Archivo Categorías : Blog


EDITORIAL NOVIEMBRE

Clara Fontana, Directora Académica del Colegio, reflexiona sobre cómo educar hoy.

El pasado viernes 20 de octubre tuvo lugar en el colegio un encuentro con Franco Nembrini, nuestro gran amigo. Volvió a ser un soplo de aire fresco, que nos hizo salir de nuevo con energías renovadas, con ganas de volver a empezar las veces que sea necesario. Solo por esto ya merecía la pena ir.

Pero, además, quería compartir con vosotros lo que está siendo objeto de reflexión entre nosotros en los últimos tiempos y que le preguntamos a Franco el otro día. Os recomiendo ver su intervención para ahondar en ello. Al comienzo de curso nos preguntábamos cuáles son los rasgos que definen la sociedad en la que vivimos y uno de los que detectamos como más llamativos es la pérdida de certeza respecto a la realidad. Nuestros jóvenes (y nosotros, no nos engañemos) viven en un mundo cada vez más virtual, cada vez más rápido e inconsistente, algunos hablan de una sociedad “líquida”. Y quizás sea oportuno preguntarnos si nosotros participamos también de ese alejamiento de la realidad.

Vivimos muchas cosas, muy deprisa, pero tenemos déficit de experiencia porque nada nos toca, nada deja huella, enseguida pasamos página y vamos a lo siguiente. Vivimos instalados en el cambio, en la opinión inconsistente, en la auto-referencialidad. Tal vez todo lo que estamos viviendo estos días en nuestro país con respecto a Cataluña pueda ser paradigmático para entender lo que digo.

En cuanto a nuestros hijos, lo podemos ver en cómo tratamos de evitarles sufrimientos o dificultades; en cómo nos duelen sus errores, como si fueran un juicio sobre nuestro ser padres o una mancha imborrable en sus vidas, en vez de ser una ocasión para el perdón y para dar un paso; en cómo tantas veces en la adolescencia desaparece el diálogo y la comunicación y no dejamos espacio a las preguntas, esas benditas preguntas que todos tenemos y que nos guían tantas veces a buscar la verdad, tan denostada por el relativismo reinante.

El resultado es que de la realidad solo nos llegan impresiones, pero no evidencias. ¿Cómo educar en la experiencia, en la relación con la realidad, también cuando ésta duele o no es como pensábamos?

Banner Franco Nembrini

Solo podemos educar en esta apertura a la realidad si, como dice Franco en su intervención, tenemos una percepción positiva de la realidad y de nosotros mismos. Es decir, si partimos de una hipótesis positiva, de la existencia de un significado, aunque este sea tantas veces misterioso e incomprensible. Sin esta percepción positiva de la vida, vivimos tratando de defendernos de ella – por cierto, inútilmente, porque la vida siempre nos hiere – y eso es lo que les enseñamos a nuestros hijos. Sin buscar un sentido se bloquea el diálogo apasionante con las cosas que se llama conocimiento y experiencia. Pegarnos a los hechos y no a nuestras ideas es un ejercicio que todos podemos y debemos hacer para que no prevalezca nuestra idea o nuestra impresión de las cosas frente a las cosas mismas. Y, por otra parte, si nuestros hijos no perciben en nuestra mirada su valor, independiente de cómo estén ellos en este momento, no tendrán una percepción positiva de sí mismos y crecerán en la inseguridad, siempre con la sensación de no estar a la altura de nuestras expectativas.

 


LOS DRAGONES EN EL MAR. TRABAJO POR RINCONES

Puri Arribas, coordinadora de Infantil, nos explica cómo aprenden los mayores del ciclo.

Los alumnos de tercer curso de Infantil, los llamados “Dragones”, han vuelto del verano entusiasmados por todo lo que tiene que ver con el mar. Recogiendo su interés y sus ganas de saber más, las profesoras están trabajando este trimestre sobre un apasionante proyecto: el fondo marino. El contenido del proyecto parte de lo que los alumnos conocen y de sus experiencias previas, así como de los materiales que traen a clase. Es importante partir de su interés concreto, porque es el que posibilita su aprendizaje, y en el Colegio tratamos de incentivarlo respetando su forma de conocer y de aproximarse a la realidad, que es siempre global y a partir de situaciones de la vida cotidiana.

En clase aplicamos el sistema de trabajo por rincones, común a todo el ciclo de Infantil, que además de organizar el espacio y los materiales permite al grupo trabajar en varias zonas de actividades y juego al mismo tiempo, siempre en función del proyecto que estamos trabajando. Este sistema responde a las necesidades y posibilidades madurativas de cada niño, y da opción al profesor atender a su evolución en las diferentes áreas de desarrollo. Al conocer mejor a cada niño, las intervenciones, propuestas de actividades y materiales, se adecuan mejor a la realidad del grupo.

El alumnado se estructura por equipos, donde el niño obedece a una forma de trabajo concreta, lo que le permite socializar, respetar las normas y aprender cómo organizar su tarea o planificarse. Esta metodología permite al profesor obtener información del alumno frente a distintas situaciones. La dinámica de trabajo fomenta la autonomía del niño  y  su responsabilidad, ya que se ve constantemente enfrentado a la toma de decisiones: dónde ir, qué solución aplicar ante una dificultad, qué elegir…Esto le aporta seguridad en su desempeño y confianza en sí mismo, lo que facilita enormemente el aprendizaje.

Cada aula se distribuye físicamente en espacios fijos y delimitados.

Desde el tatami, o rincón de construcción, los alumnos trabajan en grupo la coordinación espacial  con piezas grandes, como maderas, coches, animales y otros elementos adecuados para jugar en el suelo. Construyen lo que tienen en la cabeza y en el corazón: un barco, un fondo marino con animales, agrupando, clasificando y ordenando tipos de animales: los que viven más abajo se ponen debajo, los que viven más arriba se colocan más altos, etc… La experiencia de trabajar juntos les devuelve, también, la enseñanza de que se disfruta más y se obtiene un mejor resultado que trabajando en solitario.

En el rincón de motricidad fina se requiere una mayor habilidad motriz que será básica para el futuro desarrollo de la escritura, como la prensión, el agarre y la agilidad en dedos y mano; los alumnos adquieren destrezas en el manejo de elementos muy pequeños, como pequeños animales del mar, para los que construyen del mismo modo que en el rincón anterior.

El lenguaje y el afán por conocer se desarrollan en el rincón de lectura, la biblioteca, que ahora mismo es el más rico, y donde se está desarrollando buena parte del proyecto: allí pueden encontrar “libros” con las investigaciones sobre los animales que ha hecho cada niño. Su formato, compuesto de imágenes, permite que ellos puedan explicárselo unos a otros sin la presencia del adulto. También encuentran libros de información con muchas imágenes, que ellos conocen previamente y que han traído de casa para compartir. Hay también cuentos del mar con relatos, y aunque no saben leer aún, son capaces de diferenciarlos de los anteriores. En la biblioteca encuentran también las palabras del proyecto, con imágenes que les sirven para adquirir vocabulario, al tiempo que juegan de dos en dos a contar las sílabas que forman esas palabras a través de palmadas, guardando después las tarjetas en la caja correspondiente. En la biblioteca cantan también las canciones del proyecto, como “Acuarela”, de Toquinho, cuya letra pueden seguir a través de cuadernos donde las tienen pictografiadas. Hacen también teatros de marionetas pequeñas del mar. Crean entre ellos una historia, lo que implica trabajar el consenso y el sentido de la historia,  y la representan a los demás.

El rincón de plástica permite desplegar toda su imaginación a través de la creación libre. Representan experiencias significativas para ellos, como la del zoo, dibujando los animales que más les gustaron.  Estos días están dibujando el animal marino que más les gusta, tratando de representar el mayor número de detalles. Si olvidan alguna cosa, recurren a las imágenes de los libros de información que tienen en la biblioteca. También  están haciendo un retrato suyo como submarinistas que será la portada del libro donde al final del trimestre se recogerá toda la información, aprendizajes  y producciones  más relevantes del proyecto.

Disfrutan especialmente de “la casita”, el rincón de juego simbólico donde se convierten en padres, se disfrazan de peces payaso o cocinan algas marinas para cenar. Allí vivencian lo que aprenden en el proyecto e interiorizan el mundo de los adultos, lo que les ayuda a comprenderlo mejor.  La representación de roles y la simulación de situaciones son necesarias para su socialización, resolución de conflictos con otros niños y a expresión oral y emocional.

En el rincón de experimentos, tienen a su disposición recipientes de agua y de arena y experimentan con objetos para ver si flotan, recogen agua para hacer trasvases, verifican el funcionamiento de los molinos de agua, contrastan la capacidad de los recipientes, y muchas cosas que les sorprenden al tiempo que les hacen aprender muy rápido.

El rincón de juegos de mesa es uno de los más disputados, y en él trabajan la memoria, la atención, el conteo… estos días tienen un memorie y una oca de animales del mar, que les ayudan a desarrollar la lógica matemática. Estas aptitudes se verán también reforzadas en el rincón de copia de patrones,  donde se pone en juego su función ejecutivaEl juego de mesa les permite también aprender a esperar su turno, a respetar las reglas y a plantear hipótesis.

Como resultado de este trabajo de rincones, el ambiente que se crea es  creativo y enriquecedor, ya que  surgen continuamente reacciones y descubrimientos en las distintas áreas que son compartidos por los demás.

A continuación, vemos un vídeo donde cuatro dragones exponen sus respectivos trabajos de investigación sobre animales del fondo marino. No os lo perdáis.


EL VALOR DE LA MÚSICA EN PRIMARIA

Ana Ledesma, directora de Primaria y profesora y coordinadora de música, nos explica el sentido de la música en el Colegio Kolbe y su aplicación en Primaria.

El objetivo general del Centro respecto a la música es su práctica y experimentación como elemento didáctico fundamental. Queremos que el niño descubra la belleza de la música, porque corresponde a su naturaleza, y lo conseguimos a través del canto, el baile, la interpretación y la escucha.

La música y el baile trascienden el componente lúdico, encierran un aprendizaje que no es evidente a simple vista: hay muchas matemáticas, geometría, lengua, arte, historia, además de lo que supone formar parte de un grupo: tener en cuenta lo que hace cada uno, respeto por el compañero, saber escuchar y esperar.

Todo el trabajo que hacemos está basado en la certeza de que la música es un elemento educativo de primer orden. Nuestro objetivo es que los estudiantes desarrollen mucha sensibilidad musical, que disfruten con la música y darles las herramientas para que fuera del cole puedan seguir haciéndolo.

Los profesores que nos dedicamos a esto somos un grupo de apasionados por la música que trabajamos para conseguir que sea un verdadero factor diferencial del Colegio. Aparte de los del colegio, contamos con un grupo de profesores de la Escuela de Música con una formación extraordinaria fuera de España. Cabe destacar la labor de Pedro Álvarez, director y profesor de la Escuela y nuestro Director del coro, José María Álvarez, que ha llevado al coro del Colegio a ser uno de los más destacados de España y que transmite la belleza de la música con verdadera pasión. Contamos también con la colaboración de padres del colegio que son músicos y otros entusiastas que siempre apoyan las actividades musicales.

En Primaria, nuestro trabajo parte de una premisa práctica: la música hay que vivirla, experimentar con ella, manipular los instrumentos. Por este motivo, empezamos cada día escuchando música, que resuena por los pasillos y acompaña a los alumnos en la entrada, mientras se dirigen a sus clases. Lo hacemos para educar el oído en la belleza, y además conseguimos elevar su estado de ánimo. Cada año nos basamos en una temática concreta: compositores, instrumentos…este año nos hemos decantado por la temática “Bandas sonoras”. En el acceso principal del colegio colocamos un cartel que explica qué esta sonando y quién es el compositor, ofreciéndoles además algunos datos sobre su vida y obra en la web y en los perfiles del Colegio en redes sociales. Los alumnos prefieren las obras barrocas, clásicas y las españolas de Granados, Albéniz, Rodrigo. y, por supuesto, vibran especialmente ante la música actual de bandas sonoras, que conocen bien. Todas estas obras musicales las pueden encontrar en la web del colegio en “Empezamos el día con…”

A la hora de experimentar con la música, no partimos de la partitura sino de la improvisación. Damos al alumno las herramientas para que improvise y desarrolle su creatividad. Se pide a cada uno el máximo que pueda dar de acuerdo a su capacidad y entendiéndose siempre como parte de un grupo.

En lo referente a la escucha, que es un elemento fundamental, en mis clases intento que los alumnos entren en absoluto silencio, como si se tratase de un teatro. Se sientan y ven durante cinco o diez minutos el vídeo donde aparece la orquesta que está interpretando la música de la semana. Los alumnos que entran en clase más nerviosos se relajan.

En las clases de Música trabajamos el canto (al igual que en la asignatura de Drama & Songs), los instrumentos de percusión, la flauta, instrumentos de láminas (xilófonos, metalófonos, carrillones), cultura musical (audiciones de distintas épocas), danza, lenguaje musical y relajación.En inglés trabajamos la música con la asignatura de Drama and Songs, en la que los chicos aprenden musicales con un soporte de piano en vivo que les ayuda a vivirlo de forma distinta a un apoyo de CD o un vídeo de You Tube. La música vivida motiva a los alumnos de otra manera.

La enseñanza musical en Infantil, Primaria y Secundaria está coordinada con la Escuela de Música, y el fruto del trabajo realizado por los alumnos se da a conocer durante  varios momentos en el año: Santa Cecilia, patrona de la música (actividad interna), fiesta de Navidad, Open Day y Musicales de fin de curso.

Este año, para los alumnos de Primaria comenzaremos en noviembre con un ciclo de Conciertos Didácticos que tendrá lugar en el Centro Cultural La Despernada, para lo que contamos con el apoyo del del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada. Durante estos conciertos, los alumnos tienen la oportunidad de escuchar música interpretada por el maestro Cítera (pianista y pedagogo a nivel internacional) que nos ofrecerá un concierto didáctico de piano.

El coro es una realidad de la que nos sentimos orgullosos. Es una fuente de autoestima, de alegría, un elemento que educa como el que más. Un alumno que académicamente no es el más brillante, pero que reúne muchas aptitudes para la música o tiene una voz preciosa, se siente seguro y valioso participando del coro. Somos conocidos entre los colegios de Madrid por nuestro coro, y tenemos un palmarés brillante.El curso pasado (2016/17) se desarrolló un ciclo de conciertos a cargo del coro y de dos pianistas antiguos alumnos del colegio. Sirvió para acercar la música a familias del colegio y para becar a algunos niños de nuestra Escuela de Música o comprar instrumentos. Este año, todos los coros dirigidos por José María Álvarez (los del Colegio San Ignacio de Torrelodones, CEU, Kolbe y Diversity Youth Choir ) reunirán a doscientas personas en el escenario para interpretar el “Gloria” de Antonio Vivaldi. Tendrá lugar el próximo 16 de diciembre a las 19:00 h en el Polideportivo del Colegio. 


USO DEL IPAD EN EL LABORATORIO DE FÍSICA

Javier Spínola, profesor de Ciencias de E.S.O. y Bachillerato, nos describe un experimento relacionado con un contenido que incluimos en nuestro primer número de este blog, el uso práctico del iPad en el aula.

Los alumnos de primer curso de Bachillerato realizan a lo largo del curso una serie de prácticas que facilitan la comprensión de determinados conceptos de la asignatura de Física. Para estos tipos de ejercicio, el uso del iPad como herramienta de apoyo es interesante desde todos los puntos de vista, como veremos a continuación.

Como profesor, propongo la tarea a realizar a través de la plataforma Google Classroom, que los alumnos pueden encontrar en sus iPads, y que permite integrar a la tarea un documento con el guión y las instrucciones respecto al informe final que se espera recibir. Puedo incluir enlaces con referencias, archivos de apoyo u otros materiales de consulta, e incluso una rúbrica para que entiendan los criterios de evaluación y así puedan ajustarse a lo que se espera de ellos.

El experimento concreto que propongo en este caso tiene que ver con el análisis del movimiento uniformemente acelerado (m.r.u.a), un aspecto de la cinemática.

Instrucciones
Trabajando en equipos de 3/4 personas, deben diseñar un experimento que les permita estudiar el m.r.u.a. Se aconseja el uso del siguiente material.

  • una tabla de madera
  • una canica
  • el iPad
  • material auxiliar del laboratorio (dependiendo del montaje de cada grupo)

La primera fase del experimento es la llamada toma de datos: los alumnos diseñan el experimento (por ejemplo,  hacer rodar la canica sobre la tabla de madera colocada con cierta inclinación) y aplicar sus conocimientos teóricos para registrar la información que este sencillo hecho les aporta. Usarán el iPad como cámara de fotos, como cámara de vídeo en modo lento y como cronómetro de precisión.

La segunda fase implica distribuir la información que han registrado en la primera fase, en tablas u hojas de cálculo. El iPad les permite utilizar aplicaciones de cálculo como Numbers. Posteriormente, deberán realizar representaciones gráficas de los datos empleando aplicaciones dedicadas como Desmos, Geogebra o el propio Numbers.

La tercera fase consiste en la elaboración de un informe de laboratorio completo, a partir del conjunto de datos, tablas gráficas y análisis estadístico correspondiente.

A la hora de revisar el informe, la aplicación Classroom permite la comunicación bidireccional profesor – alumno. Como profesor, tengo en tiempo real una vista previa del estado de la tarea, es decir, cuántos alumnos han completado el trabajo, y cuántos quedan pendientes. Puedo corregir varias versiones de un trabajo, colocar avisos visibles para todos los alumnos o comentarios de la tarea concreta de cada alumno. Esto no implica que el alumno deba estar constantemente pendiente de la plataforma, ya que siempre vamos anunciando oralmente lo que van a ir encontrando en la plataforma.

En general, pienso que el uso del iPad y sus aplicaciones mejoran mucho la calidad del trabajo final que el alumno puede entregar y, lo que es más importante, plantea escenarios donde se dan constantemente pequeños retos de fácil resolución. El alumno madura haciendo frente a estos retos y está más preparado para el acceso a la Universidad que antes.

 

 


DOS ALUMNAS DE BACHILLERATO, FINALISTAS DE LAS BECAS EUROPA

Marcela Duque y Daniela Carrillo son alumnas de segundo curso de Bachillerato y finalistas del programa Becas Europa.

El programa Becas Europa es una iniciativa del Banco de Santander y la Universidad Francisco de Vitoria para potenciar el talento, premiar la excelencia y apoyar la creación de redes de liderazgo. Su objetivo principal es construir una red de universitarios líderes en Europa dispuestos a sacar lo mejor de la institución universitaria y reflejarlo en la sociedad.

Como candidatos, cada colegio presenta a un reducido número de alumnos que defienden su candidatura enviando un vídeo y cumplimentando un formulario a través de la web del programa. Los ganadores disfrutarán de un viaje cultural por Europa donde tienen ocasión de conocer las mejores universidades y participarán, a lo largo de su carrera, de actividades de carácter extracurricular que les educan en el liderazgo orientado al bien común.

Daniela Carrillo es alumna de Bachillerato de Ciencias. Deportista y creativa, practica la natación sincronizada desde los 7 años. Lo que más le interesa del programa de Becas Europa es el compromiso, con el que se siente cómoda y por el que apuesta a futuro, ya que sueña con estudiar la carrera de Medicina y convertirse en neurocirujana para aportar su granito de arena a esta sociedad.

Becas Europa tiene como objetivo potenciar el compromiso de los jóvenes universitarios con su propia formación y siento que este objetivo ha sido hecho para mí. Me comprometo conmigo misma y con el programa a poner todo de mi parte para alcanzar ese objetivo apasionado que me he marcado.

Para mí será un orgullo representar a mi Colegio allá donde quiera que esté. Me siento orgullosa de formar parte de esta gran familia que me ha visto crecer. Por otro lado, recibir la oportunidad de visitar la cuna del conocimiento, sería una gran recompensa a todas mis horas de estudio y esfuerzo, también me parece muy estimulante.

 

Mi objetivo es estudiar una dura carrera, Medicina y para alcanzar esa meta creo poseer los valores que debe tener un candidato a esta beca: capacidad de estudio, espíritu de superación, sacrificio y disciplina para estudiar. Algo que continuaré haciendo durante toda mi vida.

El personaje histórico que más le impresiona es Albert Einstein, que supo reconocer en su lecho de muerte que Dios es un misterio comprensible. “Esto me da la certeza de ser un instrumento de Dios”. El consejo más valioso que ha recibido procede de su madre: “lo que das recibes, lo que lanzas vuelve”.

A continuación publicamos el vídeo con el que Daniela se ha convertido en finalista de esta edición de las Becas Europa.

Marcela Duque estudia Bachillerato de Ciencias Sociales, es amante de la música y el teatro. Nos cuenta que su interés por este programa nace de la oportunidad de aprender y conocer más culturas, así como de implicarse mucho personalmente. Quiere estudiar un doble grado de Derecho y Relaciones Internacionales para, quizá, dedicarse a la diplomacia.

Me impactó haber sido seleccionada de entre mis compañeros y tenida en cuenta como una posible candidata. Pronto comprendí que mis profesores forman parte de nuestro círculo y que no solo ejercen una labor educativa, sino que nos guían en el camino hacia la madurez y la superación personal.

Me gustaría recibir esta beca porque soy una persona trabajadora, y porque comprometerme con nuevas experiencias y actividades me ayuda a disfrutar más del día a día, impulsándome a no caer en lo monótono de una rutina. Disfruto organizando y tomando las riendas en lo que pueda parecer una situación complicada. No me cuesta relacionarse con gente de distintos entornos y empatizar. Mi interés por esta beca nace principalmente de las diversas oportunidades que ésta ofrece, como el aprendizaje de cultura en general.

Voy a conocer gente con mis mismos intereses e inquietudes. Por otra parte, esta experiencia me va a ayudar a saber lo que realmente es el compromiso con la vida académica y la vida en general. Oportunidades así no se presentan a menudo, y menos a edades tempranas, por eso sé que esta oportunidad me hará madurar y crecer como persona.

Preguntada por un personaje histórico admirable destaca a Juana de Arco, ejemplo de lucha, esfuerzo y amor por algo. El consejo más valioso para ella procede de su padre: “el cambio que uno desea ver en el mundo empieza por uno mismo”.

A continuación, publicamos el vídeo con el que Marcela opta a la XIII edición de Becas Europa.

Otros alumnos que han participado del programa Becas Europa a lo largo de la historia del Colegio Kolbe son: Aída Fernández Salazar, Ana Llabrés, Alberto Lens, María de Haro o Eugenia Simarro.


MI PASO POR EL KOLBE | MARÍA SERRANO

María Serrano, redactora de la revista TELVA y antigua alumna del Colegio, nos habla de su paso por el Kolbe. 

Aunque suene a cliché, a la hora de preguntarme qué quería hacer con mi vida, a qué le quería dedicar mi tiempo y mis (pocos) talentos, siempre tuve clara una cosa: quería contribuir a hacer de este mundo algo mejor. No en el sentido vanidoso de querer dejar huella, sino en el de darme a los demás, de que todo lo que hiciera cobrara un sentido último en la relación con los que me rodeaban.

Cuando llegué al Colegio Kolbe, en 4º de la ESO, atravesábamos todos una edad difícil en la que parecía que cada decisión que tomáramos sería determinante en nuestro futuro. En parte lo fue, y en parte no:
Gracias a algunos de los profesores que encontré en el camino, pude entender que el primer paso para saber qué hacer era saber quién era. Y esta diferencia esencial, que el ser es más importante que el saber, la aprendí en la relación con unos profesionales (hoy, amigos) más interesados en mi desarrollo personal que en las notas que sacara (que, por otro lado, fueron siempre buenas gracias a ellos).
También me enseñaron que para juzgar las cosas y tomar decisiones hay que partir de la realidad, y en relación con el futuro profesional había dos realidades que yo no me podía saltar: lo que me gustaba (mis inclinaciones) y lo que se me daba bien (mis talentos). Siempre he sentido una curiosidad insaciable y un interés desbocado por el mundo, por la actualidad y por entender lo que sucede. A la vez, comunicar (especialmente a través de la escritura) era algo que yo veía -y que mis profesores destacaban- que hacía naturalmente bien, así que tomé una decisión: la de ser periodista.
Gané el Premio Extraordinario de Bachillerato y entré en la universidad con una beca que me permitió empezar a trabajar desde el primer año, buscando siempre la noticia para darle a la gente información veraz. Porque sólo conociendo la realidad se puede ser realmente libre. Después de trabajar tres años en La Razón trabajé un año en el departamento de Comunicación del Colegio Kolbe, para devolver a los alumnos algo de la belleza que yo había encontrado allí. En la actualidad escribo reportajes en la revista Telva, un trabajo que me lleva a conocer destinos y personas fascinantes, además de colaborar con otros medios. Y en mi vocación periodística de hoy veo claramente la huella del Kolbe, en especial a la hora de entender la apasionante aventura que es vivir.