Archivo Categorías : Blog


LA LLAVE QUE ABRE TODO

Clara Fontana nos propone una imagen como síntesis de la exigencia educativa actual.

Queridas familias:

Bienvenidos al nuevo curso escolar, que comienza de nuevo lleno de ilusión y proyectos.

Una de las cosas que intentamos enseñar a nuestros alumnos es a mirar y observar con atención, así que ahora os propongo también a vosotros – como hice con los profesores el primer día – este ejercicio.

Mirad atentamente esta imagen. Se trata del cartel promocional de la feria de cómics y vídeo juegos que se celebró en 2014 en la ciudad italiana de Lucca. Su autor es Gabriele del´Otto. Nuestro amigo Franco Nembrini, vio precisamente en este cartel la síntesis de lo que es la educación, y quiero compartirlo con vosotros. Miradlo bien.

dell-otto-manifesto-lucca-comics-2014_th

Si os habéis fijado con atención:

  • Aparece en el fondo el plano de una ciudad medieval, Lucca, con sus murallas y calles, que se nos muestra como petrificada e insertada en una serie de engranajes y mecanismos que no están funcionando. Esto representa, por tanto, la realidad, no genéricamente sino mi realidad, mi trabajo, mi pueblo, mis circunstancias concretas. Sin embargo, aparecen solidificadas, obtusas, sin vida, como nos sucede tantas veces cuando nos quedamos solo en la apariencia de las cosas.
  • En medio de esta piedra muerta, aparece un foco de luz, representado por una pequeña cerradura iluminada que permite intuir algo luminoso detrás. Parece que el artista nos quiere decir que hay algo que puede dar vida a todo. Basta con tener el valor de abrir esa puerta, de superar la apariencia muerta y petrificada de la realidad, para dirigirnos a esa fuente de luz.
  • Pero, ¿quién puede acceder a esa luz, a ese misterio que es la clave de todo y que da vida y sentido a todo, que parece poner en marcha el mecanismo de lo real? Solo un niño, solo aquellos con mirada y corazón de niño, sencillos, que conservan el asombro ante las cosas y el deseo irrefrenable de conocer qué hay detrás de cada circunstancia, cuál es la verdad que indica esa cerradura. Fijaos en esa cara del niño, un poco traviesa, como quien ha descubierto un secreto. Está seguro y contento de dar el gran paso, porque ha descubierto que tiene la llave en la mano, su llave. Y, agradecido, se gira hacia quien le ha entregado ese tesoro, sus padres, sus maestros, que desaparecen para dejar el protagonismo al joven y su relación única con la realidad.

Esta es la exigencia educativa más urgente  en el momento que vivimos: ayudarnos entre nosotros y ayudar a nuestros niños y jóvenes a buscar la verdad, a adentrarse en la realidad con su corazón en la mano sin miedo, con esperanza, entregarles esa llave que abre todo, o mejor dicho, ayudarles a ser conscientes de que poseen esa llave y a tener el valor de pasar esa puerta. Sólo si existe esa luz que asoma por la cerradura, si existe esa cerradura (el significado de todo) y si existe la llave (el corazón, razón y afecto) es posible la educación.

Precisamente porque estamos convencidos de todo ello, os deseamos a todos un buen curso y queremos proponeros a quienes lo deseéis comenzar con una eucaristía el viernes 5 de octubre. A ella asistirá el obispo de nuestra diócesis, don Ginés, y tendrá lugar en la parroquia de San Carlos Borromeo a las 19:30. Nos encantará saludaros ese día y, si no, en las próximas citas que tendrán lugar este curso.

Un saludo muy cordial.

 

Clara Fontana.


BALANCE DE LA ETAPA DE PRIMARIA

Los alumnos de 6.º de Primaria hacen balance de lo que ha sido para ellos esta etapa que ahora finaliza.

El grupo

Al inicio de la Primaria nos separábamos mucho entre chicos y chicas, pero desde 5º nos gusta estar mezclados. En toda esta etapa hemos disfrutado mucho de los amigos, de ganar en confianza todo el grupo, aunque nos gustaría jugar más todos juntos, y eso se da pocas veces, porque la mayoría de chicos prefiere el fútbol. En los recreos solemos jugar separados, pero nos encanta cuando nos juntamos y jugamos al sota, caballo, rey, o al vóleibol.A lo largo del año hemos hecho nuevos amigos que se han ido incorporando a nuestras clases y todos ellos se han sentido muy bien acogidos.

Curso a curso

  • El paso de infantil a Primaria fue un gran cambio. Pasamos de ser los mayores de Infantil a los más pequeños de la etapa. Para casi todos era algo muy deseado: ¡el patio de Primaria nos parecía muy grande! Se hizo raro empezar a llevar un uniforme distinto, y no tener los balones en un armario donde una profesora te los daba… empezar a hacer deberes, adaptarse a dejar de jugar y compartirlo todo para empezar a responsabilizarte de tus propias cosas. Creo que nos dimos cuenta de que Primaria era como una “asamblea” de las que se hacen en Infantil, pero durante todo el día. Había menos recreos y ratos de juego, pero fue toda una experiencia empezar a escribir y a leer, como descubrir algo nuevo de verdad.
  • Hasta 2º no había que estudiar casi nada, pero el cambio de segundo a tercero fue muy grande.
  • En 3º se dan los países, las capitales, el relieve… y ahí nos tocó aprender a estudiar. Nos gustó especialmente aquella vez que en clase de Science, en tercero, Reyes apagó las luces para ponernos música con ruidos de animales y Rafa se quedó dormido.
  • En 4º y en 3º nos divertíamos mucho con Amanda, creemos que nos ha enseñado muchas cosas y muy bien. Una vez hasta hicimos un mercadillo para aprender a contar. También nos acordamos de la famosa “Majorra” un animal que nos inventamos todos en clase de Miguel, en 4º. Tenía cuerpo de mariquita, patas de rana y cabeza de elefante.
  • En 5º fue todo un hito que nos dejaran utilizar el campo de fútbol 7, y ahora vamos siempre que podemos en los recreos de la mañana. Una gran experiencia con Reyes, en 5.º, fue la que liamos con la tarta que había que hacer para el proyecto de “The Witches” de Roald Dahl.
  • Este año, en 6.º, hemos disfrutado mucho de ser los mayores de Primaria, y de poder ayudar a los más pequeños en el comedor o tener algunas responsabilidades, como la recogida de alimentos de Infantil. Hemos disfrutado mucho de las horas de Educación Física donde nos han dado deporte libre: hemos jugado a fútbol, vólei, baloncesto…Académicamente ha sido sin duda el curso más difícil. Hay que estudiar mucho más para sacar buenas notas. Como anécdotas nos quedamos con cuando aprendimos Europa o hicimos el mercadillo.

Los profesores

Lo que más nos ha gustado de la Primaria han sido los teatros y las clases donde hemos tenido la oportunidad de aprender jugando. Los profesores nos conocen muy bien y han podido pensar buenos juegos para divertirnos mientras nos enseñan. Otra cosa que nos ha encantado han sido los mercadillos y los eventos solidarios, como el la fiesta de Navidad, el cross, etc.

Los que hemos estado en otros colegios vemos cómo aquí hemos tenido buena acogida entre los alumnos. Los profesores sacan a todos a hablar y se nos trata a cada uno con cariño. Todos vemos que se busca realmente lo mejor para el alumno. Cuando alguien tiene una duda, el profesor no descansa hasta asegurarse de que se ha comprendido bien. Nos gusta  especialmente que en los exámenes, no solo se tiene en cuenta la nota, sino que el esfuerzo se valora y nos hacen comentarios positivos respecto a lo que uno puede haber mejorado. Disfrutamos también mucho de poder hacer nuestras propias presentaciones y de tener oportunidad de crear.

Clase de sexto de Primaria

Transición de etapa

El paso a la ESO nos da un poco de miedo, sobre todo empezar a coger apuntes y estudiar. Nos han dicho que será más difícil, y que habrá exámenes globales, pero estamos contentos de cambiar de etapa, aunque volveremos a ser los pequeños.

Habrá muchos más profesores, por lo que si a todos les da por mandarnos muchas tareas… nos asustan un poco los partes de clase cuando uno hace algo mal, porque en Primaria casi no nos ponen. Nos parece muy apetecible tener asignaturas nuevas, como tecnología o química. Y nos da mucha pena que al final de la ESO algunos se irán a un instituto y dejarán de estar en el Colegio.

Hay cosas muy positivas, nuevas, como que podremos jugar en todos los campos de fútbol, y otras que desaparecen, como Science, que ahora será en español, o Historia, que será en inglés. Tendremos más cosas que hacer, y eso puede ser divertido, aunque nos han dicho muchas veces que tendremos que coger muchos apuntes y estudiar más. Creemos que nos han preparado muy bien para la ESO y por eso no va a ser tan difícil. Nos dan un poco de miedo los exámenes globales, pensamos que no podemos relajarnos nada respecto al ritmo de sexto.Creemos que tendremos menos tiempo en casa para jugar porque habrá más materias, nos tocará estudiar mucho más.

 

 

 

 

 


EDITORIAL JUNIO

Clara Fontana nos habla de lo que ha supuesto la 11ª promoción del Colegio, que se graduó el pasado viernes. Son los primeros alumnos 100% Kolbe.

El pasado viernes 8 de junio despedíamos a la 11ª promoción del Colegio, la primera 100% Kolbe. Muchos de estos maravillosos jóvenes empezaron hace 15 años su travesía por el Kolbe cuando eran los primeros ratones del Colegio, con Chus y Puri como tutoras.

Cada año llega este momento, envuelto en medio del maremágnum del final de curso, y aunque estemos inmersos en los líos y preocupaciones propios de este periodo del año, lo que me invade es un agradecimiento enorme. El agradecimiento nace de verles a ellos, a cada uno de nuestros alumnos. Son, sin duda, lo mejor de nuestro trabajo, su fruto maduro y visible. Y verles me llena de esperanza, algo sin lo cual es imposible vivir. La finalidad de nuestro trabajo adquiere un enorme sentido en este día en el que mandamos a estos hombres y mujeres al mundo.

El agradecimiento se dirige a muchas personas que han contribuido a hacer de estos jóvenes lo que son hoy. Ante todo, a sus padres, a los que les agradecemos de todo corazón que nos hayan confiado todos estos años lo mejor que tienen, sus hijos; al equipo directivo del Colegio, cuya labor – muchas veces oculta – ha sido mucho más esencial en su formación de lo que imaginan; a todos y cada uno de sus profesores, con especial mención a sus tutores: gracias por tantos desvelos.

Es innegable que cada promoción tiene sus batallas y la que ahora termina ha dado guerra, pero es también muy cierto que nos hemos divertido mucho enseñándoles. Han sido grandes discutidores y protestones, lo cual a veces es agotador, pero también divertido; también han sido muy alegres; y todavía no sabemos cómo lo hacían algunos para comunicarse estando cada uno en un extremo de la clase, pero ¡lo hacían!.  Además de ese carácter protestón – signo de un corazón grande, lleno de exigencias, sobre todo de justicia -, ellos han aprendido a fiarse, han confiado en nosotros y han seguido nuestras propuestas.

El que es sencillo percibe enseguida cuándo alguien le estima, aunque eso pase por tener que tragar a veces un jarabe amargo. El que es sencillo se fía cuando ve que quien tiene delante es de fiar. Y en ese camino de sencillez han crecido – no sin luchas y rebeldías – dejándose hacer, siguiendo lo que se les proponía y hoy podemos decir con orgullo que se han convertido en hombres y mujeres hechos y derechos. Y esto lo decimos muy conscientemente, porque han sabido afrontar este último año tan duro, algunos llevando mucho lastre a sus espaldas (el sufrimiento en sus familias; el agobio y la ansiedad, tan difíciles de controlar a veces; la frustración por el esfuerzo no recompensado como esperaban y seguramente como merece; las dificultades en las relaciones; …).

Como decía el lema de su clase, que les ha presidido todo el año: “Ningún mar en calma hizo experto a un marinero”.

Para terminar, quiero compartir las palabras de una persona que he descubierto recientemente leyendo un libro, Requiem por Nagasaki. Se llama Takashi Nagai  y fue un médico japonés que vivió solo 43 años, murió en 1951 y que vivió una vida intensa y apasionante, no exenta de dolor y dificultades. El era un gran amante de la poesía haiku, un tipo de poema del Japón muy corto, que evoca en pocas palabras el asombro y la emoción ante la naturaleza. Pero sobre todo fue un gran buscador, un hombre siempre atento a su corazón, y eso le llevó por caminos totalmente inesperados. Él decía lo siguiente:

Hay gente que escribe poesía haiku para ganarse la vida. ¿Sabes lo que pienso? Deberíamos hacer que nuestras vidas fueran poesías haiku. Ya trabajes duro en una fábrica ruidosa, bregues en un barco de pesca o luches por sobrevivir en una tienda deslucida. Hay gente que ha escrito poemas haiku inspirada en situaciones tan prosaicas como esas. Y nosotros, si de verdad queremos, podemos convertir cualquier tarea, las 24 horas de cada día, en un poema. Desde luego, primero tenemos que tener un alma que sea seria y luminosa al mismo tiempo. Tenemos que ver más allá de la superficie de las cosas, buscar la belleza escondida de todo y descubrir las cosas gloriosas que nos rodean. Así cada día se hace un poema haiku.”

“Hay gente que hace su trabajo porque tiene que hacerlo. Hacen la tarea, pero, en cuanto a libertad y alegría se refiere, pagan un precio. Los niños, por otra parte, juegan sus juegos con todo su ser porque conocen la libertad y la alegría. ¿Y no nos dijo alguien que teníamos que hacernos como niños?

Pues este es mi mayor deseo hoy para quienes han recorrido el camino con nosotros: que se mantengan con la alegría y la sencillez de los niños. Ojalá donde vayan, hagan lo que hagan, sean gente que pone todo su corazón en lo que hace, como hacen los niños, y su vida se vaya convirtiendo en un poema haiku.

Creo que hablo en nombre de todos los profesores: os llevaremos siempre en el corazón, con vuestra sencillez y alegría de adolescentes, esperando encontrarlas cuando volváis, envuelta en la madurez de los jóvenes – que ya sois – y de los adultos que seréis.


NUESTRA VISIÓN DE “LAS MENINAS”, DE BUERO VALLEJO

Mónica Fúster y Marina del Río nos hablan del vídeo que han creado sobre la obra Las Meninas, de Buero Vallejo.

Somos alumnas de Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales. Pasamos mucho tiempo juntas porque hemos estado yendo a estudiar todo el curso a la biblioteca del pueblo. En clase de Lengua Castellana y Literatura hemos estado trabajando un drama histórico de Antonio Buero Vallejo llamado Las Meninas. Mientras lo leíamos, comentamos lo mucho que nos había transmitido la obra, y sobre todo la explicación que nuestra profesora, Eva, nos daba de lo que el autor quería expresar con ella.

Investigando sobre Buero Vallejo en Internet encontramos un vídeo sobre una obra suya Historia de una escalera, hecho por unos alumnos de Bachillerato de otro colegio.

Dado que a una nosotras se le da muy bien todo lo audiovisual y a otra la literatura, nos propusimos juntarnos para hacer un vídeo que sintetizase lo que nos había gustado de todo lo que habíamos aprendido sobre “Las Meninas”. Lo hicimos por amor a la obra, sobre todo, no porque nos lo hubieran mandado o fuese a contar algo para nota: ¡No queríamos irnos del Colegio sin haber hecho algo así!

Le propusimos el trabajo a Eva y también a José Luis, el profesor de Cultura Audiovisual, para que nos diesen algunos consejos. Este es el resultado, y más abajo, unas pautas para entenderlo mejor:

El vídeo pretende expresar con imágenes lo que Buero Vallejo recoge en una escena concreta de Las Meninas, donde la Infanta Margarita acude a Velázquez, su amigo y confidente, para preguntarle por la verdad respecto a su padre.

Los recursos que hemos empleado son:

  1. La luz: simboliza la verdad. Gracias al time lapse, podemos ver el paso de la oscuridad al amanecer, como expresión de la verdad que se va desentrañando a medida que avanza la conversación de la Infanta y Velázquez.
  2. El túnel tiene que ver con el recorrido por el que la persona atraviesa en la búsqueda de la verdad, que es oscuro pero con una esperanza final que nos mantiene caminando.
  3. Las ramas: simbolizan todo lo que no nos deja ver la verdad, esa búsqueda agitada, agobiante, exigente, como la de la Infanta María Teresa.
  4. La niña y el chico: queremos expresar cómo un adulto acompaña a una niña que ha ido creciendo poco a poco, y es sincero con ella. El momento en el que la niña se sube al banco expresa cómo ella es incluso más valiente que el adulto en la búsqueda, porque a veces el adulto no quiere ver la realidad que tiene delante. María Teresa cree que lo correcto es enfrentarse a la realidad (quiere saber si su padre ha tenido más hijos que ella, porque lo ha oído en la Corte). Velázquez no quiere ser sincero con ella porque hay una evidente diferencia de status social y él asume un riesgo.
  5. Los ojos: son símbolo de la apertura a la verdad. La Infanta expresa cómo en la Corte le cierran los ojos porque no quieren que vea la verdad, y es ahí cuando Velázquez, conmovido, se la dice, confirmando los rumores.
  6. El abrazo: es un símbolo de la relación entre ellos dos. Buero narra cómo María Teresa admira y confía en Velázquez como en un padre. Le ve un hombre de verdad y no un niño como otros adultos.
  7. Nuestros compañeros de clase: a pesar de la visión un poco pesimista del hombre, Buero no pierde su fe en la humanidad.La imagen de nuestros compañeros de clase primero serios y luego riendo quiere expresar que a pesar de que el hombre es imperfecto y egoísta, como expresa Buero, siempre tiene dentro algo que le hace valioso.
  8. La niña señalando al espectador plantea un desafío. ¿Te atreves a buscar la verdad?

En resumen, estamos muy agradecidas a Eva por habernos transmitido lo que Buero Vallejo quería expresar con esta obra.

 


CLASES ABIERTAS DE MÚSICA

Los padres y abuelos han participado de las clases de música de sus hijos y nietos. Ana Ledesma nos cuenta el resultado.

Durante una semana, por primera vez hemos abierto las clases de Música a los padres de los alumnos de 2º a 5º curso de Primaria, para explicarles la importancia de la educación musical en el desarrollo de la inteligencia del niño. Los padres han podido participar cantando, bailando y tocando instrumentos de percusión junto a sus hijos.

Durante la clase, hemos ido explicando a los padres la relación entre el baile y las matemáticas y lengua: el baile les obliga a recorrer un espacio en un tiempo determinado, lo que implica que mentalmente tienen que dividir ese espacio en partes iguales para poder recorrerlo entero. Aunque al principio no resulta fácil para ellos, lo aprenden a base de práctica. Bailando también trabajan la geometría a través del cuerpo, porque se mueven trazando líneas paralelas, círculos, círculos concéntricos, triángulos y otras figuras. Se les enseña también a reconocer e identificar frases y semifrases, las comas, los puntos, los párrafos (sin hablar de ello) dentro de la música para poder bailarla, sentirla con el cuerpo. Por ejemplo, en cada semifrase se cambia de sentido, en cada frase se cambia de movimiento. Por último, el baile en grupo les obliga a respetar al compañero, a esperarle, a disfrutar del otro. Han bailado primero los niños solos y después los padres han salido a bailar con ellos. La clase se ha convertido en una verdadera fiesta.

También les hemos explicado la importancia de tocar un instrumento como la flauta, gracias a la cual se desarrollan mucho las conexiones neuronales, ya que el cerebro del niño está al mismo tiempo concentrado en que cada uno de los dedos tapen bien cada agujero, mientras siente perfectamente su tacto y aprende a mover los dedos en la posición adecuada y con la apertura de la mano necesaria para controlar los pequeños músculos de cada dedo. Al mismo tiempo, se está trabajando un soplo adecuado de aire y la articulación (el movimiento de la lengua) para que suene bien. Además, al estar tocando a la vez distintas voces, tienen que aprender a tocar su parte mientras escuchan otra parte distinta y no perderse.

Por último, hemos disfrutado mucho cantando y tocando instrumentos de percusión todos juntos. Se les ha hecho ver a los padres todos los factores que cabe tener en cuenta en el canto: afinación, impostación de la voz y relajación. También lo que supone tocar en grupo: puede que solo tenga que dar un toque de triángulo en toda la obra pero ese toque es fundamental, no me puede pillar distraído, requiere mucha atención y concentración desde que empieza la obra hasta el final.

Por otra parte, han podido comprobar que en música trabajamos especialmente la creatividad del niño y la manipulación. Les hacemos improvisar para que jueguen con la música, que puedan tocar lo que quieran y crear sus propias composiciones.

Estamos muy contentos de la buena acogida que esta iniciativa ha tenido entre los padres, que se han quedado muy sorprendidos, además de pasarlo muy bien con los niños, como era de esperar, han compartido emocionados una clase junto a ellos.

A continuación, y para todos los que no habéis podido participar, os dejamos un enlace que demuestra lo que la música provoca en el cerebro a nivel neuronal. No os lo perdáis.

 

 


LOS DRAGONES PASAN A PRIMARIA

Loreto Mora nos cuenta cómo se coordina el paso de Infantil a Primaria

Como cada año, y casi sin que nos demos cuenta, los mayores de tercero de Infantil se van preparando para comenzar otra etapa. Además de celebrar un gesto simbólico para ellos, la ceremonia de graduación, los profesores trabajamos para que la transición de etapa sea lo más fluida posible tanto para ellos como para quienes van a ser sus profesores.

El primer paso para conseguir una adecuada transición es cuidar el pase de información de una etapa a otra. Los tutores y los profesores de inglés que van a darles clase en primer curso de Primaria bajan este mes a Dragones para ver cómo se desenvuelve cada niño y conocerle mejor, mientras nosotras, que llevamos ya con ellos unos años, les mostramos in situ cómo es, qué cosas le resultan fáciles y cuáles le cuestan más, qué le gusta, qué rasgos de carácter le definen, etc. En la enseñanza de inglés, la coordinación es también importante porque los niños han trabajado el plano auditivo-comprensivo en Infantil, y están habituados a un acento y una persona concreta. Además de presentar al grupo a los profesores de inglés de Primaria, se trabaja el tipo de estructuras y rutinas a las que los niños han sido habituados en Infantil.

Además de está observación “sobre el terreno”, los futuros profesores de nuestros Dragones conocen de primera mano al grupo. Para los alumnos, se convierten en figuras muy cercanas porque son “amigos” de sus actuales profesoras, que bajan a clase a visitarles y a charlar con ellos. En el plano afectivo, esto hace que los niños lleguen a Primaria sabiendo que se van a encontrar a profesores conocidos por ellos y que les quieren, lo que les aporta seguridad frente a un nuevo entorno. De este modo, para ellos la transición es más fácil y para los profesores la adaptación es mucho más rápida que si los conociesen al comenzar el nuevo curso.

El material más importante que completa el trasvase de información son los informes finales de evaluación, que se entregan a los padres a final de curso y que se facilitan también a los tutores de Primaria. Estos informes, con una evaluación pormenorizada de cada niño, les servirán de material de consulta y apoyo cuando comience el curso. Las primeras semanas, para favorecer la adaptación del profesor a su nueva clase, nos reunimos tanto a nivel formal como informal, para contrastar información o aclarar dudas.

Para los niños es muy importante conocer el nuevo entorno, por lo que se les da la oportunidad de visitar físicamente las aulas de Primaria. Teniendo en cuenta que ellos acceden por la puerta de Infantil y que desde hace tres años su visión del Colegio está casi exclusivamente reducida al patio-pasillo-aula y comedor, darles a conocer el acceso a Primaria, el nuevo patio y su nueva clase es una manera de aportarles seguridad.

En el plano metodológico, Primaria constituye, por segundo año consecutivo, una experiencia de continuidad para el alumno, que viene habituado al trabajo por rincones. Esta forma de trabajar facilita a los profesores respetar el momento evolutivo de cada niño y favorece el aprendizaje, a través del juego.


PEDRO Y EL LOBO

Maica Urbano y Chus Moñino nos hablan sobre la representación teatral de “Pedro y el Lobo” en Infantil.

Con motivo del fin del proyecto “¡Que viene el lobo!” en 1º de Infantil, los padres de los Ratones, los más pequeños del Colegio, han representado “Pedro y el Lobo”, del compositor y Director de orquesta Serguei Prokofiev.

Esta preciosa iniciativa surge de la implicación libre de las familias, que han estado construyendo decorados, preparando el guión y ensayando con mucha ilusión. La obra ha sido dirigida por Marta Franco, contrabajista y madre de este curso, y Nuria Requena, que además de ser profesora de Música en Secundaria y Bachillerato es también madre de un alumno de Ratones. Los personajes han sido interpretados por otros padres de ambas clases, y ambas podemos decir que hemos visto un grado de compromiso incomparable y mucha alegría, tanto en los ensayos como en la representación. Para los niños siempre es una sorpresa ver a los mayores subirse a un escenario y es aún mayor en este caso porque la mayoría no han sabido que sus padres actuaban hasta que no los han visto en acción.

Para nosotros es muy importante propiciar a través de “Pedro y el lobo” un ambiente de relación entre las familias que, por tratarse del primer año de Infantil, no se crea hasta que llega el final de curso. Hemos visto cómo, al conocer a otros padres desde este tipo de actividades, se gana en confianza y se comparten experiencias educativas que ayudan a cada familia a educar. Por otro lado, la unión de los dos pilares afectivos del niño (casa y colegio) es importantísima para crecer.

El aspecto más destacado de la representación es la parte musical, que ha sido interpretada por alumnos del Colegio, que han tocado tromba, trompeta, clarinete, tambor, flauta travesera, violín, piano y contrabajo.

A continuación podéis ver fotos de los ensayos y de la representación.

 

 


“CRISTO NO SE PARA EN NUESTRO PECADO”

María Serrano, antigua alumna del Kolbe y periodista en TELVA, entrevista a Adam Woronowicz con motivo del estreno de la película “Dos Coronas”.

¿Qué ha significado para ti interpretar el papel de Kolbe?

Me ha supuesto un gran impacto, en primer lugar, porque yo creía que conocer bien la figura de Kolbe, pero en realidad apenas sabía nada. He redescubierto a este santo del siglo XX. Maximiliano Kolbe era un visionario, una persona fuera de su tiempo y de su época. Todo lo que hacía (como formar la Milicia de la Inmaculada) suponía algo nuevo. La película me ha hecho descubrir a una persona muy formada, culta y polivalente, que siendo muy joven ya soñaba con viajar al espacio. Encontrarme cara a cara con alguien así ha sido un impacto para mí, porque antes sólo me imaginaba a un anciano con el pijama del campo de concentración.

¿De dónde nace la idea de hacer una película así?

La iniciativa parte de la visita del Papa Francisco a Auschwitz en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia, en 2016. Durante aquella visita, el Papa entró en silencio en la celda de Kolbe y estuvo rezando un buen rato mientras los periodistas grababan desde fuera, preguntándose por qué habría elegido esa celda en concreto. Fue entonces cuando la gente se empezó a preguntar sobre la figura de Maximiliano Kolbe, de modo que esta película quiere responder esa pregunta. ¿Quién fue y quién sigue siendo para nosotros hoy?

¿Te has preparado de alguna forma especial para realizar este papel, acudiste tú también a Auschwitz?

No se puede interpretar este personaje sin preparación. Es un papel, un trabajo que requiere un viaje espiritual, un camino hacia “el interior” de uno para poder responder adecuadamente a las preguntas sobre su vida. Pero este viaje mío no terminó cuando acabamos de rodar la película, sino que sigue aún ahora, contestando estas preguntas.

¿Tiene sentido hacer cine religioso en esta época?

Estoy seguro de que esta película no agota todo lo que se podría decir sobre el padre Kolbe. Es sólo un comienzo, porque su vida se puede abordar desde muchos ángulos. Lo que está claro es que hay mucha necesidad de hacer cine religioso, un cine de reflexión sobre el ser humano. En mi trabajo como actor percibo cómo, en demasiadas ocasiones, nos centramos sólo en la parte oscura del hombre.

¿Crees que existen los milagros?

Estoy convencido de que ahora mismo, en este mismo instante, están ocurriendo miles de milagros. El amor, que siempre vence, es ya un milagro.

Parece que la figura de Maximiliano Kolbe es inalcanzable: es un héroe que dio la vida por otros. Sin embargo según este modelo de santidad, ¿todos podríamos ser santos?

Sin duda. Kolbe fue un santo y un héroe, pero también un modelo de la lucha contra el comunismo. No era precisamente una persona con un carácter fácil y afable: era duro, muy exigente consigo mismo y con los demás. Era extremadamente nervioso y buscaba siempre la excelencia: un ejemplo que se ve en la película era su obsesión por tener las mejores máquinas de imprenta… algo para lo que tuvo que reducir “ligeramente” el régimen de comidas de los monjes. No fue una medida muy popular… en el convento de Niepokalanów le llamaban “Max el loco”, pero a él no le importaba demasiado tener a los demás en su contra: era una personalidad irrepetible, con una tenacidad que provenía del convencimiento de que tenía que ganar el mundo para la Inmaculada.

Por otra parte, la devoción a la Virgen es una característica común a todos los polacos: hemos sido muy maltratados por la historia (también porque nos lo hemos buscado) y siempre hemos acudido a Ella.

En el encuentro con los alumnos del Colegio Internacional Kolbe dijiste que para nosotros el pecado es un problema, pero que para Dios no lo es. ¿Por qué quisiste ahondar en este aspecto?

Estábamos hablando de Etty Hillesum, la judía holandesa que, a pesar de haber abortado, vio como Dios hizo cosas grandes en su vida. Para nosotros muchas veces el pecado imposibilita la bondad y nos repugna: pero Dios no se siente del mismo modo hacia nosotros. En el año de la Misericordia, el Papa invitó a todo el mundo a la confesión, afirmando que no hay ningún pecado que Dios no pueda perdonar. Y entonces los confesonarios se llenaron: quizá se debe a que en realidad la gente no sabe que Dios le perdona todo. La Iglesia está abierta para todos, aunque no nos sintamos limpios. Otra cosa es que no podamos comulgar. La misericordia es esta locura, es un escándalo. Yo diría que el mismo Evangelio es escandaloso: hay prostitutas, adúlteros, pecadores…¡no es que esté lleno de santos! Los apóstoles se escapan, uno traiciona a Cristo y se ahorca, y sus amigos se encierran por miedo: así son los inicios de la Iglesia.

Cuando leo el Nuevo Testamento ahora me da la impresión de que antes no lo entendía: ahora comprendo que los pecadores serán los primeros en el Reino de los Cielos. Esto es una gran lección de humildad. Las puertas de la misericordia están abiertas para siempre; para Dios no existe el tiempo, Él está disponible siempre. La diferencia entre un santo y nosotros es que el santo ya ha entendido esto. Y si hay un Dios que nos está esperando siempre, lo único que tenemos que hacer nosotros es permanecer abiertos, atentos.

 


EDITORIAL MAYO

Clara Fontana nos habla del coloquio con el protagonista de la película “Dos Coronas” 

El pasado día 7 de mayo tuvimos la suerte de participar en un coloquio organizado con motivo del estreno de la película “Dos Coronas”, que trata sobre la figura del padre Maximiliano Kolbe, patrón de nuestro colegio y fundador de la Milicia de la Inmaculada.

Este encuentro nos ha permitido profundizar en la figura del Padre Kolbe, a quien elegimos como patrón del Colegio por su fuerte compromiso con la realidad y por la libertad con que vivió, pero además, nos ha supuesto también una ocasión única para profundizar en el contexto histórico de la época de los totalitarismos, que estamos estudiando en 4º de Secundaria y 1º de Bachillerato. Para alumnos y profesores de Historia, escuchar a Jesús Maguregui y Jose María Alejos, invitados al acto, ha sido una oportunidad de mirar esta época de la mano de sus protagonistas.

Ha sido especialmente importante la participación de los alumnos, quienes además de presentar y moderar el acto, interpretaron la canción popular irlandesa “Fields of Athenry”, un canto tradicional a la libertad que tiene mucho que ver con la vida y muerte del Padre Kolbe.

Jesús Maguregui, a quien habíamos tenido ocasión de escuchar en el Colegio durante el encuentro con Janina Rekłajtis, superviviente de Auschwitz, nos habló en esta ocasión del barracón número 11, donde se cometieron las mayores atrocidades y donde se encontraba la celda de castigo donde murió el Padre Kolbe.

Jose María Alejos introdujo la figura de Etty Hillesum, coetánea de Kolbe e hija de familia judía, que ingresó voluntariamente en un campo de concentración porque, de alguna manera, se sintió llamada a compartir el sufrimiento de la gente y su visión de la vida positiva y llena de esperanza. Murió víctima del genocidio nazi en el campo de Auschwitz.

Jesús Maguregui y Jose Mª Alejos

Tras ellos, pudimos escuchar el testimonio de Adam Woronowicz, actor que representa a Kolbe en la película “Dos Coronas”, quien afirmó estar conmovido tras su papel en la película, como puede leerse en esta entrevista 

De toda su intervención, me quedo con lo que nos dijo al final sobre que teníamos la suerte de tener al Padre Kolbe como “alguien a quien rezar y pedir lo que nuestro corazón desea”. El Colegio estará siempre agradecido a Adam por traernos una reliquia del Padre Kolbe que muy pronto tendremos ocasión de venerar en nuestra capilla.

Encuentro con Adam Woronowicz

Al acto asistieron también Fray Alejandro Aldavero y Fray Juan Colmenzana, franciscanos conventuales, la orden de la que formaba parte San Maximiliano Kolbe, que nos aconsejaron también encomendarnos a él. La comida posterior transcurrió en un ambiente de total fraternidad.

Finalmente, me gustaría recomendaros que os acerquéis un poco más a Kolbe yendo a ver la película. Os encontraréis a un hombre emprendedor, innovador y lleno de energía, que vivió intensamente y sin cuya vida no es posible entender su muerte.


DICEN DE NOSOTROS | TERESA GUERRERO

Teresa Guerrero, antigua alumna del Colegio Kolbe, nos cuenta qué le ha marcado de su paso por nuestras aulas.

Somos cinco hermanos y todos hemos estudiado en el Kolbe: yo soy la menor de las cuatro chicas y tengo un hermano que sigue en el Colegio. Cuando era pequeña me preocupaba, por comparación con mis hermanas, no ser tan brillante como ellas en los estudios. Cuando llegué a Secundaria empecé a darme cuenta de que en el Kolbe no me miraban por lo que valía, y que se destacaban cosas de mí que no tenían que ver con lo académico: me gustaba mucho intervenir en clase, preguntar…

Cuando llegó el Bachillerato y tocaba decidir qué alternativa tomar, tuve claro que quería hacer Letras. Primero de Bachillerato fue mi mejor año con diferencia. Me gustaba especialmente la Historia y los idiomas, el inglés y el alemán. Hoy sé que fue Jota, mi profesor de Economía, quien me hizo decidirme a estudiar Administración y Dirección de Empresas.  Me apasionaba que él, que venía del mundo de la empresa, se hubiera decidido a dar clase para transmitir lo que sabía a los alumnos. Jota nos enseñó que la Economía es una ciencia que estudia al hombre. Los números a mí de primeras no me atraen nada, pero la cosa cambia cuando los ves como herramienta para entender el comportamiento del consumidor, por ejemplo.

Lo más importante que debo al Colegio es que me hicieran pensar constantemente. Lo agradezco mucho porque jamás he sido capaz de memorizar nada. Me hacían razonar sobre todo en clase de Historia, pero también en matemáticas. ¿Qué quieren decir estos hechos/ estas fórmulas? ¿Cómo lo podemos interpretar? De esta forma, a medida que iba comprendiendo, todo me interesaba más, y poco a poco empecé a ver que las cosas tenían una unidad: comencé a relacionar los periodos históricos con la Economía, y a ser capaz de justificar mis respuestas.

teresa guerrero

Otra de las cosas que más me llevo del Colegio ha sido aprender a expresarme bien, tanto oralmente como por escrito. Creo que es algo importante y que no se puede dar por hecho. También he aprendido mucho sobre expresión musical participando en el coro del colegio, que me ha enseñado a apreciar la música y me ha dado la oportunidad de cantar piezas importantes, con orquesta y en sitios maravillosos. La música y la pertenencia a un coro educan, además, como persona: enseñan a saber estar en cualquier sitio, a permanecer en silencio o a escuchar, que son cualidades que uno no encuentra fácilmente hoy en día.

Los últimos años del Colegio han sido duros para mí, especialmente segundo de Bachillerato, porque hay que estudiar un montón, pero lo recuerdo como un año muy bonito. He tenido la oportunidad de disfrutar de profesores que te quieren enseñar de verdad, y de compañeros que son amigos y te ayudan. Me di cuenta de que no todo giraba en torno a la nota que podía sacar. En segundo elegí Economía de la Empresa porque suponía estar en constante contacto con el mundo, y esto aunaba todo lo que a mí me gustaba: Historia y Economía. La economía depende de lo que esté ocurriendo, de lo que ha ocurrido en el pasado y de lo que va a suceder en el futuro.

Tras salir del Colegio, comencé Finanzas y Contabilidad en inglés. La carrera me interesaba, pero pienso que no acerté a la primera en mi elección y este año me he cambiado a ADE en inglés en el CEU. En el Colegio nos enseñaron a equivocarnos, así que el cambio no me ha dado miedo, y me he decidido porque estoy convencida de que quiero aprovechar bien este tiempo.

Las asignaturas de Historia de mis años en el Kolbe me han enseñado a pensar, a entender las cosas, a estudiar, y estoy viendo ahora los frutos. Este año, por ejemplo, al final de cada tema en Historia teníamos preguntas de relacionar. Me di cuenta de que a mí me interesaba mucho trabajar de este modo porque estoy acostumbrada a hacerlo desde niña, pero no es común entre los estudiantes de mi clase. Incluso la profesora optó por prescindir de las preguntas de relacionar para evitar suspender a la mayoría. Cuando ves estas cosas te das cuenta de que haber estudiado en un colegio como el Kolbe tiene un valor.

 

 

 

 

 

 

 


EDITORIAL ABRIL

Clara Fontana nos habla de la participación del Colegio en el Congreso “Una escuela abierta al mundo. Experiencia y razón en el aula”

El fin de semana del 13 y 14 de abril, unos cuarenta profesores del Colegio participaron en el Congreso organizado por la plataforma educativa Be Education y promovido por un grupo de colegios, entre los que se encuentra el nuestro. El título del mismo era “Una escuela abierta al mundo. Experiencia y razón en el aula”. La amistad entre equipos directivos y profesores de estas escuelas fue el origen de este encuentro, en el que diferentes ponentes nos ayudaron a reflexionar sobre nuestra tarea.
Además, algunos de nuestros profesores llevaron a cabo talleres sobre diferentes propuestas didácticas que fueron todo un éxito y despertaron gran interés. En concreto, “Coordinación Infantil-Primaria: una experiencia de encuentro”, a cargo de Puri Arribas, Mª Jesús Moñino, Pía Andreo, María Salto y Olga Ballestín y “De la experiencia al modelo”, un taller de Ciencias orientado a la etapa de Secundaria, que tuvo como ponente a Macarena García, con el apoyo de Javier Spínola. 

Es difícil resumir todo lo que se dijo pero intento compartir con vosotros las cuestiones más interesantes y sugerentes.

En cuanto a la concepción educativa, ha sido especialmente interesante todo lo que ha girado en torno a la palabra experiencia, que ya puso encima de la mesa el primer día Giancarlo Cesana. Para que el alumno aprenda debe hacer una experiencia y ésta va ligada no solo a “probar” o “experimentar” algo, sino a juzgarlo, a valorarlo. Solo así la experiencia se transforma en cultura, en conocimiento.

Gregorio Luri nos hacía reflexionar sobre los elementos que debe tener una verdadera experiencia educativa:

  • no debe ser neutral (contaba cómo hay competencias como la capacidad de superación o la perseverancia que son tan importantes para ser ladrón como para ser médico)
  • debe posibilitar que se integre lo aprendido en un concepto, en un vocabulario nuevo (hablaba de “empalabrar el mundo”)
  • debe tener claro el tipo de persona que quiere educar. En este último punto surgía la importancia de educar las habilidades no cognitivas, entre las que Luri destacó la voluntad y la atención. Fue interesantísimo su apunte sobre la sobrevaloración del interés frente a la voluntad en la concepción educativa moderna (definía la voluntad como “la fuerza de ánimo que te permite ponerte a trabajar en ausencia de interés”). También nos encantaron sus sugerencias sobre lo que ayuda a educar la atención: la lectura lenta, la formación musical y las matemáticas.

 

Una cuestión que surgió en diversas ponencias fue la importancia de los maestros. Se dijo que la principal responsabilidad de un colegio es cuidar la humanidad de los profesores y la compañía entre ellos. El profesor debe, ante todo, comunicar lo que es (decía Gregorio Luri que “el órgano de nuestros hijos para ser educados es el ojo”, por lo que no es cuestión de muchas palabras). Anna Frigerio, directora del Colegio Sacro Cuore de Milán, afirmaba que “educar es la comunicación de sí mismos, es decir, del modo en el que uno se relaciona con la realidad”. Giancarlo Cesana insistía en que el educador se tiene que poner en manos del alumno, se tiene que confiar a él y el alumno puede decir “no”. Los profesores se dirigen al aspecto más misterioso de la persona, su libertad. Se hablaba también de la importancia de que los profesores se formen siempre, cada vez más, en el conocimiento de las materias que imparten.

De todas estas cuestiones de fondo, de las que os traslado un esbozo por falta de espacio, se deriva la didáctica, que debe estar al servicio de la persona.

El criterio que define una buena didáctica es que logre despertar a la persona, volverla protagonista.

Para aprender y comprender algo es necesario apropiárselo, no basta con acceder a la información. Porque un dato se hace tuyo, se te hace evidente, cuando descubres qué tiene que ver contigo y con el resto de la realidad. Por eso, es esencial despertar lo más original que hay en la persona, a saber, sus exigencias fundamentales – de justicia, de verdad, de bien, de belleza – que subyacen a cualquier movimiento humano. De ahí que una relación educativa auténtica tenga que ver con descubrir el mundo juntos y estar presentes ambos (profesor y alumno) con toda nuestra persona, y no depende tanto de las estrategias didácticas (siempre bienvenidas, por otra parte).

Las grandes cuestiones de la didáctica se han identificado con la palabra, la mirada, y la pregunta. Enseñar a mirar, aprender juntos a preguntar y empalabrar el mundo para hacerlo nuestro son algunas de las pistas de trabajo que nos llevamos.

Por último, impresionante la experiencia del joven profesor francés Francois Bellamy, que nos invitaba a transmitir el gran legado cultural de Occidente a nuestros alumnos para no convertirles en “Los Desheredados”, título del libro que está batiendo récords de ventas en Francia y traducido ya al castellano. Nos dio horizonte e ilusión por seguir estudiando y transmitiendo el valor y la belleza de nuestra cultura.


DICEN DE NOSOTROS | LIDIA VERDES

Lidia Verdes, profesora de prácticas en el Colegio Kolbe, nos cuenta su experiencia. 

Soy Licenciada en Ingeniería Técnica Industrial de Química y en Ciencias Ambientales en la Universidad Politécnica de Madrid. Mi último año de carrera estuve de Erasmus en Holanda, en concreto en Leeuwarden, donde vivo desde hace 7 años. Durante la carrera tuve una experiencia laboral como ingeniero durante unos meses en los que me di cuenta de que el trabajo de oficina no era lo mío. Siempre he querido ser profesora y disfruto con el trato humano. Por esta razón, cuando después de mi año de Erasmus me ofrecieron la oportunidad de trabajar en un Colegio Internacional en Holanda, no me lo pensé. Se trataba de un internado con metodología Cambridge, donde comencé dando clases particulares de Química y Matemáticas, como apoyo y por las tardes. La experiencia fue excelente para mí y para el colegio, por lo que enseguida me propusieron empezar a dar clases en inglés a las etapas de Secundaria y Bachillerato.

El año pasado, cuando se cumplían cinco años impartiendo clases en este colegio, me propusieron obtener la titulación específica para hacerme profesora, y decidí cursarlo online en una universidad española. Normalmente se trata de unas prácticas de 200 horas que en mi caso se reducían a la mitad al llevar tanto tiempo dando clases. Finalmente me decanté por la Universidad Alfonso X, ya que quería hacer las prácticas en un colegio de mi país  que tuviera un carácter internacional y estuviera cerca de casa.

En el Colegio Kolbe estoy como profesora en prácticas de Física y Química, con los seis grupos que hay desde 1.º de E.S.O. hasta 2.º de Bachillerato. Trabajo con Javier Spínola y con Raquel Álvarez. Desde que llegué, me he sentido muy bien tratada y me he dado cuenta de que el ambiente que se respira entre los profesores es muy positivo, va más allá del que uno esperaría entre compañeros de trabajo: se conocen, se preocupan unos por otros, y te incluyen, haciéndote sentir como si llevaras aquí toda la vida. Un momento que me gusta especialmente y que en Holanda no he tenido nunca es el desayuno compartido, que es un rato de encuentro fantástico donde se charla con todos, se hacen bromas… y la comida es muy buena,¡me voy con 3 kgs de más!

Lidia Verdes

De donde yo vengo, las clases son más pequeñas que en el Kolbe, de 15 alumnos como máximo. En total el colegio tiene 100 alumnos entre los 3 y los 18 años. Yo creía que con una clase pequeña se podía llegar mejor a los alumnos, estar más pendiente de cada uno, pero en mi experiencia aquí he visto que con 28 alumnos es perfectamente posible tener motivado al grupo: los chicos hacen preguntas constantemente, y los profesores se dan cuenta muy rápido si alguien está distraído.  Pensaba también que el uso del iPad sería un elemento distractor, siempre había desconfiado de este tipo de herramienta, pero he visto que  no es así, y que los alumnos se involucran y participan mucho más que en mis clases.

En Holanda, los chicos se dirigían a mi llamándome por mi apellido:”Miss Verdes”, como muestra de respeto. Aquí en el Kolbe me he dado cuenta de que el hecho de que te llamen por el nombre de pila no significa que te tengan menos respeto, y desde luego favorece que el trato sea más cercano. Eso es algo que me llama especialmente la atención porque en Holanda todo el mundo se da la mano cuando se conoce, y aquí me saluda todo el mundo con dos besos.

Las clases son más cortas en los colegios españoles que en Holanda, donde duraban una hora completa, que se hace largo para todos. En el Kolbe, no veo entre los alumnos a chicos aislados durante la clase. Se intenta formar siempre grupos diferentes, y a ellos se les ve motivados. Los de 1.º de la E.S.O siempre levantan la mano para contestar, o se ofrecen para borrar la pizarra o están dispuestos a participar. Y en 3.º, por ejemplo, son muchísimos los que han escogido Física y Química para el año que viene. Pienso que todo esto quiere decir algo.

Me ha supuesto un ejemplo la forma de dar clase de Javier y Raquel. Consiguen hacer las clases muy amenas,  a ratos hasta divertidas, pero lo más importante es que se preocupan por los alumnos de verdad. Veo que les importan, que les conocen perfectamente, que les interesan sus resultados académicos y sus porqués, les interesan sus vidas, por qué no aprueban, en qué momento están. La relación que hay con los alumnos es muy cercana. Creo que los profesores de este colegio enseñan por vocación, que les gusta lo que hacen, y los alumnos lo perciben perfectamente.

En el día a día veo que Javier, con quien trabajo, tiene mucha paciencia, que no pierde nunca la compostura. Cuando tiene que regañar a un alumno, lo lleva aparte, no lo hace delante de todos. Pienso que esto hace que el alumno respete al profesor y se mantenga motivado e interesado. Se nota que le gusta su asignatura, que disfruta enseñando, facilitando la comprensión a los alumnos a través de la asociación de la asignatura con conceptos que a ellos les interesan o les son más familiares. En Física por ejemplo, si estamos viendo algo relacionado con el radio de la tierra, él saca a colación a los astronautas para ganarse  su atención.

Raquel es una excelente persona y gran profesional, que enseña por vocación, y eso se nota en cada una de sus clases. Pone mucho entusiasmo y positivismo en lo que hace, pero es estricta cuando tiene que serlo, porque una cosa no está reñida con la otra. Se gana el cariño de los alumnos y resulta muy cercana, lo veo porque todos la buscan y la saludan fuera del aula, se hace querer. Tiene mucho sentido del humor, y eso hace las clases muy amenas. Utiliza distintas herramientas, como trabajos en grupo, presentaciones o vídeos que hacen que los alumnos se “enganchen” y participen en clase.

Ha sido un placer poder participar en las clases de Javier y Raquel, he aprendido muchísimo con ellos y les agradezco mucho su amabilidad y cariño. Como resumen, quiero decir que la experiencia en el Colegio Kolbe ha sido muy positiva y que me da mucha pena irme. Hace años comencé a dar clases con muchísima ilusión y ganas, y acepté todas las asignaturas que me proponían. Fue una temporada de llegar a casa muy tarde y dormir poco, y todo esto influyó en mi rendimiento llegado a un punto: físicamente no podía más y perdí motivación. Experimenté verdadero estrés laboral. Venir a este colegio me ha hecho recuperar la ilusión, venir a trabajar con muchísimas ganas. Ahora sé que esto es lo que quiero.


PSICOMOTRICIDAD: DE LA ACTIVIDAD AL PENSAMIENTO (II)

Puri Arribas, coordinadora de la etapa de Infantil, nos habla de la actividad de psicomotricidad en el Colegio Kolbe.

– Puri, ¿cómo aprenden los niños del Kolbe todo esto , qué método empleamos?

Hay distintas corrientes psicomotricistas, y nosotras hemos apostado por la psicomotricidad vivenciada o relacional, como Alicia explicaba en esta entrevista anteriormente.

Se trata de hacer una propuesta a los niños con unos materiales específicos. Ellos se ponen libremente en acción partiendo cada uno de su competencia motora, ofreciéndoles siempre la posibilidad de mejorarla. Además,  en ese juego se encuentran con otros niños y tienen que poner en juego su competencia para llegar a acuerdos. Por ejemplo, uno se tira por una rampa y otro le sujeta de las manos y luego se turnan, otro sujeta una cuerda por la rampa por la que otro sube, uno se tumba en una tela y otros dos le arrastran, otros se tienen que poner de acuerdo y hacer cálculos para distribuir los materiales de formas diferentes para que respondan a nuevos retos motores.

Pasan del movimiento  por placer al placer del control del movimiento, es decir, asumen cada vez nuevos retos. Teniendo los mismos materiales, unos los utilizan para realizar acciones motrices y otros para proyectar algo simbólicamente, construir castillos con túneles, casas a las que invitan a otros…etc.

Anteriormente nuestra intervención era directiva, es decir, hacíamos una propuesta única para todos; el profesor programaba las actividades a realizar los niños y la experiencia era que algunos no podían y necesitaban ayuda. Nos hemos dado cuenta de que esta es  una psicomotricidad  para todos, porque los niños más movidos (más competentes psicomotrizmente hablando) tienen la posibilidad de asumir retos mayores y los que tienen dificultades pueden acceder a la actividad a su nivel e ir progresando. También rescatamos que es un momento de encuentro libre entre ellos, que se buscan para disfrutar de las actividades.    

Vemos niños que antes no se atrevían hacer las cosas, y ahora se han sentido motivados a arriesgar, mejorando muchísimo a nivel motórico porque se sienten capaces. Los niños que generalmente tienen más dificultades para llegar a acuerdos y respetar las normas pueden experimentar momentos de frustración ante esta propuesta, pero son menores que los que tenían ante una propuesta más directiva o competitiva. Con esta metodología establecen relaciones satisfactorias en la actividad que luego se van generalizando a otros ámbitos o entornos, como el aula o el patio. Se refuerza también su iniciativa y la creatividad para manejar los materiales, inventado nuevas formas de utilizarlos y construir.

– ¿Qué relación tiene este trabajo que hacemos en psicomotricidad con el método y la forma de trabajo que empleamos en el aula?

La relación que tiene es enorme porque parte del respeto al momento evolutivo del niño:  cómo es , cómo se mueve, cómo siente, cómo juega, cómo se relaciona, qué intereses y necesidades  tiene, etc… En ambos, el profesor está disponible y existen normas a seguir y reglas que respetar. 

¿Con qué medios contamos para conseguir lo que queremos?

Contamos con todos lo medios necesarios para llevar a cabo esta metodología: un sala de psicomotricidad para infantil cálida, amplia y segura,  especialmente habilitada para ello con formas tridimensionales grandes, de textura blanda. Además, gracias al apoyo del coordinador de educación física del colegio, contamos también con una estancia adicional: el polideportivo, que está equipado con espalderas, rocódromo y otros elementos que permiten una mayor movilidad.

¿Cómo lo viven los niños? 

Para los niños, ir a la “sala Limón” a hacer psicomotricidad es uno de los mejores momentos de la semana. Lo esperan con impaciencia porque se trata de una propuesta ajustada a sus necesidades y preferencias de movimiento y lo pueden expresar. Lo viven como un sitio en el que tienen libertad total para moverse, relacionarse con quien quieren y arriesgarse como quieren de acuerdo a sus posibilidades, siempre sintiéndose cuidados por el adulto, que establece unas normas básicas: “no se hace daño a los demás, ni a uno mismo,  ni se trata mal el material”.

– ¿Qué papel tienen las profesoras de Infantil y cómo se forman?

Las profesoras han sido formadas por Alicia en técnica de psicomotricidad, es decir, en el conjunto de conocimientos que fundamentan las estrategias de acción. Estas llevan a favorecer la expresión de todo lo necesario para llegar al bienestar físico y psíquico. Se alcanza  a través de la autorregulación que favorece un desarrollo integral sano, tanto desde el punto de vista de eficacia y control corporal  como intelectual y emocional.

Nuestro papel es discreto aparentemente, porque no es directivo, pero resulta fundamental porque parte de la observación constante e intensa que realizamos, preparando con antelación los materiales, pensando en aquello que queremos que trabajen los niños. Durante la clase redistribuimos materiales para proponer retos o facilitar que algunos se atrevan a asumirlos, enseñamos el placer del control del movimiento a otros, reforzamos mediante el gesto o la palabra a aquellos niños que lo necesitan, y, en todo caso, somos la garantía de que las normas se cumplen. Esto es fundamental porque saben que se les protege y están seguros.

Toda la sesión estamos disponibles y pendientes de ellos, que se dan cuenta y lo disfrutan. Esto favorece entre los profesores y los niños una complicidad en la relación basada en la confianza, en la seguridad, en la valoración de sus logros. Al terminar cada sesión, recogemos de forma escrita las observaciones realizadas, las reacciones y actitudes de los niños, las dificultades de unos, los logros de otros, para partir así del punto en el que se quedaron en la siguiente sesión y poder corregir lo que no ha funcionado. Este registro de datos es fundamental para que sean los hechos los que primen sobre las impresiones que uno puede tener sobre un niño. Gracias al rigor de estas anotaciones, nosotras también nos vamos educando, conocemos el nivel de cada niño y ofrecemos los apoyos precisos, respetando su ritmo individual.

De esta forma,  los alumnos pueden ir camino de la autonomía integral, que contempla el bienestar, el desarrollo y el control físico y psíquico como una unidad. Sin la constante verificación de lo aprendido por parte de las profesoras, y la disponibilidad a compartir experiencias con sus compañeras para contrastar observaciones, juicios e intervenciones, siempre con el objetivo de mejorar y dejarse corregir, nada de lo que hacemos funcionaría.

– ¿Qué sugerencias darías a los padres? 

La psicomotricidad va más allá del aula de psico o del polideportivo, o de la actividad extraescolar, porque un cerebro para crecer sano a estas edades necesita buenos hábitos de sueño, alimentación y movimiento.  En la vida diaria, habitualmente queremos eliminar los peligros de su vida: “no te subas aquí”, “bájate de allá “, o bien nos molestan sus excesivos movimientos, “no corras”, “deja de saltar”, etc…

Ellos necesitan moverse y si diariamente no lo pueden hacer en los lugares destinados a ello, lo harán en momentos y lugares no adecuados.  En ocasiones tenemos que dejar que asuman los riesgos, y hay que proporcionar el espacio, el tiempo y un entorno seguro y controlado. También dentro de casa se les puede ofrecer un espacio o un pasillo. En días lluviosos que no se puede salir al parque, se les puede ofrecer jugar con telas grandes, con cojines, etc. Hay otros juegos que no son de casa, sino de parque, y esto tiene que quedar muy claro porque ellos lo entienden.


MI PASO POR EL KOLBE | MANU LÓPEZ POLA

Manuel López-Pola, alumno de la 1.ª promoción del Kolbe, nos cuenta su paso por el Colegio.

 

Mi paso por el Kolbe fue toda una experiencia. Yo venía de un instituto, y no era buen estudiante: diría que estaba ya sentenciado al famoso “fracaso escolar”. El año de la inauguración del Colegio Kolbe se cursaba solo el primer ciclo de secundaria, y yo me incorporé con 16 años, repitiendo curso y siendo prácticamente el alumno de más edad del colegio, y quizá el que traía consigo una etiqueta mayor. Por mi experiencia anterior en el instituto, con gente de 19 y 20 años, el Kolbe supuso un completo choque.Manuel-Lopez-Pola
Ese primer año, lo que más me llamó la atención fue que por más que yo hacía por no querer estudiar, los profesores se empeñaron en que estudiaría, y lo consiguieron. Me di cuenta además de que no les preocupaba únicamente la parte académica, y en este sentido me abrieron los  ojos a una experiencia que no olvidaré nunca: junto a un grupo de alumnos conocí a la asociación “BoKatas“, que ofrece comida a personas sin hogar a través de sus voluntarios. Allí pudimos ver la otra cara de la vida. Hoy pienso que fue algo que me ha ayudado en varios sentidos: por un lado, a saber a qué me quiero dedicar profesionalmente; por otro, a mirar de forma diferente el problema de la adicción a las drogas. Me impactó mucho que las personas con las que teníamos trato nos contarán sus experiencias y hoy, que han pasado ya doce años de entonces, lo sigo teniendo presente.

 

Recuerdo también con especial cariño las clases de historia. Mi pensamiento político era antagónico al de la profesora, y los debates con ella eran continuos, pero en ningún momento me sentía tratado de manera inferior por ser un alumno, siempre sentí que mi opinión era super respetada x ella.

 

Creo que el primer objetivo que debe tener un colegio de verdad es hacer personas y servir de guía a sus alumnos, especialmente cuando, como en mi caso,  atraviesan una etapa tan complicada y transcendental.  No se trata de apoyar al que trabaja como se espera de él, sacando adelante los cursos sin mucha dificultad, sino de preocuparse por aquel que no lo tiene tan fácil ni claro.  Después de mi paso por el colegio me doy cuenta que ese objetivo conmigo lo consiguieron.

 

Actualmente, trabajo con personas con discapacidad intelectual, y me gustaría poder trabajar siempre en el campo social, es decir con y para personas con algún tipo de dificultad para integrarse.

EDITORIAL MARZO

Hablamos con Clara Fontana, directora académica del Colegio Kolbe, sobre qué significa ser un colegio bilingüe. 

Nuestro Colegio tuvo claro desde el primer día que la enseñanza de los idiomas era prioritaria para nuestros alumnos, en un mundo cada vez más global e intercultural.

Años antes de que nacieran los proyectos bilingües de la Comunidad Madrid, teníamos como objetivo enseñar lo mejor posible las lenguas extranjeras, desde un planteamiento comunicativo y generando un entorno bilingüe y una necesidad “artificial” para nuestros alumnos. De ahí que los profesores de inglés y de alemán  se dirijan siempre en su idioma a los alumnos “forzando” que estos tengan que hablar en esas lenguas para poder comunicarse. Además, somos conscientes de que enseñar una lengua implica también enseñar una cultura, con la riqueza que eso implica.

Desde hace muchos años, lingüistas, psicólogos, neurólogos, pedagogos y otros profesionales vienen insistiendo en que las habilidades que un niño desarrolla estando expuesto a dos idiomas siempre superan a las de aquellos que no lo han estado. Si bien en las primeras etapas des su desarrollo esto es menos perceptible, sí se observa a medida que los alumnos crecen y se enfrentan tanto a la universidad como al mundo laboral.

Nuestro Centro Escolar pertenece al primer grupo de colegios concertados dentro del programa bilingüe de la Comunidad de Madrid. Esto supone que no sólo se enseña el idioma como asignatura de lengua, sino que integramos el segundo idioma en la vida escolar, hablándolo más allá de las aulas, así como enseñando otras materias en ese otro idioma que, en este caso, es el inglés.

En la Etapa de Infantil, los niños están expuestos a clases de inglés donde se les enseña de forma comprensiva y significativa para ellos, como apunta uno de los mejores lingüistas de nuestro tiempo, Stephen Krashen. Las profesoras integran el segundo idioma en el día a día de los niños, facilitándoles aquellas expresiones y vocabulario que les van a resultar más necesarios para comunicarse con ellas, ya que no hablan en español con los niños. Estos, motivados e ilusionados por comunicarse, hacen progresos en su expresión oral, de forma natural y sin que ello suponga ningún trauma.

Esta misma forma de enseñar continúa progresivamente en la Etapa de Primaria. Siempre desde el empeño por provocar un aprendizaje significativo, creamos un ambiente en el que el inglés es tan protagonista que los niños sienten la necesidad y la ilusión de utilizarlo. El éxito de esta metodología se ve cuando vemos a nuestros alumnos salir del aula sin profesor a hacer algún recado y van hablando en inglés entre ellos con total normalidad. Es en esta etapa donde comienzan a preparar musicales en inglés y se dan las bases del idioma alemán, obligatorio en 5º y 6º curso.

Secundaria es el momento más crítico debido al momento evolutivo del alumno. Por ello, desde la asignatura de inglés y aquellas donde se utiliza el inglés como lengua vehicular, adaptamos los temarios creando proyectos y actividades que les motiven lo suficiente como para que sigan aprendiendo e, incluso, adquiriendo un segundo idioma.  Entre las actividades que les proponemos están el teatro, el recitado de poemas, las presentaciones orales de distintos temas de actualidad e históricos, lecturas…esto se complementa desde el resto de asignaturas,  en las que, a partir de esta etapa, se puede facilitar documentación en inglés.

En las etapas de Primaria y Secundaria la mayoría de nuestros alumnos (en torno a un 95%) se presentan a las pruebas externas de la Comunidad de Madrid, adquiriendo los títulos correspondientes de Cambridge: desde el KET hasta el Advanced, según el nivel de cada alumno.

En Bachillerato, adquiridos ya los objetivos lingüísticos, llega el momento de ponerlos en juego, realizando debates, ensayos, vídeos, trabajos y otras formas de expresión que les permitan disfrutar de todo lo aprendido y seguir mejorando. Un claro ejemplo de esto lo tenéis explicado por los mismos alumnos en varios artículos publicados en nuestra página web, que os invito a leer.

Todo esto se realiza con un gran equipo docente, utilizando diversas metodologías, adaptándonos a las necesidades de cada grupo y de cada alumno: aprendizaje cooperativo, inteligencias múltiples, competencias, rincones (en Infantil y primer ciclo de Primaria) y siempre siguiendo el proyecto educativo del Centro. Cabe destacar que todo el equipo recibe formación constante en bilingüismo, favoreciendo la asistencia a Congresos, cursos y facilitando la formación necesaria para estar al día en las últimas noticias relacionadas con educación y la enseñanza de idiomas.

Por otro lado, el departamento de idiomas cuenta con la ayuda constante de los Auxiliares de Conversación que participan en nuestras aulas y permiten que nuestros alumnos tengan siempre presente y visible que este colegio cuenta con el inglés como un idioma importante dentro del día a día.

Ahora podemos decir con satisfacción, después de varios años de Colegio, que tenemos gran número de alumnos que han cursado o cursan grados bilingües, han tenido experiencias de estancias largas en Universidades extranjeras (alemanas y anglosajonas) durante sus años de estudios universitarios e, incluso, han encontrado trabajo en Alemania, Inglaterra, Irlanda y Estados Unidos.

A continuación mostramos un vídeo de uno de los musicales en inglés que han tenido lugar en nuestro Colegio.


PSICOMOTRICIDAD: DE LA ACTIVIDAD AL PENSAMIENTO (I)

Alicia Alonso, especialista en Psicomotricidad y formadora de las profesoras de Infantil, y Puri Arribas, coordinadora de etapa, contestan a nuestras preguntas sobre esta disciplina. 

-Comenzamos con Alicia: Alicia, ¿qué es la psicomotricidad?
Psico tiene que ver con el cerebro, la mente, y motricidad tiene que ver con el movimiento del cuerpo, de manera que psicomotricidad es el trabajo conjunto de la mente y el cuerpo, la unidad que representa la persona.

Sabemos que el funcionamiento mental se produce mediante conexiones entre los distintos elementos del sistema nervioso; cuando pensamos, cuando planificamos, hay movimiento de informaciones de un lado a otro del sistema nervioso; nos movemos mentalmente sin necesidad de hacerlo físicamente. Así ponemos en marcha la mejor solución pensada y ahorramos energía física. Pero esa capacidad de acción mental es un reflejo de la acción exterior.

En la infancia tenemos imposibilidad para pensar lo que no hemos experimentado, por lo que los niños y niñas necesitan “hacer” mucho físicamente para sentir y dominar su cuerpo, el vehículo de esta actividad, y poder construir ese pensamiento poco a poco. Para alcanzar ese control que les proporciona bienestar, el organismo les impulsa a buscar retos de movimiento.

Esa es la razón de que no paren quietos y cada criatura sabe, porque lo siente, cuánto ha de moverse y cuándo ya tiene suficiente por el momento.
Sobre ese conjunto actúa un motor, el de las emociones, que tienen el poder de activar o alterar el movimiento exterior y el interior. Por ejemplo: la emoción del miedo y el estrés que genera, permiten pensar y correr más rápido, pero si el miedo es demasiado intenso o constante altera el movimiento (temblamos físicamente o nos bloqueamos mentalmente) o incluso lo paraliza (catatonia). Del mismo modo, la emoción de la alegría y la satisfacción personal permite que nos atrevamos a hacer cosas que nos cuestan mucho en momentos más neutros.

Las emociones son, pues, transversales a toda nuestra acción exterior e interior. Permitir y favorecer que se manifiesten en libertad a través del movimiento posibilita trabajar su autorregulación al servicio de una mejor acción y de un pleno desarrollo personal. Lo que se pretende con la intervención psicomotriz es que pueda darse el mayor y mejor desarrollo posible de esa unidad mente-cuerpo en cada niño y en cada niña.

A través del trabajo psicomotor se favorece el descubrimiento exterior e interior de la persona, de sus posibilidades, potencialidades y limitaciones, permitiendo que se adapte la acción a las mismas. Con ello se cimenta y desarrolla el mejor uso y control del cuerpo y de su coordinación, tanto para caminar, saltar o correr como para usar las manos con precisión cuando es necesario. Pero también se aprende a descargar tensiones, regulando las formas de manifestarlas, de modo que no se dañen o dañen al resto, estableciendo relaciones comunicativas emocionales cada vez más satisfactorias.

Gracias al bienestar de cuerpo y mente, se libera además la atención y la capacidad de concentración para seguir aprendiendo. Cuando cuerpo y mente están alterados en mayor o menor grado, o no suficientemente maduros para algunos aprendizajes, podemos ver desde alteraciones en la capacidad de atención y concentración hasta la imposibilidad de las mismas o distorsiones en la memoria; todo ello imprescindible para seguir aprendiendo. De ahí la importancia de la psicomotricidad.

– ¿Qué papel juega la propia iniciativa, habilidad natural y libertad de los niños en su forma de aprender todo esto?

La capacidad de aprendizaje es innata y sirve al niño para sobrevivir. A medida que aprende experimenta satisfacción. Es innata también su curiosidad y la capacidad de interesarse por las cosas y los seres, la necesidad de explorarlos, conocerlos y controlarlos, acciones con las que se siente seguro, a pesar de los posibles incidentes, por el placer que provoca su desarrollo. También es innata la tendencia a buscar a los demás porque los necesitan para sobrevivir, especialmente a sus figuras de apego. Buscar o no relaciones humanas dependerá de si obtuvieron bienestar en esas primeras relaciones.

Por otro lado, también nacemos equipados con detectores de señales que nos informan de los cambios y de las necesidades para que les demos cauce. Así, sabemos cuándo tenemos hambre o sed, cuándo y cuánto necesitamos movernos porque, por ejemplo, llevamos mucho tiempo en quietud para hacer una tarea o porque descargar con el movimiento (correr, gritar, golpear un objeto,…) nos libera de una situación de tensión emocional.

Si el niño nace con potencialidades y con instrumentos que le permiten detectar sus necesidades, también es él mismo quien mejor puede elegir cómo y con qué satisfacerlas. Y es que está igualmente demostrado que, cuando la mayoría de estas potencialidades se recorren personalmente, mediante descubrimiento y experimentación, en condiciones adecuadas que requieren del acompañamiento seguro y la organización experta adulta, los aprendizajes que por ensayo-error se adquieren son mucho más sólidos.

Cuando las condiciones creadas por las personas adultas no han sido adecuadas, o bien ha habido alguna carencia en su diseño, la intervención psicomotriz puede permitir descubrir alteraciones físicas y/o emocionales, darles seguridad, compensar y restablecer en lo posible el deseo natural infantil de ser, hacer y crecer con bienestar.

En todo este entramado tiene un papel fundamental el hecho expuesto de que las emociones modifican la acción (enfatizándola, controlándola, disminuyéndola o alterándola) y la acción modifica las emociones. Favorecemos por ello que estas se expresen simbolizadas a través del juego psicomotor, de forma autorregulada; que se descarguen y transformen cuando es preciso para poder llegar a la calma y al bienestar. Esto mejora la imagen que cada niño o niña tiene de sí, les permite estimarse y proyectarlo en relaciones exitosas con los demás. Pretendemos igualmente que las emociones satisfactorias sean el motor de acción necesario para seguir aprendiendo, como circunstancia innata en la infancia, con deseo, alegría y bienestar.

Te contamos más sobre la psicomotricidad y cómo la aplicamos en el Colegio Kolbe, la semana que viene, en nuestro blog.


EL LIBRO DE LECTURA COMO SUSTITUTO DEL LIBRO DE TEXTO

Miguel Méndez nos explica por qué en la etapa de Primaria hemos eliminado los libros de texto para Lengua.

Hasta este año, los alumnos de tercero a sexto curso de Primaria aprendían Lengua trabajando a partir de libros de texto. Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de dos factores que nos han llevado a intentar mejorar: por un lado, detectamos que los libros de texto abordan el lenguaje de manera parcial, y por otro, van ofreciendo contenido que en cursos sucesivos no se repasa, lo que favorece que no se asimile tan bien como nos gustaría.

Por estas razones, desde este curso 2017-2018, nos hemos decidido eliminar los libros de texto para abordar el aprendizaje de la Lengua de manera global. Esta práctica se venía haciendo en nuestro Colegio para enseñar inglés, y estamos viendo resultados muy buenos. Decidimos trabajar toda la materia a partir de libros de lectura en todos los cursos, lo que supone que los alumnos aprenden de escritores que dominan la Lengua en sentido amplio. Trabajamos autores infantiles de prestigio, como Roald Dahl, que tiene un vocabulario riquísimo y un dominio expresivo perfecto para enseñar. A los chicos les interesan mucho las historias y los personajes, que están muy trabajados, lo que supone que están muy dispuestos a profundizar en todo lo que hay detrás del libro. Quizá lo ideal sería trabajar con literatura infantil española, pero todavía no hemos encontrado autores infantiles que nos convenzan más que los elegidos.

Lectura libre en Primaria

Cómo se trabaja sin libros de texto

Trabajamos un libro al trimestre y toda la asignatura parte de ahí. Leemos durante la clase, y de ahí se van extrayendo todos los aspectos de la Lengua que queremos aprender. Lo vemos punto por punto.

  • Lectura expresiva:  los alumnos leen en voz alta poniéndose en la piel de cada personaje y aprenden de la lectura del profesor. Vamos analizando el uso del lenguaje para expresar emociones, estados de ánimo.
  • Comprensión lectora: hacemos continuas pruebas orales y escritas de lo que van leyendo. ¿Por qué dice algo un personaje concreto? ¿Qué quiere decir la expresión…? Detectamos que, cuando les exponemos mucho a la comprensión lectora, todas las áreas de aprendizaje se ven reforzadas.
  • Gramática: el vocabulario nuevo que va surgiendo se intenta comprender a partir del contexto, aunque también usamos el diccionario. Hacemos glosarios con sinónimos y antónimos, e intentamos que vayan introduciendo palabras nuevas en su expresión. Para entender las categorías gramaticales, introducimos la lógica y preguntamos qué hace que una palabra pertenezca a una categoría gramatical.
    Todo esto hace que el alumno vaya acostumbrándose a razonarlo todo y a preguntarse por qué. Huimos de hacerles aprender de memoria: a través de un ejemplo concreto del texto extraemos una regla aplicable a casos similares, de tal forma que, con la práctica, el alumno es capaz de reconocerlo empleando la asociación. De lo concreto llegamos a lo abstracto para luego poder aplicarlo a cualquier caso concreto
  • Expresión escrita: se extrae, por ejemplo, una frase de la historia que están leyendo, y, desprovista de contexto, se analiza su significado. Después, las hipótesis de significado de los alumnos se contrastan con lo que el escritor recoge en el libro, y se practican formas alternaticas de expresar lo mismo.
  • Expresión oral: trabajamos mucho y de dos maneras. Por un lado, de forma espontánea, discutiendo y argumentando los porqués de lo que va saliendo en el libro, y por otro, de forma preparada: elegimos un tema contextualizado con el libro o con otra asignatura y damos a los alumnos un guión para que hagan una exposición pública.
  • Por último, trabajamos la lectura personal en clase, a través de dos momentos semanales donde traen a clase un libro elegido por ellos, generalmente narrativa infantil libre.

En conclusión, estamos viendo que esta forma de enseñar nos permite ir repasando contenidos durante todos los años de Primaria, nos da una visión integral de la Lengua y favorece que se asimile a base de razonamiento y no de memoria. Todos estos aspectos, unidos a la natural motivación por conocer las historias en profundidad, está ayudando mucho a interiorizar un contenido que para nosotros en el Colegio Kolbe es crucial en el desarrollo madurativo del alumno.


LAS MARAS ATRAPAN UNA JUVENTUD SIN ESPERANZA

Con motivo del #Crosssolidariokolbe, los alumnos de 1.º de Bachillerato han investigado sobre la causa solidaria que apoyamos en El Salvador.

Artículo firmado por Lucía Sánchez, Jorge Mallén y María Suevos.

La infancia y juventud de El Salvador, particularmente quienes viven en zonas urbano marginales o en zonas rurales con escasos recursos, se encuentran en situación de vulnerabilidad permanente. Las secuelas de una guerra civil que duró 12 años, unidas a la escasez posterior de políticas sociales y proyectos educativos, provocaron la desintegración social, pobreza y migración de la población más joven hacia Estados Unidos en busca de un futuro. Durante los años 80 y 90 estos migrantes salvadoreños en situación irregular se recluyen en guetos en las calles de Los Angeles, California. La necesidad de subsistencia en medio de su condición ilegal y  la imposibilidad de conseguir un trabajo les lleva a delinquir, por lo que son perseguidos por la policía.  Este es el origen de las maras. 

Origen y forma de vida en las maras.

Etimológicamente, la “mara” proviene de la palabra “marabunta”, forma de actuación propia de las hormigas. Los “mareros” actúan siempre en bandas compuestas por unas veinte personas. Conocidas por su violencia y un código moral propio que consiste en severos actos de venganza y castigos crueles, desempeñan actividades basadas en la venta de drogas y de armas, secuestros, robos y asesinatos por encargo. 

Los mareros de los años 80 van siendo progresivamente deportados a sus países de origen, por lo que Centroamérica comienza, en años sucesivos, a recibir de vuelta a jóvenes marcados por la violencia.  En la actualidad, la mayoría de las pandillas están integradas por migrantes centroamericanos y se encuentran activas en zonas urbanas y suburbanas. Asimismo, se han expandido a otras regiones de Estados Unidos, Canadá, México y el sur de Europa. 

La violencia en El Salvador se cobró en el año 2016 más de 5200 vidas y más de 14000 menores han intentado llegar a EEUU huyendo de las redes delictivas de las Maras.

El existir de los mareros supone ir a cien por hora en un día en el que cada instante se está entre la vida y la muerte. Un ejemplo, son los salvajes rituales de ingreso en los que los hombres tienen que aguantar tremendos actos de violencia y las mujeres abusos sexuales.  Sin embargo, la pertenencia es casi una obligación porque lo contrario significa que se es del enemigo. Formar parte de una pandilla permite la protección del miembro y la de su familia.

Los integrantes tienen que vivir rápido porque son conscientes de la brevedad de su vida, ya que normalmente no superan los 21 años. El camino de un marero empieza a los seis años como mensajero y entre los nueve y doce pueden empezar los ritos de iniciación. Por otra parte, los barrios protegen a los pandilleros,  debido a que todos son familiares. En el lado opuesto la policía corrupta es vista por los ciudadanos como gente inmoral, por lo que la actuación del gobierno salvadoreño no supone ninguna resolución a este problema. 

Las asociaciones religiosas y ONGs tienen centros de capacitación para ofrecer ayuda a los integrantes  que han dejado la vida callejera. Sin embargo, salir de una mara supone una gran complejidad porque significa traicionar.

En conclusión, la situación actual en El Salvador, que en la mayoría del mundo es desconocida, es realmente devastadora e inhumana. Mientras que en los colegios españoles los niños aprenden matemáticas, la infancia salvadoreña supone una educación en la delincuencia.

(más…)


WHEN ALL IS SAID AND DONE

The last couple of weeks, we’ve had the chance to become primary teachers for once in our lives, specifically in Graciela’s class, 5th B, helping out in Drama and Songs.

The first day we got there we were able to observe how the class worked and what kind of methods they use to teach 10 years old students. The kids were singing songs and reading the script from The Witches ( Roald Dahl ), which is the theater play they are working on.

Our task there consisted on improving their pronunciation and broaden their vocabulary.
They had a listening exam that we collected and corrected in which they had to fill in the gaps in order to complete the lyrics of the songs.

The second day the class was quite different. María Contreras went to another classroom with two kids who played the main roles, and they practiced their lines. Firstly they read the script so that María could get an idea of how well they knew their lines, how was their pronunciation and fluency. Secondly they went through the first act and the revised those words which were more difficult to pronounce. They read the act a couple of times so they could learn their lines, by the end of the lesson they were able to act their parts without reading the script.

While María was doing that, the rest of us joined Graciela’s group at the theater where we prepared a game. Our goal was to help kids with the spelling of some words that were harder for them to write on the test. The game started by dividing them in two groups, each group had to write a letter on each flashcard with the objective of forming the previously chosen words. Each group was organized in a queue and they had to run to pick up a flashcard of the other team and set it up on the table to create the word.

On our last day as assistants Graciela divided the tasks again, María went with the boy and grandmama and they spend the whole hour acting and revising the hardest words and lines of the script. The rest of us helped three kids reading their scripts and correcting their intonation and pronunciation.

To sum up, we could say that the children weren’t the only ones who learnt with this experience, we learnt as well. The most important thing we gained was how to better communicate with the youngsters in a way that they could understand us. We have to bear in mind we don’t have the same level in English so we needed to adjust our English for the kids. This experience will help us to know how to adapt the language to the different situations in life.

We really are thankful for your follow-up throughout this journey and we hope you have enjoyed it as much as we have. It has been a short yet amazing experience but sadly the project is coming to its end.
Being all said and done, “Insiders” says goodbye.

Cuando todo está dicho y hecho

Las últimas dos semanas hemos tenido la oportunidad de convertirnos en profesores de primaria, especialmente en la clase de Graciela, 5º B, ayudando en Drama &Songs.
El primer día pudimos observar cómo la clase trabajaba y el tipo de metodologías que utilizaba para enseñar a alumnos de 10 años. Los niños estaban cantando canciones y leyendo el guión de “Las Brujas” de Roald Dahl, que es la obra de teatro en la que están trabajando. Nuestra misión consistía en mejorar su pronunciación y aumentar su vocabulario. Ellos tenían un examen de listening que recogimos y corregimos en el que tenían que rellenar los huecos para completar las letras de las canciones.
El segundo día, la clase fue muy diferente. María Contreras se fue a otra clase con dos niños que representaban dos de los papeles principales y practicaron su parte. Primero leyeron el guión de forma que María podía hacerse una idea de cómo se lo sabían, cómo era su pronunciación y su fluidez. Después siguieron con el primer acto y revisaron todas las palabras más difíciles de pronunciar. Leyeron el acto completo un par de veces para poder memorizar su parte y, al final de la lección, ya habían sido capaces de hacer su parte sin leer el guión.

Mientras María hacía esto, el resto de nosotros nos reunimos con el grupo de Graciela en el teatro donde preparamos un juego. Nuestro objetivo era ayudar a los niños con el deletreo de las palabras que eran más difíciles de escribir en el test. El juego empezó dividiéndoles en dos grupos, cada grupo tenía que escribir una letra por flashcard con el objetivo de formar las palabras elegidas previamente. Cada grupo estaba organizado en una fila y tenían que correr para coger una flashcard del otro equipo y dejarla sobre la mesa para crear la palabra.
En nuestro último día, como asistentes de Graciela, dividimos las tareas de nuevo: María fue con el niño y la abuela y estuvieron la hora actuando y revisando el guión. El resto de nosotros ayudamos a tres niños a leer sus guiones y corregir su entonación y pronunciación.
Para finalizar, podemos decir que los niños no fueron los únicos que aprendieron con esta experiencia, nosotras también. Lo más importante fue que aprendimos a comunicarnos mejor con los pequeños de forma que nos pudieran entender. Tenemos que tener en cuenta que no tenemos el mismo nivel de inglés que ellos, por lo que necesitamos ajustarnos a su nivel. Esta experiencia nos ayudará a saber cómo adaptar nuestro idioma a las distintas situaciones que tengamos que afrontar en la vida.
Estamos muy agradecidas de vuestro seguimiento a través de este viaje que esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotras. Ha sido una experiencia corta y aun así espléndida pero, tristemente, ha llegado a su fin. Habiendo dicho y hecho todo, “Insiders” dice adiós.


COCKOO, A FROG IS SINGING..

The insiders team get to know our Frogs 

Do you remember when you were four and everything seemed to be extremely easy? When playing was your only concern? Well, this week in Insiders we have been infiltrators in Frogs, our four year old students, and we definitely miss those days!

At the beginning we got to the class (which had already started due to timetable differences) and everyone was gathered together in a circle. All the kids were sat on the floor as well as the teacher and her assistant, both down on their knees to be at the same level as the students.
The methodology used was quite interesting. As you may imagine, the kids didn’t speak English though that didn’t mean they weren’t able to comprehend their teachers, in fact, their understanding was outstanding!

This is thanks to the clear and short messages plus the sweet and loud voice the teacher used when talking to them.
Referring to the activities, they were learning body parts, specifically the face. They sang, they played, they painted… they learned through games which, as we were able to observe, was pretty useful for them. That way, they were able to learn new vocabulary without even realizing!
In the end we weren’t able to finish the lesson but we got everything we needed, we saw how the class was taught, we watched the kids’ attitude towards English and we enjoyed it as if we were four year olds again. It was such a great experience! That is all for this week edition, we hope you have relished our insight view. See you next month!

Alumnos de segundo de infantil pintando

¿Recuerdas cuando tenías cuatro años y todo parecía extremadamente fácil? Cuando jugar era tu única preocupación. Bien, esta semana en Infiltrados hemos estado con las Ranas, nuestros alumnos de 4 años, y definitivamente, echamos de menos esos días…
Al principio fuimos a clase (que ha había empezado por la diferencia en los horarios) y todos estaban juntos en círculo. Los niños estaban sentados en la colchoneta en el suelo igual que su profesor y el asistente, ambas de rodillas para estar al mismo nivel que sus alumnos.
La metodología utilizada era bastante interesante. Como podréis imaginar, los niños aún no hablan inglés pero eso no significa que no pudieran entender a sus profesores, de hecho, su comprensión era sorprendente. Esto es gracias a los mensajes cortos y claros de sus profes además de la voz dulce y alta utilizada por su profesora al hablarles.

Respecto a las actividades, estaban aprendiendo las partes del cuerpo, específicamente, la cara.
Cantaron, jugaron y pintaron… aprendieron a través del juego que, según observamos, les resultaba muy útil. De esa forma, aprendían vocabulario sin ni siquiera darse cuenta.
Al final, no pudimos quedarnos hasta que terminase la clase, pero teníamos lo que necesitábamos, vimos cómo se enseñaba la clase, observamos la actitud de los niños en ella y disfrutamos como si volviésemos a tener 4 años de nuevo. ¡Ha sido una experiencia maravillosa!
Esto es todo en esta edición, esperamos que hayáis disfrutado de nuestra experiencia. ¡Nos vemos el mes que viene!


DESCUBRIENDO EL CORRAL DE COMEDIAS

Eva Sánchez, profesora de Lengua y Literatura, nos cuenta la visita de los alumnos de 3.º de ESO a la representación teatral de La discreta enamorada, de Lope de Vega.

 

Este curso estudiamos la Historia de la literatura española desde la Edad Media hasta el S.XVIII. Durante la primera evaluación hemos hecho un recorrido por la lírica y en la segunda se ha llevado a cabo un proyecto sobre el teatro. Para ello hemos hecho grupos de trabajo con el objetivo de investigar las características del teatro en distintos períodos históricos, partiendo del teatro griego. 

 

Todos los años aprovechamos este temario para ver una obra perteneciente al género teatral más importante de nuestra literatura, el del Siglo de Oro, y les llevamos a Almagro para que puedan situarse en el lugar en que se representaban las obras en esta época, el corral de comedias.

 

A raíz del trabajo de investigación llevado a cabo por los alumnos, quisimos proponerles una exposición a los padres durante la jornada de puertas abiertas. Por iniciativa suya transformamos la clase en un corral de comedias, para lo que se documentaron sobre sus características, aspecto, distribución y oficio de quienes trabajaban allí. De este modo, pudimos reproducirlo en clase, disfrazados con vestuario de la época. La visita a Almagro estaba programada desde meses atrás para el día anterior al Open Day del Colegio, de modo que los alumnos pudieron comprobar que su representación coincidía con la realidad y que el corral de comedias aún funciona en Almagro como teatro.
Aunque el viaje a Almagro es largo, pensamos que merece la pena que al menos una vez en Secundaria lo visiten, para que puedan reconocer y disfrutar una representación teatral tal y como se hacían en la época. Vivir en primera persona esta experiencia hace que nunca se les olvide la importancia del teatro en este periodo ni la figura de Lope de Vega, autor de La discreta enamorada, la obra que vimos. Uno de los actores hizo una interesante introducción acerca del teatro de la época y del espacio físico donde nos encontrábamos. Muchos de los datos ya eran conocidos por nuestros alumnos pero aprendieron muchos otros detalles.

 

El lenguaje de Lope, llano y cercano a pesar del verso, y su contenido, divertido y universal, hizo que pudiéramos seguir la obra muy bien.Disfrutamos especialmente de la rupturista imagen de la mujer de la época, adelantada a su tiempo, y la obra en su conjunto les atrajo bastante. Tras la representación, disfrutamos de la hermosísima plaza de Almagro donde comimos y posteriormente volvimos al colegio.

 

Esta visita ha sido el complemento perfecto a nuestro estudio de la Historia del teatro desde sus orígenes hasta el Barroco. 
  

WE’RE ALL IN THIS TOGETHER!


El equipo de Insiders, de 2.º de Bachillerato, nos cuenta en qué consiste su proyecto para apoyar las clases de Inglés en otras etapas.

Senior year, definitely an important and decisive year. This school year, we, the students, are extremely focused and concerned about our grades and our future, but we haven’t forgotten everything this school has given us. This is why we have decided to give a little amount of our time and effort to our little ones in school.

At the beginning of this trimester our English teacher made a proposal concerning a project that would involve both primary and infant students. Most of us were eager to star with it, so the project took off and it’s presently happening.

This unusual undertaking is being performed in groups, which are taking part in different lessons imparted in English. Some groups are visiting the infants, some others the early primary school students, and several are helping in the last grades of primary. The activities they are executing have to do with Science, Art, the English language itself… and they are all at the teachers and the students disposal.

The aim of this project is to seize the opportunity we are given to get involved with the education of our own school children, to share our knowledge with them, to get to know the nowadays learning methods, and specially to be a part of our school growth for our last year here.

During the first three weeks of this initiative, we, a group of four students, are going to lead you through the process, hoping that you will fathom and find appealing the creative way in which we  are all working together.

The results of this course of action are unknown to us. Indeed we want it to succeed and to be enjoyable and profitable for the kids, but we have to wait and see what’s in store. If you’re as intrigued as we are, keep an eye on the school weekly newspaper and look for our section “Insiders” in the next month edition!

2º de Bachillerato, definitivamente un año importante y decisivo. Este año académico, nosotros, los estudiantes, estamos extremadamente centrados y preocupados por nuestras notas y nuestro futuro, pero no hemos olvidado todo lo que este colegio nos ha dado. Esta es la razón por la que hemos decidido dedicar parte de nuestro tiempo y esfuerzo a los peques de nuestro colegio.

Al principio de este trimestre, nuestra profesora de inglés nos propuso realizar un proyecto que incluiría a alumnos de primaria e infantil. La mayoría estábamos deseando empezarlo, así que el proyecto despegó y actualmente está en proceso.

Esta tarea la estamos realizando en grupos que participan en diferentes clases impartidas en inglés. Algunos grupos están visitando infantil, otros los primeros cursos de primaria y otros los últimos. Las actividades que están realizando tienen que ver con ciencias, arte, y el idioma inglés. En ellas, los alumnos están a disposición de los profesores y alumnos de la etapa correspondiente.

El objetivo de este proyecto es aprovechar la oportunidad que nos han dado para involucrarnos en la educación de los alumnos de nuestro propio colegio para compartir nuestro conocimiento con ellos, aprender el día a día de la metodología y, especialmente, contribuir al crecimiento del colegio en nuestro último año.

Durante las primeras tres semanas de esta iniciativa, nosotras, un grupo de cuatro alumnas, vamos a guiaros a través del proceso, confiando en que esto os ayude a comprender de una forma atractiva y creativa esta iniciativa.

El resultado de este proyecto es una incógnita para nosotros. De hecho, queremos que tenga éxito y que sea muy divertido y beneficioso para los niños, pero tenemos que esperar y ver qué pasa finalmente. Si estás tan intrigado como nosotras, estate pendiente y busca nuestra sección “INFILTRADOS” en la edición del próximo mes.


EDITORIAL FEBRERO

Clara Fontana reflexiona sobre la visión educativa de María Zambrano.

Pocas veces he leído algo tan precioso y verdadero sobre la tarea del maestro como unos párrafos de la filósofa española María Zambrano en Filosofía y Educación.

Son palabras que podemos entender si tenemos en la memoria a esos maestros que nos han marcado a cada uno y que son el ideal que perseguimos quienes nos dedicamos a esta bendita profesión. Vamos con el primero:

“Podría medirse quizá la autenticidad de un maestro por ese instante de silencio que precede a su palabra, por ese tenerse presente, por esa presentación de su persona antes de comenzar a darla en modo activo. Y aun por el imperceptible temblor que le sacude. Sin ello, el maestro no llega a serlo por grande que sea su ciencia. Pues que ello anuncia el sacrificio, la entrega.”

la tarea del maestro

Ese tenerse presente o entregarse a uno mismo diferencia radicalmente el día que entras en clase de forma rutinaria, con toda “tu ciencia” pero ausente de ti mismo. Esta posición de entregarse marca toda la diferencia:

“Y todo depende de lo que suceda en este instante que abre la clase cada día. De que en este enfrentarse de maestro y alumnos no se produzca la dimisión de ninguna de las partes.”

Hace falta que alumno y profesor estén presentes en lo que hacen, no dimitan, y el maestro debe estar atento cada día para ir en primera persona.

“Pues que una lección ha de darse en estado naciente. Se trata, en la transmisión oral del conocimiento, de un doble despertar, de una confluencia del saber y del no-saber-todavía. Y esto doblemente, pues que la pregunta del discípulo, esa que lleva grabada en su frente, se ha de manifestar y hacerse clara a él mismo. Pues el alumno comienza a serlo cuando se le revela la pregunta que lleva dentro agazapada. La pregunta que, al ser formulada, es el inicio del despertar de la madurez, la expresión misma de la libertad. (…)

No tener maestro es no tener a quien preguntar y más hondamente todavía, no tener ante quien preguntarse. Quedar encerrado dentro del laberinto primario que es la mente de todo hombre originariamente; quedar encerrado como el Minotauro, desbordante de ímpetu sin salida. (…)

Toda vida está en principio aprisionada, enredada en su propio ímpetu. Y el maestro ha de ser quien abra la posibilidad, la realidad de otro modo de vida, de la de verdad.

¡Qué maravilla de texto! Nuestra tarea es ayudar a que salga la pregunta que el alumno “lleva dentro agazapada”, “grabada en la frente”. No hay madurez ni ejercicio de la libertad sin hacer consciente la pregunta. ¡Cuántas sugerencias de método surgen de aquí! La pregunta despierta cuando tenemos delante maestros ante los que preguntarnos, que, por tanto, están ciertos de algunas cosas. Porque nadie pregunta si intuye que no hay respuesta.

Se empieza a salir del “laberinto” cuando estamos ante personas que no se esconden, que nos ofrecen hipótesis de respuesta, que confían en nosotros para verificarlas, que nos animan a preguntarnos y a responder porque confían en que existe un sentido, razones para vivir. Y entonces:

“La inicial resistencia del que irrumpe en las aulas se torna atención. La pregunta comienza a desplegarse. La ignorancia despierta es ya inteligencia en acto. Y el maestro ha dejado de sentir el vértigo de la distancia y ese desierto de la cátedra, como todos, pródigo de tentaciones. Ignorancia y saber circulan y se despiertan igualmente por parte del maestro y del alumno, que sólo entonces comienza a ser discípulo. Nace el diálogo”.

Todos los que hemos enseñado sabemos que entrar en un aula produce vértigo, porque no controlamos qué va a suceder ese día, porque ignoras cuál será la respuesta de tus alumnos, si ese día acudirán a tu llamada, a tu propuesta, o no. Se llama el “riesgo de educar”. Pero también sabemos cuál es la belleza del verdadero diálogo, la que nace cuando el otro está, cuando acude a tu llamada, cuando “entra” decimos coloquialmente entre nosotros. Entonces te pones a escuchar al otro, otra voz original que no eres tú. Hay pocas cosas tan preciosas como ver a un alumno preguntarse, salir de su laberinto y empezar a buscar por sí mismo, buscando tu mano y tu mirada cuando surge la duda o la debilidad.

Esta forma de estar, sin retraerse, entregándonos cada día, siendo conscientes de lo que está en juego es la que queremos cuidar en el Colegio. Crecer enseñando, enseñar creciendo, proponiendo siempre, incansablemente, retomando el camino cada vez, para ver el milagro del diálogo y del despertar de la persona.


EXTRAORDINARIO ENCUENTRO CON EL HISTORIADOR JAIME NUÑO

 Los alumnos de 5º de Primaria escriben una noticia sobre el encuentro con Jaime Nuño González.

Los alumnos de 5º de Primaria realizaron un encuentro con Jaime Nuño González, arqueólogo, historiador y autor del libro Peregrinar a Compostela en la Edad Media. Jaime Nuño respondió a las preguntas que los alumnos realizaron sobre la vida en la Edad Media y  el Camino De Santiago. Realizó una sencilla introducción al arte románico y gótico con excelentes imágenes, lo que supuso una gran experiencia para todos los alumnos.

El día 19 de enero, los alumnos de 5º de Primaria recibieron la visita de Jaime Nuño González y tuvieron la oportunidad de realizar un encuentro con este arqueólogo, historiador y autor de varios libros como Una aldea en tiempos del románico y Peregrinar a Compostela en la Edad Media.

El acto comenzó con una cantiga  de Alfonso X el sabio que cantaron los niños acompañados por los profesores que tocaron algunos instrumentos medievales como el salterio y la zanfona. A Jaime Nuño le impresionó que supieran cantar tan bien.

A continuación, uno de los alumnos que estaba en la mesa con el invitado le presentó y otro dio paso a las preguntas. Primero contestó a las preguntas que se habían preparado anteriormente en clase sobre los peregrinos medievales y el Camino De Santiago, después se hicieron preguntas libres.

Tras un descanso de media hora, dio comienzo la segunda parte del encuentro en la que el historiador hizo una introducción muy sencilla de las características del arte románico y gótico, mostrando unas fotos muy buenas, algunas hechas por él mismo. Una cosa que llamó mucho la atención a los alumnos fue la imagen de las gárgolas de las iglesias. Al parecer servían para que cuando se acumulaba mucha agua saliera con gracia por la boca de estas figuras de piedra.

Otro detalle curioso consistió en explicar cómo era la máquina que Jaime Nuño bautizó con el nombre de “la máquina del hámster”. Como en tiempos del románico no existían las máquinas actuales, para construir las iglesias empleaban un mecanismo que consistía en una gran rueda dentro de la cual se metía un hombre y empezaba a hacerla girar.

Al finalizar esta segunda sesión dieron las gracias a Jaime Nuño. El autor firmó los libros que se habían comprado, escribiendo en cada uno una dedicatoria personal.

El encuentro fue muy interesante y una ocasión para aprender mucho. En días sucesivos se realizó en clase una actividad por grupos en la que cada uno creo una presentación en Keynote sobre las diferencias entre el románico y el gótico.

 


LAS DOS CARAS DE LA COLONIZACIÓN

Los alumnos de primero de Bachillerato nos hablan de la visita de Bertin Ntazongwa Mukanire.

El pasado lunes 4 de febrero, los alumnos de 1º de Bachillerato acogieron la visita de un sacerdote, Bertin Ntazongwa Mukanire, originario de Bakavu (República Democrática del Congo), que se encuentra en nuestro país estudiando la carrera de Literatura cristiana y clásica para ser maestro en su tierra natal. El interés de esta visita radica en el estudio el proceso de colonización africana de los siglos XIX y XX, que los alumnos han estado trabajando a través de apuntes, documentales y comentario de hechos históricos.

Tras una breve introducción sobre la República Democrática del Congo, en la que se aportaron datos geográficos y demográficos, el sacerdote congoleño profundizó en la historia de su país, centrándose en su colonización.

Empezó hablando sobre el periodo de la Prehistoria congoleña, que se alarga hasta el siglo XV d. C., con la llegada del navegante portugués, Diego Cao. Él fue el primer europeo del que tengamos constancia en pisar aquellas tierras, y a partir de ese momento Europa conoció la existencia de las ancestrales culturas del Congo.

Prosiguió con el comienzo del periodo de dominación belga, tras la decisión en la Conferencia de Berlín de 1885 de aceptar a Leopoldo II como autoridad del Estado independiente del territorio congoleño. Sin embargo, añadió que, a pesar del compromiso de Leopoldo II de ayudar a dicho territorio, el monarca se vio obligado a ceder su mandato a Bélgica en 1908 por las denuncias de los tratos infrahumanos que recibía la población autóctona.

Tras este acontecimiento, Bertin comenzó a explicar la colonización belga, pasando a denominarse el territorio como el Congo Belga. Explicó tanto las consecuencias positivas como las negativas que ocasionó la dominación belga. Además, precisó las tratos que recibían los colonos, quienes sufrieron lo que algunos historiadores han denominado un «holocausto olvidado», que provocó una estimada disminución de la población entre 5 y 10 millones de habitantes.

De cara a la recta final histórica, Bertin relató aspectos sobre la independencia de los belgas en 1956 y cómo se sucedieron la Primera (1960-1965) y Segunda República (1965-1997), marcadas por la corrupción y la inestabilidad política. Además, explicó el genocidio de Ruanda en 1994, que vivió en primera persona (su ciudad natal linda con Ruanda), destacando los horrores del conflicto entre hutus y tutsis, y la masiva emigración del refugiados que acogió la República Democrática del Congo.

Asimismo, concluyó la visión histórica con la situación actual del país, marcado por la gran tensión política y la actuación de la Iglesia con su aportación de la educación y la sanidad.

Finalmente, los alumnos tuvieron un tiempo de reflexión y preguntas, a las que Bertin respondió con apertura y sinceridad.  Los estudiantes han podido compartir lo que supuso el encuentro con el sacerdote congoleño, tanto a nivel académico como de forma personal.

La charla nos ha ayudado a abrir los ojos y darnos cuenta de la realidad que vivimos, de que hay vida más allá de nuestras fronteras y comodidades. Me sorprendió muchísimo la manera que tenía nuestro congoleño de contarnos la situación de su país a lo largo de los años, con una sonrisa en la cara y sin tratar de transmitir ningún tipo de pena.(…)

En definitiva, creo conveniente que se publiquen más noticias sobre países extranjeros poco conocidos en España, con el fin de hacer llegar a la gente la situación y, de alguna manera,“obligar” a las naciones a tomarse este tipo de problemas con mayor profundidad y visión de futuro.

 

Marta Moriel del Rincón

Desde mi punto de vista, creo que muchas veces no somos conscientes de la suerte que tenemos, ni de las gracias que deberíamos dar por, simplemente, levantarnos de un colchón e ir a ducharnos todos los días. De tardar cinco minutos en coche en ir al colegio, y como mucho diez andando; de tener mínimo tres comidas al día; de tener un abrigo, o dos, o tres, para los fríos días de invierno; de ir a un colegio; de saber que nuestras familias y amigos están sanos, sin problemas de hambre ni enfermedades imposibles de curar por falta de medicina. Y todo esto sin contar con los caprichos innecesarios que nos damos.

Ahora no hago más que preguntarme: “¿por qué personas como yo, que en lo único en lo que se diferencian de mí es en el color de la piel, están cavando ahora mismo en unas minas, sin asistir a clase? ¿Por qué mientras yo estoy repitiendo con un segundo plato hay un niño allí que lleva sin comer dos días? ¿Por qué yo puedo dormir ocho horas en una cama blanda, y un padre de familia tiene que dormir sobre el suelo, como mucho con una manta sucia y rota por encima?”. Me abrió los ojos para darme cuenta de que yo tengo el deseo de, cuando me sea posible, ir allí a ayudar. Y gracias a él ahora lo tengo claro.

Me gustaría que nos concienciáramos sobre estas cuestiones, ayudando al padre Bertin (y a otros) con todo lo que esté en nuestra mano, siempre desde el amor y el respeto a los demás, para que esta situación cambie. Vamos a tratar de hacer que ese niño hambriento y ese padre en el suelo puedan tener acceso a las mismas cosas que nosotros. Ojalá Bertin pueda informar de esta situación a muchas más personas, y sea mayor el número de gente dispuesta a ayudar y a dar su vida por los demás.

 

Loreto Galán

 


EDITORIAL ENERO

Clara Fontana nos habla sobre la cohesión del equipo docente.

Si tuviera que describir en una palabra lo que más caracteriza la forma de trabajo del personal docente elegiría esta: cohesión. Dice la R.A.E. que cohesión es “el efecto de adherirse las cosas”. Estar pegados, en resumen, que, en nuestro caso, no es por asimilación acrítica con lo que hace quien tenemos cerca, sino por una tendencia permanente a un criterio común que amplifica nuestra mirada y nos hace mayores de lo que somos.

La cohesión didáctica implica compartir, lo que en la jerga escolar se llama coordinación. Esta coordinación en muchos colegios e institutos se reduce a una toma de acuerdos o un reparto de tareas, lo cual no es poco.

Nosotros llevamos a cabo algo más, compartimos y discutimos objetivos educativos, criterios didácticos y, ¿cómo no?, criterios de evaluación. Este trabajo no va en menoscabo de la libertad de cada uno (la famosa “libertad de cátedra”), sino que la exalta, pues pone en el punto de mira constantemente la mejora de nuestra práctica docente de una forma comunitaria. Además, nos ayuda a identificarnos con las razones del otro por lo que la toma de decisiones se hace en común, con una intención de verificar la eficacia e idoneidad de las mismas.

La cohesión de todo nuestro equipo docente implica, necesariamente, un tiempo de coordinación a distintos niveles.

En el plano vertical, de abajo a arriba, es muy importante plantearse cómo secuenciar de forma adecuada la enseñanza de las grandes áreas (lengua, matemáticas, inglés), además de dar una continuidad a la metodología y los objetivos educativos desde Infantil hasta Bachillerato. Para ello, los que llamamos “departamentos didácticos” (Humanidades y Ciencias Sociales, Ciencias y Matemáticas y Lenguas Extranjeras), compuestos por los profesores de cada ámbito, se reúnen semanalmente en Secundaria y quincenalmente en Primaria. Un ejemplo de este trabajo es el de la evaluación de los alumnos, uno de los parámetros de calidad educativa que se miden a la hora de certificar un centro educativo y que nos permite ser objetivos y medir la calidad de nuestro trabajo. En la práctica, un equipo cohesionado, compuesto por profesores de la misma materia, debería ser capaz de corregir de la misma forma un mismo examen, y asignar la misma puntuación, décimas arriba o abajo. Nosotros lo hacemos para autoevaluar nuestra coherencia y revisar nuestros criterios si  detectamos divergencias. Ello no es obstáculo para que a la hora de evaluar se mire la realidad de cada niño, pues lo que en uno es un enorme progreso, en otro es un paso pequeño. A esto también nos acompañamos, con la inestimable ayuda del Departamento de Orientación.

Además, los profesores y coordinadores de Infantil, Primaria y Secundaria tienen reuniones periódicas en común donde abordan la transición de una etapa a otra en lo que respecta a la metodología y otros aspectos más transversales: método de estudio, expresión oral y escrita, fomento de la lectura, etc…

El espíritu de esta coordinación es comunicarnos por qué hacemos las cosas

y tomar decisiones comunes basadas siempre en criterios fundamentales.

De forma horizontal, todos los profesores participan cada semana en reuniones de etapa – y de ciclo en el caso de Primaria – donde atendemos a la realidad de cada momento evolutivo, aterrizando en qué contenidos concretos queremos enseñar y cómo lo hacemos, además de evaluarse a cada niño de forma colegiada. Esta práctica de las “juntas de evaluación”, exigida por ley, es la más adecuada porque implica una mirada global al alumno que es imprescindible. No se mide su rendimiento académico por materias de forma aislada, sino que se ponen sobre la mesa aspectos que nos hacen valorar su rendimiento en su conjunto, compartiendo información que puede afectar a todas las áreas de distinta forma y ajustándonos a la realidad concreta de cada niño. Por otra parte, en estas reuniones horizontales se programan objetivos comunes, se plantean aspectos formativos del profesorado, se presentan novedades en cuanto al material didáctico de apoyo, se planifican eventos y se comparten experiencias didácticas y educativas significativas.

Por último, de forma trimestral, tienen lugar las Comisiones de Coordinación Pedagógica (C.C.P.), un diálogo abierto entre todos los representantes de etapa donde se tratan aspectos relativos a las líneas maestras del Colegio. No se trata de una reunión de tipo práctico, sino de una revisión de los aspectos que nos hacen quienes somos: nuestros valores, proyectos, planteamiento educativo de fondo, siempre ante la realidad que nos está tocando vivir. Estas reuniones hacen que nuestro proyecto educativo esté vivo y se actualice cada vez. Cada tres o cuatro años, además, y como colofón de este trabajo, nos reunimos en un Congreso de Educación para reflexionar sobre lo que aportamos como Colegio dentro del panorama educativo actual. Este trabajo “hacia fuera” lo llevamos a cabo en grupos más reducidos con profesores de otros colegios que comparten nuestro planteamiento educativo. En el próximo, que se ha convocado para el mes de abril, por ejemplo, haremos una revisión de fondo sobre el tema de la transmisión de la cultura en España y pondremos en común experiencias de educación de la razón y educación en la experiencia.


BACHILLERATO DE ARTES

Alexandra Cervera escogió el Kolbe por el Bachillerato de Artes y nos cuenta su experiencia.

Desde que era pequeña siempre he tenido cierta inclinación a lo creativo. Empecé a dibujar hará ya unos tres años y cuando se me brindó la oportunidad de poder estudiar lo que se ha convertido en mi pasión no dude en decir SÍ. 

Escogí el Kolbe por varias razones, primeramente por las recomendaciones tan positivas que tenía sobre esta modalidad. Por otra parte, puesto que el número de alumnos en el artístico es reducido, gozo de una exclusividad en mis asignaturas específicas que solo aquí puede darse.

La relación con los profesores es muy buena, el trato es casi familiar y se percibe a kilómetros el amor y cariño que le ponen a cada alumno. Con los compañeros hay muy buena relación, la acogida cuando llegué en 1.º de Bachillerato fue excepcional al igual que la adaptación.

Durante estos dos años, el bachillerato artístico me ha ayudado mucho a mejorar mi paciencia (por todo el trabajo y tiempo que requiere el mundo del dibujo), también me ha hecho regular mi nivel de exigencia pero sobre todo, me ha enseñado a mantener un ritmo de trabajo constante.

En cuanto a las asignaturas, sin duda alguna diseño, dibujo artístico y fundamentos del arte son mis favoritas. Cuando sientes pasión por algo es inevitable querer aprender mas sobre ello.

Cuando acabe el curso me gustaría estudiar la carrera de diseño integral y gestión de imagen porque une el diseño con el marketing. Con esto en un futuro me gustaría poder ejercer de diseñadora, aún no sé en que campo del diseño pero todo a su tiempo.

 

Descubre qué es el Bachillerato de Artes, sus salidas profesionales, cómo se enseña en el Colegio Kolbe y cuáles son sus asignaturas son más propias, en el nuevo apartado del Bachillerato de Artes de nuestra web.

 


LAS RANAS Y EL AGUA: EXPERIMENTO CIENTÍFICO

Pía Andreo nos cuenta cómo las ranas han descubierto las propiedades del agua experimentado las fases del método científico.

En 2º curso de Infantil, (ranas) hemos trabajado durante dos meses sobre el agua, un proyecto que surge tras una conversación sobre lo mucho que nos gusta bañarnos en la piscina y la playa durante el verano. Para ayudar a las ranas a saber más cosas sobre el agua  y comprender sus propiedades, planteamos un proyecto científico en el que atravesamos las siguientes fases:

  1. Observación de los hechos
  2. Descubrimiento de problemas
  3. Enunciado de hipótesis
  4. Búsqueda de información y documentación
  5. Verificación experimental
  6. Práctica de ensayo y error
  7. Extracción de conclusiones
  8. Discusión colectiva

Este planteamiento, que a priori nos puede resultar de “adultos”, es en realidad muy de niños, ya que responde totalmente a su forma de ser, de mirar, de sorprenderse y de pensar. Lo primero que hicimos fue provocar situaciones donde los niños experimentasen con el agua y a raíz de ahí fueron surgiendo de forma completamente natural las discusiones, los razonamientos y la hipótesis. La mayor grandeza es que perciben que el agua es un “don” recibido de Alguien que nos quiere desde el Cielo.

Por supuesto, los padres nos ayudaron a buscar información, colaborando con fotos y materiales relacionados con el proyecto.

A continuación podéis verlo y disfrutarlo casi como ellos, a través de las fotos y el proceso que describimos a continuación:

Todo empezó con una sencilla pregunta: ¿de qué color es el agua?

 

En definitiva, verificamos que se aprende y se disfruta más aún si se usa la razón. El uso de la razón se pone fácilmente en marcha cuando se enciende el motor de la curiosidad y la pregunta por las cosas. En definitiva, cuando sale a flote el deseo a través de la motivación. El asombro y el deseo llevan infaliblemente al conocimiento.


WONDER O LA FUERZA DE ATRAER CON EL CORAZÓN

Gurutze Andéchaga y Patricia Fernández, orientadoras del Colegio, nos hablan sobre la película Wonder

La película Wonder, basada en el libro La lección de August, de R.J. Palacio, nos presenta a August Pullman, un niño nacido con malformaciones faciales que físicamente llama mucho la atención. Auggie, como le llaman familiarmente, se enfrenta por primera vez al colegio tras haber sido educado en casa por su madre. La historia analiza cómo él y los personajes de su entorno (su familia y dos amigos) afrontan esta nueva situación: un mismo hecho se va narrando desde la mirada de distintas personas.

En EEUU, La lección de August se ha convertido en una lectura escolar obligada para niños de 8 a 12 años y lleva un año como número 1 de la lista de libros infantiles más vendidos.

La historia tiene un propósito educativo muy claro. Pone de manifiesto que las apariencias engañan y que uno debe ir al fondo de la persona. Por esta razón y todo lo que comentaremos a continuación, sin ánimo de estropear el desenlace de la trama, nos parece interesante recomendar el filme a padres y a alumnos del Colegio para que la vean juntos y sea oportunidad sincera de diálogo. Os aseguramos que no deja indiferente.

La película analiza la situación de la integración de Auggie en la escuela desde su propio punto de vista, el de su madre, su padre, su única hermana, una amiga de esta y el mejor amigo de Auggie.

Todos estos personajes, como cada uno de nosotros en la vida, aunque estemos aparentemente bien, estamos librando una batalla: la batalla por hacer amigos del protagonista, el miedo de su madre ante la decisión que toma, la necesidad de la hermana de sentirse mirada tras vivir desplazada por la atención a Auggie, la carencia afectiva de Miranda, la mejor amiga de la hermana…todas estas luchas son comparables a las batallas del espectador, y ese es, en gran medida, lo que hace que esta película sea un éxito. 

Como se dice en la película:

” Sé amable pues toda persona con quien te encuentras está librando una dura batalla” . Ian MacLaren.

“Cuando puedas elegir entre tener razón y ser amable, elige ser amable”. Dr. Wayne Dyer.

“Todo el mundo debería recibir una ovación del público puesto en pie al menos una vez en la vida, porque todos vencemos al mundo”. August Pullman.

La película nos presenta en Auggie a un protagonista ideal, poco parecido a los que nos solemos encontrar en los colegios. Se trata de un niño que, salvo por una discapacidad física muy visible, es normal e incluso brillante en otras áreas. La realidad que se suele dar en los colegios son niños con más dificultad para relacionarse, con baja autoestima y dificultades para conseguir los objetivos que se les pide. No es casual que la discapacidad que plantea la historia sea sólo física, ya que para el espectador niño es muy fácil de entender. Auggie es el retrato de un niño modelo, ya que la película busca plantear una referencia de bondad, capacidad de vencer la adversidad y madurez. Sus padres son también una referencia como apoyo: le acompañan y le ayudan en su adaptación al mundo.

Tal como comprobamos con los niños más especiales en nuestro Colegio, la película plantea cómo su mera presencia supone un bien respecto a su entorno familiar y escolar. Hay una diferencia sustancial entre la clase que tiene un niño al que hay que integrar y la que no lo tiene, como dice Patricia Fernández en este vídeo.

La integración es siempre progresiva, porque todos necesitamos un tiempo para adaptarnos a lo nuevo y desconocido. Al principio se da una situación donde la mayoría de los niños siente rechazo, lo que favorece (en la película) una situación de acoso escolar, pero con el tiempo, la mayoría va cambiando. Wonder no muestra solo al niño agredido sino que explica el entorno de cada uno de los perfiles que nos encontramos, mostrando las motivaciones particulares de cada uno. En conclusión, la integración se revela como un bien para el  niño y para su familia, pero también para otros niños y sus familias.

En la película, Auggie se incorpora a 5º de Primaria, un momento donde las elecciones de los niños y las compañías es vital. La película nos plantea a todos: ¿qué elegimos ser cada día? ¿Qué cosas queremos que nos determinen como personas? Cada uno de nosotros, cada día, tenemos oportunidades para decidir qué queremos ser y qué queremos que nos determine.

” – Pero el mejor modo de medir lo que habeis crecido no es por centímetros ni por el numero de vueltas que podéis correr alrededor del circuito, ni siquiera por vuestra nota media…, aunque son cosas importantes, claro está. Se mide por lo que habéis hecho con vuestro tiempo, por cómo habéis elegido pasar vuestros días y con quién os habéis juntado este año. Para mí, esa es la mejor manera de medir el éxito.

– Hay una frase maravillosa en un libro de JM Barrie (…) titulado El Pajarito Blanco (…) “¿Podríamos hacer una nueva regla: intentar siempre ser más amables de lo necesario?”

 

(Extracto del discurso final del Director de la escuela, Mr. Traseronian)

 

Hay una frase de Beecher, en La Lección de August (el libro), que resume muy bien la esencia de lo que se quiere transmitir: ” La grandeza no está en ser fuerte, sino en el buen uso de la fuerza. El más grande es aquel cuya fuerza conquista más corazones con la atracción del suyo propio”. Lo que nos gusta de esta frase es que nos cuestiona qué es lo que hace que un corazón conquiste a otro. No depende de la capacidad de cada uno, sino de la elección que tenemos cada día de cómo relacionarnos con la gente que nos rodea, y, aunque nos equivoquemos, tener la oportunidad de poder empezar de nuevo.

Aprovechando que Wonder sigue en cartelera, os animamos a que vayáis y comentéis con vuestros hijos qué han visto ellos y con qué se quedan. ¿Qué les ha parecido importante de la película? ¿Cómo se moverían ellos ante situaciones injustas como las que se plantean? ¿Qué situaciones similares se les han dado en clase? ¿Por qué creen que cada uno de los personajes reaccionan como lo hacen? ¿De qué otras maneras podrían reaccionar? ¿Creen que Auggie es feliz? ¿Por qué?

 


NUEVO PROGRAMA DE ORIENTACIÓN PROFESIONAL 4ºESO+EMPRESA

Hablamos con María Pampyn, orientadora del Colegio, sobre el nuevo programa de orientación profesional 4ºESO+Empresa

¿Qué es 4º ESO +Empresa?

4ºESO + Empresa es un programa educativo de la Comunidad de Madrid en el que participan los alumnos de 4º de Secundaria. Se trata de una estancia educativa de 3 a 5 días para los alumnos, que enriquece su formación y les acerca a la realidad del mundo laboral de tal forma que, cuando llegue el momento de tomar una decisión sobre qué carrera estudiar, estén más informados para que la decisión sea buena.

¿Por qué estamos implantando este programa en el Kolbe?

Lo estamos implantando porque nos parece necesario ofrecer a los alumnos un primer contacto con el mundo laboral que les ayude para posteriormente orientar su camino académico profesional, partiendo de la propia experiencia.

Desde nuestros comienzos, ofrecemos unas jornadas de orientación vocacional dirigidas a alumnos de 1º de Bachillerato, compuestas por una mesa redonda con profesionales de largo recorrido y otra con universitarios. Las jornadas finalizan en una estancia educativa en una empresa. Cada año hemos podido comprobar cómo el contacto del alumno con la realidad laboral contribuye a mejorar su rendimiento escolar, su forma de estar en clase. Al experimentar de primera mano la realidad del entorno profesional, los alumnos comprueban cómo son de importantes algunos aspectos en los que les hemos insistido desde casa y el Colegio: la importancia de los idiomas, de la puntualidad, de la responsabilidad personal…y, como resultado, algunos vuelven de esta experiencia ilusionados con un trabajo sobre el que tenían grandes expectativas, y otros habiendo comprobado que aquello que les atraía no era en realidad tan apasionante.

Desde este curso, el programa 4ºESO+Empresa nos da la posibilidad de adelantar este contacto con el mundo profesional un curso, y realizar una práctica algo más larga, de 3 días: este año será del 19 al 22 de marzo. Por otro lado, es el propio alumno con ayuda de sus padres y profesores el que elige la empresa a la que quiere optar, lo que contribuye a que él mismo se ponga en movimiento para conseguir conocer la empresa que quiere. Esto persigue desarrollar su iniciativa y responsabilidad, que, especialmente en esta edad, son aspectos educativos muy importantes.

¿Pueden optar todos los alumnos que lo deseen? 

Sí, el programa es voluntario, pero desde el Colegio lo proponemos como algo bueno para todos, que les motiva y les dota de algunas destrezas que le ayudarán cara al mundo laboral.

¿Qué hay que hacer para participar?

Para participar, cada alumno debe buscar en qué empresa concreta querría hacer la práctica. Los padres, como tutores legales, deben firmar un consentimiento y apoyar su decisión ayudándole de acuerdo a sus intereses. Es el alumno quien debe llamar a la empresa con el apoyo de sus padres, y después de ponerse el Colegio en contacto con la empresa que eligen llevan un compromiso escrito que firman ambas partes. En el caso de algunas empresas con las que la Comunidad de Madrid tiene convenios firmados, el Colegio interviene también. En la web del Colegio está colgada toda la documentación que hay que aportar, se puede ver aquí.

¿Qué tipo de actividades desarrollan los alumnos durante su estancia en la empresa?

Los estudiantes viven una inmersión en un entorno de trabajo adulto siendo tratados como un empleado más, aprendiendo sobre el mundo laboral y posibilitando una elección de su futuro profesional más acorde con sus expectativas. Observan el trabajo que desarrollan otros, visitan las instalaciones de la empresa, pueden estudiar documentación concreta, recibir formación, realizar entrevistas o encuestas, etc…

¿Qué papel tiene la familia en este programa?

La familia puede ayudar a su hijo a elegir y buscar el lugar donde realizará las prácticas, recordándole  que no se trata de una elección definitiva de estudios o trabajos posteriores y respetando su iniciativa y libertad. Como conocedores de las destrezas y habilidades de sus hijos, los padres pueden ayudar a orientarles sobre el tipo de empresa donde podría desarrollarlas mejor. Igualmente, es necesario comentar con él/ella cuáles son sus expectativas en torno al trabajo que quieren desempeñar.

¿Cómo se apoya al alumno desde el Colegio?

El Colegio ofrece apoyo a los alumnos a través de un grupo de cinco profesores que hacen seguimiento del proceso en cada caso y explican o coordinan lo necesario para hacer efectiva la práctica. En el caso de las empresas acogidas a un procedimiento especial, se contacta con ellas desde el Colegio.  Para todos los casos, durante la estancia en la empresa el Colegio ofrece a sus alumnos la cobertura del seguro escolar.

Testimonio de Cristina, una antigua alumna del Colegio

Seis años después de su paso por las jornadas de orientación profesional del Colegio, en las que los alumnos pudieron visitar un hospital de la mano de Adela, una profesional de enfermería, Cristina escribió a Adela lo siguiente. Lo recogemos porque expresa bien cómo el contacto con la realidad profesional puede llegar a determinar la vocación futura.

“Adela, soy Cristina, ex alumna del Colegio Kolbe. Un día, hace seis años, el Colegio te propuso que te fuéramos a ver un grupo al hospital donde trabajabas, como parte de unas jornadas de orientación profesional. Tú nos contaste a lo que te dedicabas, qué era la enfermería y nos diste una vuelta por el hospital. No sé si lo recuerdas. Te escribo para darte las gracias porque ese día despertaste en mí ese algo que condujo mi vida y me convirtió en lo que soy hoy.

Vídeo de TVE sobre el Programa 4ºESO+Empresa

 


EDITORIAL NAVIDAD | STEFANO MOTTA

El capellán del Colegio Kolbe, Stefano Motta, nos escribe sobre el sentido de la Navidad

Verdaderamente vivimos en una época extraña.  Personas muy inteligentes y cultas describen aspectos de nuestra época con algunos términos muy potentes: “sociedad líquida”,  “hombre light”, “narcisismo”, “relativismo”.

No sé comprender hasta el fondo todos estos términos: a lo mejor hacen falta años de estudios de filosofía, de sociología y no sé qué más.  Pero algo sí se entiende, sobre todo si contrastamos estas expresiones tan plásticas con lo que vemos a diario: nuestra época tiene una herida. O, mejor dicho, el hombre de nuestra época, en nuestro contexto cultural y social, está herido.

Esta herida se oculta detrás de nuestra autosuficiencia, de nuestra presunta capacidad de arreglarnos la vida, de hacer consistir nuestro valor en lo que podemos hacer y realizar.

Pero la mayoría de las personas con que tengo trato – y yo – es muy frágil, a menudo incapaz de fidelidad, víctima de sus antojos, esclava de su instintividad. Y tiene sed. Tiene una necesidad muy grande de verdad, de amor, de certezas, de estabilidad.

Lo que celebramos en Navidad desafía de manera casi descarada esta fragilidad contemporánea: Dios se hace niño.

Un bebé nace. Es difícil pensar en algo más objetivo, algo que impulse con tanta fuerza a cada hombre a salir de si como para acudir a un pequeño ser que llora, que tiene hambre, que necesita nuestro amor, nuestro afecto. Tan pequeño e indefenso que depende totalmente de nuestra respuesta a su presencia necesitada.

Una madre puede permitirse ser narcisista (o relativista, o light, o líquida, si queremos) solo a ratos. Si su niño llora o tiene hambre, tiene que levantarse y darle el pecho. Punto. No existen interpretaciones ni atajos: si no lo hace el niño muere. Y este niño está. No depende de mi deseo. Existe. Noche tras noche hace falta cuidarlo, año tras año.

Dijo Chesterton que en el Nacimiento hay «algo que, aun a los más endurecidos corazones, traiciona con una irresistible atracción hacia el bien … Algo que es todo lo que hay en nosotros de ternura eterna. Algo que es la palabra rota y la razón perdida, que se concretan y se hacen positivas. Algo por lo que los reyes exóticos llegaron de un país lejano y por lo que los pastores dejaron sus correrías por la montaña, y por lo que la noche y la caverna imperaron solas, recibiendo algo que era más humano que la Humanidad misma.[1]». Algo tan bello que nos distrae de nosotros mismos para atraernos hacia un punto de luz que está fuera, que es otro.

En Navidad podemos contemplar algo increíble: toda la sed de verdad, de certeza, de estabilidad, de felicidad que marcan tan dolorosamente a cada hombre encuentran su respuesta concreta y objetiva en el Dios que se pone a nuestro lado. El Señor del mundo, del cosmos y de la historia no soy yo: es uno que llora porque tiene hambre, ríe por una caricia. No coincide con mi persona, con mis pensamientos: me obliga, de alguna forma, a olvidarme de mí para que pueda volver a encontrarme plenamente.

Aunque cueste mucho admitirlo – a lo mejor no teóricamente, sino prácticamente – nuestra salvación está fuera de nosotros. Convencerse de que yo, solo, puedo construir mi felicidad, puedo realizar el éxito de mi vida y vivir consecuentemente es una utopía maligna que lleva a someterse a una cantidad impresionante de ilusiones, y que fácilmente se convierten en ídolos: el dinero, la salud, la posición social, el trabajo, los amigos, la familia, la nación… todas cosas óptimas, aunque, en sí, demasiado pequeñas para que puedan edificar enteramente mi felicidad.

“Mirad cuántos señores tienen los que no quieren reconocer al único Señor”, dijo san Ambrosio de Milán; en Navidad es más fácil reconocer al único Señor porque se hace pequeño, muy identificable. No tiene el tamaño monstruoso de nuestro ego, sino el diminuto tamaño del niño de Belén.

Para verlo hace falta un pequeño paso fuera de nosotros mismos, y empezar a dejarnos imantar por su ternura.

[1] G.K. Chesterton, El hombre eterno, LEA, Bs. As., 1987, pp. 201-221


COMPRENDER LA NAVIDAD EN INFANTIL

Las profes de Infantil nos explican cómo celebran la Navidad los más pequeños del Colegio.

En Infantil descubrimos hace poco cómo el teatro ayuda a los niños a comprender la realidad. Del mismo modo que el juego simbólico, como vimos en la anterior entrada de este blog, les ayuda a entender mejor el mundo, en el teatro ven representadas situaciones reales o ficticias que despiertan su atención y contribuyen a su aprendizaje. Por esta razón, las profesoras de Infantil preparamos la Navidad representando un teatro de Adviento.

En las semanas previas a la Navidad comenzamos a reunirnos los tres cursos de Infantil para disfrutar juntos de este teatro. La primera semana representamos la Anunciación a María. La segunda semana la Visitación a Santa Isabel y la tercera, por fin, el Nacimiento del Niño Jesús. Tres días por semana, a primera hora, reunimos a los tres cursos. Las profesoras preparamos una narración que ellos puedan comprender, basada en un texto del Evangelio. Nos disfrazamos y mientras una profesora va contando el texto en voz alta, las demás representamos de forma muda y algo improvisada lo que el narrador va leyendo.

Los niños escuchan muy atentos, entienden lo que han visto y, al regresar al aula, encuentran en sus rincones de juego simbólico disfraces para representarlo. Jugando, la Navidad se entiende mejor. Repiten las frases que han escuchado y los mayores hacen preguntas sobre la Navidad en la Asamblea.

En cada clase, estos días, hay un rincón del Nacimiento que ellos mismos han construido, donde pueden jugar al Belén.

Otra forma de transmitirles la importancia de la Navidad y su alegría es cantando.

El canto es la expresión de un pueblo hacia algo grande, así que nuestro canto para estos días son villancicos que nos ayudan a prepararnos para el Nacimiento de Jesús. Cantando juntos nos unimos, celebramos, rezamos y aprendemos. Cada vez les enseñamos uno nuevo, de tal forma que la última semana podamos compartir esta fiesta con las familias, cantando todos juntos.

Es muy bonito también contemplar cómo se implican las familias en esta etapa, y especialmente en esta época del año, donde a pesar del trabajo y las ocupaciones, todos contribuyen generosamente trayendo espléndidos regalos para las cestas de Navidad que se rifan en el Mercadillo Solidario del Colegio, en favor de las familias más necesitadas. Se trata de un gesto que también educa a los niños, que entienden la importancia de dar. Por último, cada año, los niños trabajan sobre algo plástico que les hace comprender mejor esta Fiesta y lo llevan como regalo a casa.


EL NIÑO DEL TIEMPO

Aprender geografía en Primaria… ¿un juego?

¿Quién no ha pensado alguna vez en que le hubiera gustado aprender mejor la geografía española en el colegio?

En la etapa de Primaria, con el objetivo de facilitar a los alumnos la interiorización de los contenidos de geografía, los profesores idearon hace tres años el proyecto “Mi querida España”, una  forma creativa y original de contextualizar el temario, que los niños se toman como una actividad lúdica y cuyos resultados son 100% exitosos.

Dentro de este proyecto, se convoca cada año el concurso “El Niño del Tiempo”, que ya está en su tercera edición. A lo largo de unas semanas, los niños tienen que demostrar sus conocimientos de la geografía española y el vocabulario aprendido, al tiempo que ponen en práctica sus habilidades de expresión oral ante la cámara.

Como en ediciones anteriores, este año ha colaborado como madrina del concurso una meteoróloga profesional, Mercedes Martín, presentadora del Tiempo en Antena 3 Noticias. Mercedes ha convocado el concurso y hecho entrega de los premios a los mejores presentadores. En sus palabras “intuía que podía ser una actividad interesante cuando me la propusisteis en un primer momento, pero ha sido toda una sorpresa comprobar de primera mano lo bien que hablan ante la cámara, la capacidad para interpretar el mapa sin dudar, la precisión describiendo el tiempo y señalando las provincias, el vocabulario que tienen y sobre todo, su creatividad. Por favor, invitadme el año que viene”. Asimismo, Mercedes dio a los alumnos una interesante ponencia sobre cómo mirar las nubes, explicando su formación y el nombre de cada una de ellas. De este modo, como nos contaría más tarde, ella misma comenzó a interesarse por la Meteorología de la mano de su abuelo.

A continuación podéis ver el vídeo de los ganadores de este concurso, juzgando vosotros mismos lo que han aprendido, y la entrevista de uno de nuestros alumnos a Mercedes Martín.


VIAJE DE ESTUDIOS A ITALIA

La experiencia del viaje de estudios a Italia, contada por profesores y alumnos.

Los alumnos de 4º de E.S.O. han viajado este curso a Italia para disfrutar de algo más que un recorrido histórico-artístico que repasa los contenidos del año pasado. El objetivo de este viaje, seguramente el más importante de su paso por el Colegio, es comprender cómo el arte es la manifestación de la mentalidad de una época, contemplando de primera mano la transición de la Edad Media al Renacimiento a través de la Historia, el Arte y la Fe, tres elementos imprescindibles para entender el origen de la mentalidad moderna.

Desprovistos de teléfonos móviles y con la contemplación como único elemento distractor, los alumnos visitaron  las ciudades de Florencia, Siena, Asís, Montefalco y Roma, donde tuvieron ocasión de contemplar grandes obras de escultura, pintura y arquitectura. Poco a poco y de la mano de sus profesores y de Francesco, un fabuloso guía que acompaña a los profesores del Colegio desde hace doce años, los alumnos fueron adquiriendo una visión distinta de la realidad que cambia su perspectiva.

Durante todo el viaje les lanzaron preguntas que ayudaron a profundizar en lo que se exponía: “¿por qué creéis que harían estas esculturas así, si no las iba a ver nadie?” “¿no os parece contradictorio esto con lo que hemos visto antes?” “¿por qué se construiría esto tan rápido, si casi no había medios?” “¿para quién se pintó este fresco que vemos?” “¿qué mensaje quería comunicar el artista aquí?” De este modo, se despertaron en ellos muchas preguntas que entre todos respondían. Es así como  se desencadena un diálogo entre su mentalidad y la del hombre medieval, y se conecta en ellos lo religioso, lo humano y lo artístico. Cada tarde, al llegar al hotel, los alumnos resumieron y comentaron los contenidos que vieron a través de un cuadernillo personal que se evaluará posteriormente.

El viaje comenzó con una vista de la ciudad de Florencia, donde la basílica de San Miniato supone un punto de partida inigualable para comprender el papel del templo en la espiritualidad del hombre. Florencia fue también su lugar de alojamiento, en una antigua abadía cisterciense del siglo XV con vistas a toda la ciudad.

En Siena se visitó el Duomo, donde se hace especial hincapié en la perfección del trabajo de las esculturas que lo coronan, replicadas en el Museo de la Ópera. Es en Siena donde entendieron el papel central de la religiosidad en la época. La Virgen María hizo ganar una gran batalla a los sieneses y en su honor se encargó un retablo a Duccio, un hombre de fe. Será él quien inicie el cambio en la técnica pictórica, introduciendo el volumen.

En Asís, los alumnos se acercaron a San Francisco de la mano del guía Francesco: Historia, Arte y Fe para explicar un cambio en la forma de representación que será clave para el Renacimiento. La figura de San Francisco hace que entren en contradicción muchas cosas.Un rico que se hace pobre, que arrastra masas y que enlaza el misterio con las cosas bellas de la vida.

 

 

“Al entrar en la Basílica De San Pedro, pude observar que había cosas que se habían esculpido con muchísimo detalle y esmero, y que apenas estaban a la vista. (…) El hombre de esa época se despertaba cada mañana con las enormes ganas de trabajar, de comerse el mundo, de hacer algo perfectamente, aunque no buscara la fama. Al entender esto, mi manera de pensar ha cambiado bastante. Antes del viaje yo nunca tenía ganas de trabajar a fondo en algo que no fuese lo que me interesaba, pero ahora no vas a encontrar nada que haya hecho yo  que esté por debajo de mis posibilidades. Personalmente, el viaje a Italia ha sido el mejor que he hecho con el Colegio, no porque haya sido el más caro o porque haya sido en otro país, sino porque me ha unido muchísimo a mis compañeros. Noto que me ha hecho cambiar.”

 

Jesús Miranda Pineda

” (…) En historia nos explican que Miguel Ángel, cuando esculpió la Piedad intentó representar  los gestos de María con detallado realismo para transmitir esa tristeza y ese dolor. Cuando te paras delante de la escultura lo sientes. ¡Lo sientes! Yo me pregunto: ¿ cómo puede ser eso? ¿Cómo puedo sentir algo que primero, fue hecho hace cientos de años por una persona a la que nunca he visto? y segundo ¿qué diferencia hay entre una encimera de mármol y La Piedad? Las dos están hechas de lo mismo, lo único diferente es la forma. La explicación que yo puedo dar desde mi ignorancia es que de alguna manera las emociones y los sentimientos del autor han calado hasta lo más profundo de la fría piedra, y están vivos todavía. Siguen emocionando, siguen poniendo los pelos de punta, siguen sacando sonrisas e incluso generan llantos sin motivo aparente. Sin embargo, intuyo que el motivo de todo esto es lo mismo que el cosquilleo que sigo sintiendo cuando recuerdo el viaje a Italia.

 

Este viaje me ha hecho darme cuenta de que, al igual que Fra Angélico tenía tanto talento para pintar que hasta parecía mágico, Brunelleschi era un genio de la arquitectura o Ghiberti fue capaz de esculpir las Puertas del Paraíso, todos tenemos talento para algo. Y si nos esforzamos, y no pretendo sonar cursi, pero le ponemos corazón, hacemos las cosas con sentimiento, ya sea enfado, ilusión, rabia o amor, ese sentimiento se transmite. Yo no tengo ni idea de lo que quiero estudiar ni de a qué me quiero dedicar, pero tengo claro que quiero encontrar mi talento y quiero transmitir algo al mundo. Este es mi ejemplo de que, sí, es un viaje de estudios. Pero lo de menos para mí ha sido el temario. Lo que me llevo de esta experiencia es que me ha enseñado cosas de los demás y lo más importante, me ha enseñado un pedacito de mí, me ha dado la pista que necesitaba para empezar a conocer quién soy yo y qué deseo de verdad.

                                                                                                                                                                                             

Elsa Martín Flores

 

En este viaje la experiencia, más que buena, ha sido increíble, muy intensa y llena de sorpresas. El motivo no es algo en concreto, no es un momento exacto en el que visitásemos un lugar especialmente bonito. El motivo hemos sido nosotros, nosotros mismos que, desde la salida en autobús el domingo a las 4 de la mañana, hasta la llegada al colegio el viernes a las 11 de la noche, no hemos parado de disfrutar, observar y aprender. Hemos contado con tiempo para descubrir a gente que solo conocíamos de vista, para afianzar relaciones con nuestros compañeros y alucinar con el lado personal de los profesores que solo conocíamos académicamente.

 

Muchas veces podemos pensar que las clases de historia no sirven para nada ya que solo son personajes lejanos a nosotros que parece que no tienen nada que aportar a nuestras vidas . Algunos, si tienen la suerte de tener un buen profesor, comenzarán a pensar que el hombre antiguo se parece mucho más a nosotros de lo que pensamos. Pero en Italia nosotros llegamos a más, llegamos a comprender que las personas que vivieron cientos de años atrás no sólo son parecidos a la gente de hoy en día, si no que nos pueden enseñar muchísimo de nosotros mismos. Descubrimos que, observándoles a ellos, comprenderemos mejor lo que tenemos alrededor. Incluso podemos tratar de observar el mundo como ellos lo hacían y verlo totalmente diferente. Cuando lo haces descubres que hay más formas de ver la vida, que tal vez le demos importancia a cosas que no la tienen y que, por no pararnos a observar, nos estamos perdiendo todo lo que tenemos alrededor.

 

Después de escuchar varias historias de personas que lo daban todo por la religión, nos comenzaron a surgir dudas. ¿Qué habría en sus creencias para que lo dejaran todo? ¿Qué fue lo que les enseñaron, que pudo mover a las masas con solo palabras? ¿ Si les pasaba a ellos, podríamos sentirlo también nosotros?… Estas dudas siguen presentes en nosotros y  poco a poco esperamos ir resolviéndolas.


Claudia Gómez Caro

Este viaje supone, en definitiva, un esfuerzo intelectual para los alumnos, pero constituye todo un reto para descubrir a sus compañeros, a sus profesores y a sí mismos. Tomando como base ese saber estar y mirar característico del Kolbe que han aprendido en viajes y salidas anteriores, los profesores proponen una única clave para disfrutar al máximo: que “se fíen” de las propuestas que se les hacen. Año tras año, se comprueba que, quienes se fían, obtienen como resultado una experiencia imborrable no sólo intelectual sino espiritual. Como hemos leído sobre estas líneas, vuelven conmovidos y se sienten directamente interpelados, con ganas de contar lo vivido a compañeros y familiares.

Para los profesores, cada viaje a Italia es irrepetible. Y para quienes van por primera vez acompañando a los alumnos supone una nueva mirada, otra apertura, y un disfrutar constante del entusiasmo de los chicos. En palabras de uno de ellos, “esta experiencia te cambia y te ayuda a vivir de una forma más auténtica”.


SI NO YO Y AHORA, QUIÉN Y CUÁNDO

Inés Lens, alumna de Bachillerato, nos resume la conferencia de Adriano Dell’Asta.

El pasado viernes 1 de noviembre de 2017, con motivo de la celebración el pasado 7 de noviembre del centenario de la Revolución rusa, los alumnos del colegio tuvimos la oportunidad de acudir a una conferencia de Adriano Dell´Asta.

El experto y enamorado de la historia de Rusia supo transmitir y provocar en nosotros cómo los responsables de este acontecimiento no eran muy distintos a nosotros y sencillamente soñaban con un cambio, una revolución; soñaban con un mundo mejor. Era un sueño muy normal, ¿quién de nosotros no sueña con un mundo mejor?

Rusia en aquel entonces era un país en vías de desarrollo, incluso retrasado en ciertos aspectos con respecto al resto de Europa. Ante esta situación las instituciones no conseguían responder a este deseo. Ni el gobierno ni nadie sabía cómo actuar ante esta inquietud de querer construir un mundo mejor. Además, durante este periodo se hicieron especialmente evidentes los ataques terroristas, que no eran distintos de los que los europeos de hoy estamos viviendo. En este ambiente comienzan a surgir también grupos marxistas, una ideología que, frente a este vacío, se siente como en casa. Adriano llega incluso a afirmar que el marxismo es en su esencia una forma de ateísmo que para vencer debe destruir la realidad, una realidad que constantemente apela a Dios. Rusia seguía siendo cristiana, todos iban a misa, pero por inercia. La Iglesia no era capaz de hacer entender por qué esta forma de vida era mejor.  Adriano lo explica de esta forma: “la Iglesia te enseñaba a vivir el cielo, pero no la tierra”.

El deseo de revolución era entendible, era bueno y estaba justificado, sin embargo, el mundo no se puede sustituir por una idea que pretende ser mejor que la realidad misma, justificando así que la realidad se elimine.

Este fue el problema de la revolución marxista, que supuso traicionar el propio sueño de revolución, pues estaba hecha de una idea que quería negar la realidad y que no respetaba la libertad. Este nuevo mundo en paz que se construye después de la guerra civil supuso una negación y destrucción de la realidad, se convirtió en un mundo desastroso dominado por la hambruna y la muerte, un mundo donde el corazón y la libertad del hombre quedaron aplastados. La idea era más importante que la realidad, en su nombre se podía incluso hasta matar.

Sin embargo, Adriano destacaba que lo bonito e impresionante de estos acontecimientos es cómo la gente ha sido capaz de resistir. Llegó a contar hasta cuatro ejemplos de personas que habían sido capaces de resistir. Él mismo los llamaba los “sacrificios victoriosos” de Madre María, San Maximiliano Kolbe, Berdiaev o Susana, entre otras muchas personas. En este contexto – nos decía – no es necesario hacer grandes cosas,

a algunos se les pide dar la vida, como a alguno de los mencionados previamente, pero a otros se nos piden cosas sencillas como estudiar o hacer bien nuestro trabajo; es lo mismo, no existe diferencia.

Esto es lo que hace falta tener, un punto de vista que constantemente te ponga delante de la realidad que no pueda ser reducido por las ideas, un deseo de infinito que te hace saber que se podía y se puede vencer frente a cualquier ideología.

Además, Adriano terminaba con una frase provocadora que nos incita a vivir nuestra libertad en cada momento, para no dejarnos llevar por ideologías que se alejan de la realidad.“Si no yo y ahora, quién y cuándo”, esta era era la frase. Si no soy yo quien vive en primera persona, si no soy libre, quién y cuándo lo será.


MI PASO POR EL KOLBE | JAVIER PORTELA

Javier Portela, músico, nos explica la importancia del Colegio en su vocación. 

Debería de haber sido de la segunda promoción del Colegio, pero siempre fui un pésimo estudiante y acabé perteneciendo a la cuarta. Si tuviera que resumir mi paso por el Kolbe en dos palabras diría que ha sido una relación intensa, de amor-odio, y en todo caso trascendental para descubrir mi vocación en sentido amplio.

Fue en el colegio donde descubrí que quería dedicarme a la música, gracias sobre todo a  Jose María Álvarez, director del coro, quien no solamente me dijo que cantar se me daba bien y que podía hacerlo, sino que destacaba. Alentando esta capacidad mía y ayudando a mejorarla,  mejoró también mi propia mirada sobre quién era  y para qué valía yo. En aquellos días solo pensaba que era un completo desastre, porque sacaba malas notas, me ponían partes, me castigaban…incluso llegaron a expulsarme del Colegio una semana. Yo creo que tenían dudas de mi inteligencia, hasta que comenzaron a hacerme pruebas y me quedé sin excusas.

La música despierta la creatividad y está unida con muchas capacidades que no son nada evidentes, como las matemáticas, la comprensión oral, los idiomas… Ahora que paso algún tiempo en el colegio cada día cuidando a los pequeños en el comedor, tengo la oportunidad de comprobar cómo la música tiene cada vez más peso en este Colegio, está todo más cuidado. Eso  me entusiasma. Pienso que un colegio que apuesta por la música es un colegio rico.

La pasión por la música me llevó a obtener en tiempo récord el título profesional de canto, y después me gradué en producción musical. Ahora estoy trabajando como nunca para grabar mi primer disco, con trece temas compuestos y cantados por mí y grabados de la mano de uno de los mejores productores musicales de España, que se ha convertido en un amigo. Estoy teniendo la oportunidad de involucrar a algunos amigos más en este proyecto y está siendo muy bonito. Trato de vivirlo día a día y disfrutar al máximo de todo lo que estoy teniendo la suerte de vivir. No pienso si mi disco va a ser un éxito o no, ni hasta dónde llegaré. Sólo sé que se está cumpliendo un sueño y que tenía que intentarlo.

Además de mi vocación profesional como músico, en el Kolbe descubrí mi vocación como marido. María, la mujer con la que me casaré dentro de poco, fue mi compañera de clase la segunda vez que repetí. Está claro que hacía falta…

 

Escucha la música de Javier Portela o síguele en su canal de YouTube.

 

 


EDITORIAL NOVIEMBRE

Clara Fontana, Directora Académica del Colegio, reflexiona sobre cómo educar hoy.

El pasado viernes 20 de octubre tuvo lugar en el colegio un encuentro con Franco Nembrini, nuestro gran amigo. Volvió a ser un soplo de aire fresco, que nos hizo salir de nuevo con energías renovadas, con ganas de volver a empezar las veces que sea necesario. Solo por esto ya merecía la pena ir.

Pero, además, quería compartir con vosotros lo que está siendo objeto de reflexión entre nosotros en los últimos tiempos y que le preguntamos a Franco el otro día. Os recomiendo ver su intervención para ahondar en ello. Al comienzo de curso nos preguntábamos cuáles son los rasgos que definen la sociedad en la que vivimos y uno de los que detectamos como más llamativos es la pérdida de certeza respecto a la realidad. Nuestros jóvenes (y nosotros, no nos engañemos) viven en un mundo cada vez más virtual, cada vez más rápido e inconsistente, algunos hablan de una sociedad “líquida”. Y quizás sea oportuno preguntarnos si nosotros participamos también de ese alejamiento de la realidad.

Vivimos muchas cosas, muy deprisa, pero tenemos déficit de experiencia porque nada nos toca, nada deja huella, enseguida pasamos página y vamos a lo siguiente. Vivimos instalados en el cambio, en la opinión inconsistente, en la auto-referencialidad. Tal vez todo lo que estamos viviendo estos días en nuestro país con respecto a Cataluña pueda ser paradigmático para entender lo que digo.

En cuanto a nuestros hijos, lo podemos ver en cómo tratamos de evitarles sufrimientos o dificultades; en cómo nos duelen sus errores, como si fueran un juicio sobre nuestro ser padres o una mancha imborrable en sus vidas, en vez de ser una ocasión para el perdón y para dar un paso; en cómo tantas veces en la adolescencia desaparece el diálogo y la comunicación y no dejamos espacio a las preguntas, esas benditas preguntas que todos tenemos y que nos guían tantas veces a buscar la verdad, tan denostada por el relativismo reinante.

El resultado es que de la realidad solo nos llegan impresiones, pero no evidencias. ¿Cómo educar en la experiencia, en la relación con la realidad, también cuando ésta duele o no es como pensábamos?

Banner Franco Nembrini

Solo podemos educar en esta apertura a la realidad si, como dice Franco en su intervención, tenemos una percepción positiva de la realidad y de nosotros mismos. Es decir, si partimos de una hipótesis positiva, de la existencia de un significado, aunque este sea tantas veces misterioso e incomprensible. Sin esta percepción positiva de la vida, vivimos tratando de defendernos de ella – por cierto, inútilmente, porque la vida siempre nos hiere – y eso es lo que les enseñamos a nuestros hijos. Sin buscar un sentido se bloquea el diálogo apasionante con las cosas que se llama conocimiento y experiencia. Pegarnos a los hechos y no a nuestras ideas es un ejercicio que todos podemos y debemos hacer para que no prevalezca nuestra idea o nuestra impresión de las cosas frente a las cosas mismas. Y, por otra parte, si nuestros hijos no perciben en nuestra mirada su valor, independiente de cómo estén ellos en este momento, no tendrán una percepción positiva de sí mismos y crecerán en la inseguridad, siempre con la sensación de no estar a la altura de nuestras expectativas.

 


LOS DRAGONES EN EL MAR. TRABAJO POR RINCONES

Puri Arribas, coordinadora de Infantil, nos explica cómo aprenden los mayores del ciclo.

Los alumnos de tercer curso de Infantil, los llamados “Dragones”, han vuelto del verano entusiasmados por todo lo que tiene que ver con el mar. Recogiendo su interés y sus ganas de saber más, las profesoras están trabajando este trimestre sobre un apasionante proyecto: el fondo marino. El contenido del proyecto parte de lo que los alumnos conocen y de sus experiencias previas, así como de los materiales que traen a clase. Es importante partir de su interés concreto, porque es el que posibilita su aprendizaje, y en el Colegio tratamos de incentivarlo respetando su forma de conocer y de aproximarse a la realidad, que es siempre global y a partir de situaciones de la vida cotidiana.

En clase aplicamos el sistema de trabajo por rincones, común a todo el ciclo de Infantil, que además de organizar el espacio y los materiales permite al grupo trabajar en varias zonas de actividades y juego al mismo tiempo, siempre en función del proyecto que estamos trabajando. Este sistema responde a las necesidades y posibilidades madurativas de cada niño, y da opción al profesor atender a su evolución en las diferentes áreas de desarrollo. Al conocer mejor a cada niño, las intervenciones, propuestas de actividades y materiales, se adecuan mejor a la realidad del grupo.

El alumnado se estructura por equipos, donde el niño obedece a una forma de trabajo concreta, lo que le permite socializar, respetar las normas y aprender cómo organizar su tarea o planificarse. Esta metodología permite al profesor obtener información del alumno frente a distintas situaciones. La dinámica de trabajo fomenta la autonomía del niño  y  su responsabilidad, ya que se ve constantemente enfrentado a la toma de decisiones: dónde ir, qué solución aplicar ante una dificultad, qué elegir…Esto le aporta seguridad en su desempeño y confianza en sí mismo, lo que facilita enormemente el aprendizaje.

Cada aula se distribuye físicamente en espacios fijos y delimitados.

Desde el tatami, o rincón de construcción, los alumnos trabajan en grupo la coordinación espacial  con piezas grandes, como maderas, coches, animales y otros elementos adecuados para jugar en el suelo. Construyen lo que tienen en la cabeza y en el corazón: un barco, un fondo marino con animales, agrupando, clasificando y ordenando tipos de animales: los que viven más abajo se ponen debajo, los que viven más arriba se colocan más altos, etc… La experiencia de trabajar juntos les devuelve, también, la enseñanza de que se disfruta más y se obtiene un mejor resultado que trabajando en solitario.

En el rincón de motricidad fina se requiere una mayor habilidad motriz que será básica para el futuro desarrollo de la escritura, como la prensión, el agarre y la agilidad en dedos y mano; los alumnos adquieren destrezas en el manejo de elementos muy pequeños, como pequeños animales del mar, para los que construyen del mismo modo que en el rincón anterior.

El lenguaje y el afán por conocer se desarrollan en el rincón de lectura, la biblioteca, que ahora mismo es el más rico, y donde se está desarrollando buena parte del proyecto: allí pueden encontrar “libros” con las investigaciones sobre los animales que ha hecho cada niño. Su formato, compuesto de imágenes, permite que ellos puedan explicárselo unos a otros sin la presencia del adulto. También encuentran libros de información con muchas imágenes, que ellos conocen previamente y que han traído de casa para compartir. Hay también cuentos del mar con relatos, y aunque no saben leer aún, son capaces de diferenciarlos de los anteriores. En la biblioteca encuentran también las palabras del proyecto, con imágenes que les sirven para adquirir vocabulario, al tiempo que juegan de dos en dos a contar las sílabas que forman esas palabras a través de palmadas, guardando después las tarjetas en la caja correspondiente. En la biblioteca cantan también las canciones del proyecto, como “Acuarela”, de Toquinho, cuya letra pueden seguir a través de cuadernos donde las tienen pictografiadas. Hacen también teatros de marionetas pequeñas del mar. Crean entre ellos una historia, lo que implica trabajar el consenso y el sentido de la historia,  y la representan a los demás.

El rincón de plástica permite desplegar toda su imaginación a través de la creación libre. Representan experiencias significativas para ellos, como la del zoo, dibujando los animales que más les gustaron.  Estos días están dibujando el animal marino que más les gusta, tratando de representar el mayor número de detalles. Si olvidan alguna cosa, recurren a las imágenes de los libros de información que tienen en la biblioteca. También  están haciendo un retrato suyo como submarinistas que será la portada del libro donde al final del trimestre se recogerá toda la información, aprendizajes  y producciones  más relevantes del proyecto.

Disfrutan especialmente de “la casita”, el rincón de juego simbólico donde se convierten en padres, se disfrazan de peces payaso o cocinan algas marinas para cenar. Allí vivencian lo que aprenden en el proyecto e interiorizan el mundo de los adultos, lo que les ayuda a comprenderlo mejor.  La representación de roles y la simulación de situaciones son necesarias para su socialización, resolución de conflictos con otros niños y a expresión oral y emocional.

En el rincón de experimentos, tienen a su disposición recipientes de agua y de arena y experimentan con objetos para ver si flotan, recogen agua para hacer trasvases, verifican el funcionamiento de los molinos de agua, contrastan la capacidad de los recipientes, y muchas cosas que les sorprenden al tiempo que les hacen aprender muy rápido.

El rincón de juegos de mesa es uno de los más disputados, y en él trabajan la memoria, la atención, el conteo… estos días tienen un memorie y una oca de animales del mar, que les ayudan a desarrollar la lógica matemática. Estas aptitudes se verán también reforzadas en el rincón de copia de patrones,  donde se pone en juego su función ejecutivaEl juego de mesa les permite también aprender a esperar su turno, a respetar las reglas y a plantear hipótesis.

Como resultado de este trabajo de rincones, el ambiente que se crea es  creativo y enriquecedor, ya que  surgen continuamente reacciones y descubrimientos en las distintas áreas que son compartidos por los demás.

A continuación, vemos un vídeo donde cuatro dragones exponen sus respectivos trabajos de investigación sobre animales del fondo marino. No os lo perdáis.


EL VALOR DE LA MÚSICA EN PRIMARIA

Ana Ledesma, directora de Primaria y profesora y coordinadora de música, nos explica el sentido de la música en el Colegio Kolbe y su aplicación en Primaria.

El objetivo general del Centro respecto a la música es su práctica y experimentación como elemento didáctico fundamental. Queremos que el niño descubra la belleza de la música, porque corresponde a su naturaleza, y lo conseguimos a través del canto, el baile, la interpretación y la escucha.

La música y el baile trascienden el componente lúdico, encierran un aprendizaje que no es evidente a simple vista: hay muchas matemáticas, geometría, lengua, arte, historia, además de lo que supone formar parte de un grupo: tener en cuenta lo que hace cada uno, respeto por el compañero, saber escuchar y esperar.

Todo el trabajo que hacemos está basado en la certeza de que la música es un elemento educativo de primer orden. Nuestro objetivo es que los estudiantes desarrollen mucha sensibilidad musical, que disfruten con la música y darles las herramientas para que fuera del cole puedan seguir haciéndolo.

Los profesores que nos dedicamos a esto somos un grupo de apasionados por la música que trabajamos para conseguir que sea un verdadero factor diferencial del Colegio. Aparte de los del colegio, contamos con un grupo de profesores de la Escuela de Música con una formación extraordinaria fuera de España. Cabe destacar la labor de Pedro Álvarez, director y profesor de la Escuela y nuestro Director del coro, José María Álvarez, que ha llevado al coro del Colegio a ser uno de los más destacados de España y que transmite la belleza de la música con verdadera pasión. Contamos también con la colaboración de padres del colegio que son músicos y otros entusiastas que siempre apoyan las actividades musicales.

En Primaria, nuestro trabajo parte de una premisa práctica: la música hay que vivirla, experimentar con ella, manipular los instrumentos. Por este motivo, empezamos cada día escuchando música, que resuena por los pasillos y acompaña a los alumnos en la entrada, mientras se dirigen a sus clases. Lo hacemos para educar el oído en la belleza, y además conseguimos elevar su estado de ánimo. Cada año nos basamos en una temática concreta: compositores, instrumentos…este año nos hemos decantado por la temática “Bandas sonoras”. En el acceso principal del colegio colocamos un cartel que explica qué esta sonando y quién es el compositor, ofreciéndoles además algunos datos sobre su vida y obra en la web y en los perfiles del Colegio en redes sociales. Los alumnos prefieren las obras barrocas, clásicas y las españolas de Granados, Albéniz, Rodrigo. y, por supuesto, vibran especialmente ante la música actual de bandas sonoras, que conocen bien. Todas estas obras musicales las pueden encontrar en la web del colegio en “Empezamos el día con…”

A la hora de experimentar con la música, no partimos de la partitura sino de la improvisación. Damos al alumno las herramientas para que improvise y desarrolle su creatividad. Se pide a cada uno el máximo que pueda dar de acuerdo a su capacidad y entendiéndose siempre como parte de un grupo.

En lo referente a la escucha, que es un elemento fundamental, en mis clases intento que los alumnos entren en absoluto silencio, como si se tratase de un teatro. Se sientan y ven durante cinco o diez minutos el vídeo donde aparece la orquesta que está interpretando la música de la semana. Los alumnos que entran en clase más nerviosos se relajan.

En las clases de Música trabajamos el canto (al igual que en la asignatura de Drama & Songs), los instrumentos de percusión, la flauta, instrumentos de láminas (xilófonos, metalófonos, carrillones), cultura musical (audiciones de distintas épocas), danza, lenguaje musical y relajación.En inglés trabajamos la música con la asignatura de Drama and Songs, en la que los chicos aprenden musicales con un soporte de piano en vivo que les ayuda a vivirlo de forma distinta a un apoyo de CD o un vídeo de You Tube. La música vivida motiva a los alumnos de otra manera.

La enseñanza musical en Infantil, Primaria y Secundaria está coordinada con la Escuela de Música, y el fruto del trabajo realizado por los alumnos se da a conocer durante  varios momentos en el año: Santa Cecilia, patrona de la música (actividad interna), fiesta de Navidad, Open Day y Musicales de fin de curso.

Este año, para los alumnos de Primaria comenzaremos en noviembre con un ciclo de Conciertos Didácticos que tendrá lugar en el Centro Cultural La Despernada, para lo que contamos con el apoyo del del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada. Durante estos conciertos, los alumnos tienen la oportunidad de escuchar música interpretada por el maestro Cítera (pianista y pedagogo a nivel internacional) que nos ofrecerá un concierto didáctico de piano.

El coro es una realidad de la que nos sentimos orgullosos. Es una fuente de autoestima, de alegría, un elemento que educa como el que más. Un alumno que académicamente no es el más brillante, pero que reúne muchas aptitudes para la música o tiene una voz preciosa, se siente seguro y valioso participando del coro. Somos conocidos entre los colegios de Madrid por nuestro coro, y tenemos un palmarés brillante.El curso pasado (2016/17) se desarrolló un ciclo de conciertos a cargo del coro y de dos pianistas antiguos alumnos del colegio. Sirvió para acercar la música a familias del colegio y para becar a algunos niños de nuestra Escuela de Música o comprar instrumentos. Este año, todos los coros dirigidos por José María Álvarez (los del Colegio San Ignacio de Torrelodones, CEU, Kolbe y Diversity Youth Choir ) reunirán a doscientas personas en el escenario para interpretar el “Gloria” de Antonio Vivaldi. Tendrá lugar el próximo 16 de diciembre a las 19:00 h en el Polideportivo del Colegio. 


USO DEL IPAD EN EL LABORATORIO DE FÍSICA

Javier Spínola, profesor de Ciencias de E.S.O. y Bachillerato, nos describe un experimento relacionado con un contenido que incluimos en nuestro primer número de este blog, el uso práctico del iPad en el aula.

Los alumnos de primer curso de Bachillerato realizan a lo largo del curso una serie de prácticas que facilitan la comprensión de determinados conceptos de la asignatura de Física. Para estos tipos de ejercicio, el uso del iPad como herramienta de apoyo es interesante desde todos los puntos de vista, como veremos a continuación.

Como profesor, propongo la tarea a realizar a través de la plataforma Google Classroom, que los alumnos pueden encontrar en sus iPads, y que permite integrar a la tarea un documento con el guión y las instrucciones respecto al informe final que se espera recibir. Puedo incluir enlaces con referencias, archivos de apoyo u otros materiales de consulta, e incluso una rúbrica para que entiendan los criterios de evaluación y así puedan ajustarse a lo que se espera de ellos.

El experimento concreto que propongo en este caso tiene que ver con el análisis del movimiento uniformemente acelerado (m.r.u.a), un aspecto de la cinemática.

Instrucciones
Trabajando en equipos de 3/4 personas, deben diseñar un experimento que les permita estudiar el m.r.u.a. Se aconseja el uso del siguiente material.

  • una tabla de madera
  • una canica
  • el iPad
  • material auxiliar del laboratorio (dependiendo del montaje de cada grupo)

La primera fase del experimento es la llamada toma de datos: los alumnos diseñan el experimento (por ejemplo,  hacer rodar la canica sobre la tabla de madera colocada con cierta inclinación) y aplicar sus conocimientos teóricos para registrar la información que este sencillo hecho les aporta. Usarán el iPad como cámara de fotos, como cámara de vídeo en modo lento y como cronómetro de precisión.

La segunda fase implica distribuir la información que han registrado en la primera fase, en tablas u hojas de cálculo. El iPad les permite utilizar aplicaciones de cálculo como Numbers. Posteriormente, deberán realizar representaciones gráficas de los datos empleando aplicaciones dedicadas como Desmos, Geogebra o el propio Numbers.

La tercera fase consiste en la elaboración de un informe de laboratorio completo, a partir del conjunto de datos, tablas gráficas y análisis estadístico correspondiente.

A la hora de revisar el informe, la aplicación Classroom permite la comunicación bidireccional profesor – alumno. Como profesor, tengo en tiempo real una vista previa del estado de la tarea, es decir, cuántos alumnos han completado el trabajo, y cuántos quedan pendientes. Puedo corregir varias versiones de un trabajo, colocar avisos visibles para todos los alumnos o comentarios de la tarea concreta de cada alumno. Esto no implica que el alumno deba estar constantemente pendiente de la plataforma, ya que siempre vamos anunciando oralmente lo que van a ir encontrando en la plataforma.

En general, pienso que el uso del iPad y sus aplicaciones mejoran mucho la calidad del trabajo final que el alumno puede entregar y, lo que es más importante, plantea escenarios donde se dan constantemente pequeños retos de fácil resolución. El alumno madura haciendo frente a estos retos y está más preparado para el acceso a la Universidad que antes.

 

 


DOS ALUMNAS DE BACHILLERATO, FINALISTAS DE LAS BECAS EUROPA

Marcela Duque y Daniela Carrillo son alumnas de segundo curso de Bachillerato y finalistas del programa Becas Europa.

El programa Becas Europa es una iniciativa del Banco de Santander y la Universidad Francisco de Vitoria para potenciar el talento, premiar la excelencia y apoyar la creación de redes de liderazgo. Su objetivo principal es construir una red de universitarios líderes en Europa dispuestos a sacar lo mejor de la institución universitaria y reflejarlo en la sociedad.

Como candidatos, cada colegio presenta a un reducido número de alumnos que defienden su candidatura enviando un vídeo y cumplimentando un formulario a través de la web del programa. Los ganadores disfrutarán de un viaje cultural por Europa donde tienen ocasión de conocer las mejores universidades y participarán, a lo largo de su carrera, de actividades de carácter extracurricular que les educan en el liderazgo orientado al bien común.

Daniela Carrillo es alumna de Bachillerato de Ciencias. Deportista y creativa, practica la natación sincronizada desde los 7 años. Lo que más le interesa del programa de Becas Europa es el compromiso, con el que se siente cómoda y por el que apuesta a futuro, ya que sueña con estudiar la carrera de Medicina y convertirse en neurocirujana para aportar su granito de arena a esta sociedad.

Becas Europa tiene como objetivo potenciar el compromiso de los jóvenes universitarios con su propia formación y siento que este objetivo ha sido hecho para mí. Me comprometo conmigo misma y con el programa a poner todo de mi parte para alcanzar ese objetivo apasionado que me he marcado.

Para mí será un orgullo representar a mi Colegio allá donde quiera que esté. Me siento orgullosa de formar parte de esta gran familia que me ha visto crecer. Por otro lado, recibir la oportunidad de visitar la cuna del conocimiento, sería una gran recompensa a todas mis horas de estudio y esfuerzo, también me parece muy estimulante.

 

Mi objetivo es estudiar una dura carrera, Medicina y para alcanzar esa meta creo poseer los valores que debe tener un candidato a esta beca: capacidad de estudio, espíritu de superación, sacrificio y disciplina para estudiar. Algo que continuaré haciendo durante toda mi vida.

El personaje histórico que más le impresiona es Albert Einstein, que supo reconocer en su lecho de muerte que Dios es un misterio comprensible. “Esto me da la certeza de ser un instrumento de Dios”. El consejo más valioso que ha recibido procede de su madre: “lo que das recibes, lo que lanzas vuelve”.

A continuación publicamos el vídeo con el que Daniela se ha convertido en finalista de esta edición de las Becas Europa.

Marcela Duque estudia Bachillerato de Ciencias Sociales, es amante de la música y el teatro. Nos cuenta que su interés por este programa nace de la oportunidad de aprender y conocer más culturas, así como de implicarse mucho personalmente. Quiere estudiar un doble grado de Derecho y Relaciones Internacionales para, quizá, dedicarse a la diplomacia.

Me impactó haber sido seleccionada de entre mis compañeros y tenida en cuenta como una posible candidata. Pronto comprendí que mis profesores forman parte de nuestro círculo y que no solo ejercen una labor educativa, sino que nos guían en el camino hacia la madurez y la superación personal.

Me gustaría recibir esta beca porque soy una persona trabajadora, y porque comprometerme con nuevas experiencias y actividades me ayuda a disfrutar más del día a día, impulsándome a no caer en lo monótono de una rutina. Disfruto organizando y tomando las riendas en lo que pueda parecer una situación complicada. No me cuesta relacionarse con gente de distintos entornos y empatizar. Mi interés por esta beca nace principalmente de las diversas oportunidades que ésta ofrece, como el aprendizaje de cultura en general.

Voy a conocer gente con mis mismos intereses e inquietudes. Por otra parte, esta experiencia me va a ayudar a saber lo que realmente es el compromiso con la vida académica y la vida en general. Oportunidades así no se presentan a menudo, y menos a edades tempranas, por eso sé que esta oportunidad me hará madurar y crecer como persona.

Preguntada por un personaje histórico admirable destaca a Juana de Arco, ejemplo de lucha, esfuerzo y amor por algo. El consejo más valioso para ella procede de su padre: “el cambio que uno desea ver en el mundo empieza por uno mismo”.

A continuación, publicamos el vídeo con el que Marcela opta a la XIII edición de Becas Europa.

Otros alumnos que han participado del programa Becas Europa a lo largo de la historia del Colegio Kolbe son: Aída Fernández Salazar, Ana Llabrés, Alberto Lens, María de Haro o Eugenia Simarro.


MI PASO POR EL KOLBE | MARÍA SERRANO

María Serrano, redactora de la revista TELVA y antigua alumna del Colegio, nos habla de su paso por el Kolbe. 

Aunque suene a cliché, a la hora de preguntarme qué quería hacer con mi vida, a qué le quería dedicar mi tiempo y mis (pocos) talentos, siempre tuve clara una cosa: quería contribuir a hacer de este mundo algo mejor. No en el sentido vanidoso de querer dejar huella, sino en el de darme a los demás, de que todo lo que hiciera cobrara un sentido último en la relación con los que me rodeaban.

Cuando llegué al Colegio Kolbe, en 4º de la ESO, atravesábamos todos una edad difícil en la que parecía que cada decisión que tomáramos sería determinante en nuestro futuro. En parte lo fue, y en parte no:
Gracias a algunos de los profesores que encontré en el camino, pude entender que el primer paso para saber qué hacer era saber quién era. Y esta diferencia esencial, que el ser es más importante que el saber, la aprendí en la relación con unos profesionales (hoy, amigos) más interesados en mi desarrollo personal que en las notas que sacara (que, por otro lado, fueron siempre buenas gracias a ellos).
También me enseñaron que para juzgar las cosas y tomar decisiones hay que partir de la realidad, y en relación con el futuro profesional había dos realidades que yo no me podía saltar: lo que me gustaba (mis inclinaciones) y lo que se me daba bien (mis talentos). Siempre he sentido una curiosidad insaciable y un interés desbocado por el mundo, por la actualidad y por entender lo que sucede. A la vez, comunicar (especialmente a través de la escritura) era algo que yo veía -y que mis profesores destacaban- que hacía naturalmente bien, así que tomé una decisión: la de ser periodista.
Gané el Premio Extraordinario de Bachillerato y entré en la universidad con una beca que me permitió empezar a trabajar desde el primer año, buscando siempre la noticia para darle a la gente información veraz. Porque sólo conociendo la realidad se puede ser realmente libre. Después de trabajar tres años en La Razón trabajé un año en el departamento de Comunicación del Colegio Kolbe, para devolver a los alumnos algo de la belleza que yo había encontrado allí. En la actualidad escribo reportajes en la revista Telva, un trabajo que me lleva a conocer destinos y personas fascinantes, además de colaborar con otros medios. Y en mi vocación periodística de hoy veo claramente la huella del Kolbe, en especial a la hora de entender la apasionante aventura que es vivir.

EDITORIAL

Clara Fontana, nuestra Directora Académica comparte con los lectores este editorial.

Inauguramos nuestro nuevo Blog elQuincenal online con el dolor por el difícil momento que está viviendo nuestro país. Lo hacemos con una reflexión que pretende ser una ayuda para educar en el momento presente, mirando los desafíos que nos plantea el mundo en el que vivimos y en el que están creciendo nuestros niños y jóvenes.

Esta mañana, al llegar a clase de Historia, no podíamos no mirar junto a nuestros alumnos los acontecimientos que están ocupando la atención de todos desde el pasado fin de semana. Los chicos, quien más y quien menos, han vivido en sus casas la preocupación y han visto las noticias y las imágenes que ha dejado la jornada. ¡Qué responsabilidad! ¿Cuál es, pues, nuestra tarea como maestros?

Cualquiera que se haya asomado con un mínimo de curiosidad a la Historia sabe que construir la convivencia es mucho más difícil que destruirla. Y que la mejor forma de destruirla es reducir al otro. Y lo reduzco cuando dejo de mirarle como hombre y le cuelgo un cartel, da igual cuál sea. Ese cartel le convierte de inmediato en mi enemigo, lo deshumaniza, lo cosifica, y entonces “todo vale”, entonces dejo de verle. Hay un libro fantástico que explica mejor que nadie lo que quiero decir. Se trata de Vida y destino, de Vassilij Grossman. En él, hablando de los peores momentos de los gulags soviéticos y los campos de concentración nazis, donde al hombre se le redujo a “enemigo del pueblo” o “enemigo de la nación alemana”, o…, se dice: “La historia de los hombres no es el combate del bien que trata de vencer al mal. La historia del hombre es el combate del mal tratando de aplastar el minúsculo grano de humanidad. Pero si ni siquiera ahora lo humano ha sido muerto en el hombre, entonces quiere decir que el mal no vencerá jamás”.

En estos días es importante analizar la situación, tratar de ayudar a nuestros alumnos a mirar lo que pasa, porque el diálogo con la realidad, la tensión a la verdad, es clave para crecer como personas. Por eso es bueno que conozcan los fundamentos de nuestro Estado de Derecho, el valor de nuestra Constitución y el privilegio de vivir amparados por la legitimidad democrática. Y es igualmente necesario que nos preguntemos qué nos une a los otros, porque ese es el fundamento de la polis, la búsqueda del bien común. La Historia está llena de ejemplos de cómo una ideología puede alejarnos tanto de la realidad que nos llega a separar o enfrentar al hombre o la mujer que tenemos al lado. Por eso, es necesario no aplastar “el minúsculo grano de humanidad”; es bueno que lloremos ante la violencia; es bueno que nos comprometamos en el diálogo con el otro, que siempre conlleva desplazarnos de nuestras posiciones y escuchar las razones del otro; es bueno que nos comprometamos con la paz, que podamos mirar juntos si “el otro”, aunque piense diferente, es un bien para mí. Solo así saldrán del Kolbe hombres y mujeres para el mundo, capaces de construir, de comprometerse, de dialogar.

chico-joven-estudiando


ADAPTACIÓN EN PRIMERO DE INFANTIL

Mª Jesús Moñino nos cuenta cómo se trabaja con los ratones en los primeros días…

Los alumnos de primero de Infantil -ratones- se van incorporando de forma progresiva en grupitos de 4 ó 5 durante la primera semana de septiembre. Nos parece importante  favorecer que los primeros días los padres puedan entrar en la clase con los niños y conozcan su entorno. Todos nos sentimos más seguros y nos enfrentamos mejor a las nuevas situaciones de la mano de las personas que nos quieren.

Durante los primeros días de clase fomentamos también momentos en que los niños se reúnen con su profesora. Escuchamos un cuento, hacemos un truco de magia, cantamos una canción, jugamos con marionetas o simplemente, nos reímos juntos. Disfrutar en grupo es fundamental para que cada día estén más contentos en clase y al día siguiente quieran volver. Así, poco a poco, se establece un vínculo entre la tutora y los niños que le hace sentirse queridos: ese es nuestro principal objetivo. A partir de entonces comienzan a explorar el espacio y los materiales, a jugar y, en consecuencia, a descubrir y a aprender.

¿Cómo se trabaja con los ratones en los primeros días? Todos los aspectos se cuidan de manera muy especial: horarios, materiales, actividades propuestas y dedicación del personal de apoyo. Es un tiempo durante el cual se va haciendo familiar un nuevo entorno: espacio, lugar, personas… Todo está pensado para poder acoger mejor a cada niño, estableciendo pequeños hábitos y rutinas  en los que se sientan seguros y empiecen a conocerse  unos a otros.

Se necesita un tiempo para que nos adaptemos todos: padres, alumnos y profesores. Con el objeto de facilitar la adaptación de los niños al centro, nos reunimos con las familias en junio y en septiembre para abordar aspectos concretos que trabajar  juntos durante el llamado “periodo de adaptación”.  Nos acompañamos desde el inicio en la tarea de educar y al tiempo empezamos una relación con cada uno y su familia.

Comenzar de nuevo en Ratones, habiendo dejado al grupo anterior en primero de primaria,  es un reto que a veces da un poco de  vértigo. Sé por experiencia que merece la pena empezar porque cada inicio es una oportunidad para las nuevas relaciones que irán surgiendo con los niños, sus familias… | Ver vídeo del inicio de curso en KolbeTV

METODOLOGÍA EN INFANTIL | LEER MÁS


CARTAS A RAQUEL RULL

En línea con el editorial de este mes y teniendo aún en la mirada los atentados de Barcelona de finales de agosto y conmovidos muchos profesores con la carta que publicó El Mundo, escrita por una educadora social, Raquel Rull, que había trabajado con muchos de los autores de dichos atentados, les propusimos a los chicos de 3.º Y 4.º de ESO el trabajo de este texto, del que surgieron debates muy interesantes y que nos ponía delante que lo que sucede en las clases tiene que ver con la realidad que nos rodea y con nosotros mismos. Los chicos, como hombres y mujeres con un corazón despierto, que se cuestiona, que llora, que desea, contestaron a la carta de Raquel implicándose en primera persona de una forma preciosa y verdadera.

Recogemos a continuación algunos fragmentos de las cartas de nuestros alumnos a la educadora. Algunos incluso se han atrevido a dirigirse directamente a los terroristas que eran “chicos como todos”.

CARTA A LA EDUCADORA SOCIAL

“Tu carta me ha hecho ver el atentado con otros ojos, y gracias a ella he podido ver la otra cara del atentado. Me gustaría decirte “gracias” por el esfuerzo que es ser educadora social, dedicar tantas horas, días e incluso años… Es un esfuerzo que pocos harían”.

Daniel García Ndong

“Sinceramente pienso que es gente que lo estaba pasando mal por dentro, aunque hayan compartido momentos bonitos con usted, estaban vacíos por dentro… Alá les haría felices. Eso es lo que tus chicos buscaban…”

Kevin Amauri Peñafiel Alcívar

“Me he leído y releído la carta, y la verdad es que no sé cómo empezar, estoy tan confundida… No entiendo cómo unos chicos, unos pocos años mayores que yo, han causado este terror en España. Me pongo a pensar: ¿y si fuera mi mejor amiga? No sé lo que sentiría, seguro que mucha pena… Solo sé que de los errores se aprende, ellos no podrán arreglar este mal, pero nosotros sí…”

Andrea Sancho

 

“Me he tomado la libertad de tratar de responder a la carta que usted escribió. Y digo tratar porque no puedo llegar a entender cómo se siente usted… Primero me gustaría darle las gracias por escribir la carta, ya que ha hecho que me replantee, que pueda verlo desde otro punto de vista, aunque no llegue a entenderlo del todo. Gracias por “gritarlo a los cuatro vientos” y no guardárselo.  Ojalá los cuatro vientos estuviesen llenos de textos, puntos de vista, opiniones… tan sinceras como las suyas, que hacen ver la cara oculta, la versión que nadie quiere aceptar.

La respuesta a la pregunta que hace sobre “¿qué estamos haciendo mal?” usted misma la da y es no saber ponerse en la piel del otro (…) El motivo por el que veo que ha sucedido esta tragedia es que perdieron el interés por la vida. Igual que el chico que nunca faltaba al local cuando estaba la chica que le gustaba. Ellos, en cambio, no tenían nadie que les hiciera levantarse por la mañana, algo real en lo que pudieran creer.”

Alejandro Ramón Cabrera

“(…) Puede que eso sea lo que nos diferencia de todas esas personas que no distinguen el bien del mal, el hecho de tener a gente cercana a nosotros que nos perdone, nos respete, nos preste atención y que nos quiera tal y como somos. ¿A quién no le gusta que le quieran?”

Ángel Plaza Rosa

“Me enteré unos días más tarde del atentado, al leer el periódico. Recuerdo que me llamaron la atención estos jóvenes terroristas, ¿qué podría haber pasado para que unos chicos como yo pudiesen haber hecho tal cosa? ¿tendrían acaso remordimientos por ello? (…) creo que ellos fueron víctimas, víctimas del odio y la ignorancia, deseaban lo mismo que cualquier otro ser humano. Ellos buscaban respuestas…

También hay personas que lloran por estos chicos, que les querían…

Estos pensamientos no duraron en mi mente más de una semana, y como todas las cosas se quedaron en el pasado y perdieron su importancia. Tu carta me revive aquel momento y lo saca de mis recuerdos, haciéndome reflexionar todavía más. El saber que hay personas como tú, que cuando hablan transmiten amor y no odio, y que te hacen desear lo mejor para el prójimo, me asombra.

Es verdad que los atentados pertenecen al pasado, pero tu carta pertenece al presente, porque está relacionada con todos nosotros: “Estos chicos eran como todos”, ¿podría haber sido alguno de mi clase? ¿por qué razón se han dejado manipular? ¿acaso no sabían que estaba mal? ¿sería justo que se les perdonase y tratase como personas que son?”

Amanda García

atentados barcelonaCARTAS A LOS TERRORISTAS

“SAID, MOHA, MOUSSA, YOUSSEF, OMAR, YOUNES, HOUSSIN:

Solo puedo preguntaros ¿por qué? Aunque en realidad ni siquiera sé si vosotros mismos podéis responder.

Sois un poco mayores que yo, eso significa que más o menos, pensáis y hacéis lo mismo que yo. Sé que por estas edades se pasa mal. Ya sea porque nadie te entiende, no quieres hacer nada o que ni siquiera sabe quién eres. Y necesitas encontrarte a ti mismo de alguna manera porque estás perdido, sientes que no importas o que eres inútil.

Pero hay mil maneras de cambiar esos pensamientos… Sé que es muy fácil dejarse llevar o incluso escapar de ti mismo por la primera salida, pero el no esforzarse por buscar otra manera os ha costado la vida. Tuvisteis elección, pudisteis escoger entre le bien o el mal…”

Covadonga Galán

“Chicos de Ripoll:

No sabéis lo difícil que se me hace escribir una carta como esta, una carta que va dirigida a los que todos llaman monstruos. Me duele mucho oír esta palabra con la que todos os resumen. Yo sinceramente no podría hacer lo mismo, yo tan solo os puedo llamar humanos. Creo y confío en que lo que habéis hecho es por las dudas e inquietudes que todos tenemos, y a las que por desgracia solo habéis podido responder así. Ojalá esto hubiese sido como un examen, en el que si te equivocas de respuesta, no pasa nada, ya tendrás otra oportunidad para responder bien. Pero esto es la vida real. (…)

La pregunta más común y universal es la de la felicidad, la tengo constantemente en mi cabeza. Y vosotros, al igual que yo, también la tenéis siempre presente. E igual que yo, como personas religiosas, creo que la felicidad verdadera, la plenitud, se halla en el paraíso. La única diferencia que hay entre nosotros no es la edad ni el sexo, sino las respuestas que me han dado a estas preguntas, que despiertan mi corazón; esas dudas que me provocan inquietudes, esas dudas que nos hacen ser humanos. La primera pregunta que me hicieron al saber lo que había pasado fue: “¿tú los perdonarías?” Y sé que no soy yo quien debe responder a esto, y que parece muy fácil decirlo, pero, sin dudarlo, sí. Yo sí que os perdonaría. El perdón es una simple palabra, inmensa e infinita, y no hay nadie que no se la merezca. Pero yo no solo os perdono, sino que también os pido perdón, porque si habéis llegado hasta tal punto es porque habéis acumulado odio, rencor e ira hacia el resto del mundo, el resto de personas, que habéis acabado por ni siquiera considerarlos personas.

Escribiros y ponerme en frente de esta carta ha sido una de las cosas que más me ha costado hacer, porque me habéis hecho abrir mi corazón, sentir. Me habéis hecho ser sincera y decir realmente lo que pienso y sin duda ha merecido la pena.

Escribiendo esta carta me he dado cuenta de cosas que nunca antes me había parado a pensar. Jamás antes le había abierto mi corazón a un terrorista. Rezaré por vosotros.”

Lola Carrillo Moreno

 


USO DE IPADS EN EN EL KOLBE

Irene Llabrés, Directora de Secundaria y Bachillerato, nos habla sobre el iPad en el aula.

El Colegio Internacional Kolbe ha implantado el uso de iPads en el Kolbe como herramienta para alumnos y profesores, que lo utilizan tanto durante las clases como en casa.

El objetivo del colegio al implantar el uso de estos dispositivos es doble: por un lado, aprovechar al máximo el tiempo de trabajo en clase y, por otro, facilitar la relación de trabajo entre el profesor y el alumno, favoreciendo también el trabajo colaborativo entre el alumno y su grupo.

Con el objetivo de familiarizar al alumno con la tableta como herramienta, se imparte formación específica inicial sobre cómo organizar y denominar archivos, agenda, recordatorios y otras aplicaciones y funcionalidades que agilicen su trabajo en el colegio y también en casa. Se parte necesariamente de un uso responsable del dispositivo, para lo que se establece con cada alumno un compromiso previo de uso de acuerdo a unas directrices establecidas, que están al alcance de padres, docentes y alumnos.

El modo de utilizar el iPad en el aula parte de la metodología del Colegio,  que se basa en la enseñanza de tipo argumentativo, lo que significa que el docente despierta el interés por aprender en el alumno formulando al grupo una pregunta abierta cuya respuesta no es automática y debe discutirse en clase.

Formulada la pregunta, el alumno utiliza el iPad durante la clase para buscar y relacionar información, partiendo previamente de una base de conocimientos adquirida. Al no tener que esperar a llegar a casa para poder dar una respuesta, el tiempo de trabajo de todo el grupo se aprovecha notablemente.

La tableta sirve al alumno para obtener información,  pero necesita discriminar qué datos necesita y cuáles no, o qué datos son válidos y fiables de entre toda la información a su alcance.Esta es la verdadera competencia digital que los alumnos van a necesitar al salir del colegio, la que fortalece su pensamiento crítico. 

Durante la clase, la atención al profesor continúa siendo absolutamente prioritaria al uso de la herramienta. El alumno puede tomar notas en su tableta o en papel, pero se le proponen ejercicios en su tableta. El iPad le facilita, por ejemplo, corregir su ejercicio junto a todos sus compañeros en base a la respuesta de uno de ellos que todo el grupo puede ver. El profesor va proponiendo un razonamiento colaborativo y los alumnos funcionan como un equipo, proponiendo respuestas al tiempo que aprenden sobre su propio ejercicio y lo corrigen.

Cada docente puede asignar tareas para casa adjuntando material de apoyo en vídeo o pdf. Esta documentación complementa el material de estudio en los libros o los apuntes del alumno y, por otro lado, obliga a los estudiantes a trabajar desde distintos lugares y con distintas fuentes de información, lo que les enseña a compatibilizarlas progresivamente, lo que se revela como muy necesario para su formación.

Desde el punto de vista docente, el profesor puede recomendar el uso de aplicaciones específicas de apoyo a su asignatura. Asimismo, la herramienta le permite un seguimiento diario del grupo, obteniendo estadísticas que le permiten mejorar determinados aspectos o incidir en otros y obtener una visión detallada de sus clases.

La implantación digital no está exenta de dificultades. La más común es que existe el riesgo, para el alumno, de perder conciencia de la magnitud o globalidad de las tareas que se proponen, al no disponer físicamente de un volumen de papel, aunque se trata de un escollo que se resuelve a medida que los estudiantes se familiarizan con el empleo de la herramienta.

En  todo caso, en los años de experiencia en el colegio, la herramienta se revela como un medio con enormes posibilidades para docente y alumno, muchas de ellas a explorar aún. Por esta razón, además de su uso en las etapas de Secundaria y Bachillerato, desde el pasado curso ha comenzado a emplearse el iPad com herramienta de apoyo en Primaria y los tres primeros cursos de Secundaria (en años anteriores solamente los utilizaba 4º de ESO, además de la etapa de Bachillerato). En esos cursos los alumnos tienen a su disposición carritos cargados de iPads que se emplean puntualmente para actividades o proyectos en los que resulte necesario.


MI PASO POR EL KOLBE

¿Qué dicen nuestros antiguos alumnos? Ana Mula nos escribe desde Holanda.

Soy de las que cree que somos el producto de las decisiones tomadas en el pasado, y esas decisiones me han llevado a donde estoy hoy. Actualmente me encuentro trabajando en el departamento financiero de la sede europea de Nike, situada en Holanda. Llegué aquí un mes de agosto de 2016 y desde entonces aquí me encuentro. Permitidme rebobinar en el tiempo y os cuento un poco de mi.

Ana Mula_antigua alumna Kolbe

Recuerdo cuando mis padres decidieron cambiarme al Colegio Internacional Kolbe en cuarto de primaria; sentí una alegría inmensa, pues no solo me iba con mis amigos, sino que iba a estrenar un nuevo cole. Al principio no era consciente del por qué del cambio, pero conforme pasaba el tiempo me encontré muy agradecida de estar allí. Puedo decir que desde el primer día me sentí  acompañada ante cualquier dificultad, querida y valorada por cada uno de mis profesores.

Pensar en mis años en el Kolbe es caer en la cuenta de la suerte que tuve al poder establecer relaciones con los profesores más allá del contenido de los libros; de estar rodeada de gente apasionada por la enseñanza que me proponía mirar la realidad juntos, centrándose en mi persona más allá de mis límites. Gente que me animaba a entender dicha realidad como método para conocerme a mi misma.

Sin esta educación, no hubiese decidido ir a Estados Unidos a estudiar un año, ni me hubiese embarcado en la aventura de trabajar en el extranjero rodeada de suecos, polacos, italianos, americanos, franceses y croatas, por mencionar algunas nacionalidades. Sigo creciendo, tanto en lo personal como en lo profesional. Cuanto más conozco, mayor es mi deseo de seguir descubriendo y entendiendo. No sé cuáles serán mis caminos futuros pero tengo la certeza de que por ahora mi sitio esta aquí, en un país donde no hay sol ni jamón, pero que está lleno de vida.

Como decimos en Nike: “There is no finishing line!”

(más…)