTACTO

SEMBRAR JUNTOS

SEMBRAR JUNTOS

La vida encerrada en las semillas | Departamento de Ciencias de Primaria

Este mes de abril del que T.S. Eliot decía que era el “mes más cruel porque hace brotar lilas de la tierra de la tierra muerta”  hará florecer a los olivos, llenará nuestros campos de los olores de lavandas, jaras,  tomillos y romeros.

Pero este abril es distinto, percibimos el avance de la primavera desde casa, observando quizás, el abrirse de las rosas en el jardín o el verdeo de los árboles desde el balcón. Es un tiempo para percibir la existencia de lo esencial, aislados y curiosamente, en comunión. Habitamos en este abril dentro de una espera que mira lo primigenio, que humaniza desde lo elemental, que observa atenta la vida misma en sus perfiles más verdaderos, que no solo mira lo que el trabajo de los días va dando, sino, más que nunca, lo que somos.

Abril es en la naturaleza tiempo de flores, pero también tiempo germinación, de ese milagro nacido de algo tan insignificante y pequeño como una semilla. La luz, la humedad y el calor hacen despertar la vida dormida, contenida y encerrada en una cáscara. En el suelo de huertas, bosques y campos nacen plantas y arbolillos que llevaban tiempo esperando.

 

A sembrar…

Os proponemos que durante el tiempo de encierro en las casas se siembren semillas y, cuando esta dificultad pase, podamos compartir el milagro de la germinación, convertido en bosque de arbolillos o un pequeño huerto que crezca más allá de este tiempo que nos ha tocado vivir. Puede ser bonito compartir, mostrar o intercambiar esos arbolillos frutales que también salieron del encierro oscuro de una semilla, un signo de la salida  y de la esperanza.  

Es sencillo. ¿Os apuntáis? Quizás dentro de mucho tiempo en un jardín, crezca un bonito árbol que nos recuerde que una vez estuvimos en casa sin poder salir,  pero que aprendimos y volvimos a vivir juntos.

 

Cómo sembrar

Sembrar es muy sencillo. No requiere de materiales complejos, ni técnicas difíciles, solo se necesitan semillas de lo que consumimos en casa. Obviamente, también necesitaremos tierra, recipientes, tiempo y paciencia.

Semillas que se pueden plantar:

       Las de todo tipo de fruta como manzanas, limones, mandarinas, naranjas, aguacates, nísperos…

       Frutos secos al natural (sin tostar y con cáscara): almendras, nueces, piñones…

       Semillas de hortalizas y verduras como tomates, calabazas, pimientos…

 

Para sembrarlas se pueden utilizar tiestos, recipientes reciclados como botellas o tetrabricks o incluso directamente en la tierra si se dispone de un pequeño espacio libre en el jardín. Las semillas de frutas, verduras y hortalizas son pequeñas, hay que enterrarlas de forma muy superficial.

Ejemplo de germinación de semillas de manzana.

Manzanos y perales

Estas semillas presentan letargo y tardan en germinar. Germinan antes si se mantienen en la nevera en arena o algodón algo húmedo durante 20 días. Después se pasan a la tierra con mucho cuidado. Abridlas con atención porque muchas de ellas ya están germinadas dentro de la manzana, ya que esta fruta pasa mucho tiempo en cámaras de frío. Os encontraréis el trabajo hecho y solo tendréis que sembrar.

Semillas ya  germinadas extraídas de una manzana y listas para sembrar

Cítricos y nísperos

Las semillas de las naranjas, limones y mandarinas pueden ser plantadas directamente y empiezan a germinar entre 10 y 25 días después.

Tomates, calabazas, melones, sandías, lentejas, judías y pimientos

Estas semillas germinan en unos 6-12 días si se plantan a poca profundidad en tierra húmeda (no encharcada) y tienen temperaturas en torno a 15-20 grados centígrados.

Aguacates

Suelen germinar bien tanto sembrados directamente en tierra como en un pre-germinado utilizando el conocido método colocarlo sobre un vaso con agua sujetado con palillos. Al poco tiempo tendremos una bonita planta de interior.

Sorpresas

A veces los pájaros son grandes aliados en la siembra, es frecuente que en nuestro jardín incluso en tiestos pequeños, aparezcan pequeñas plantitas sobre todo de morera o durillo que las especies de aves urbanas dispersan y ayudan a propagar.

También es posible experimentar con especies como el mango, la papaya, cerezas, albaricoques, melocotones o frutos secos.

 

Más ideas: